Casas de estilo rural: ideas, imágenes y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  3. Ad
  4. Ad

Casas Rurales

Las llanura y montañas son lugares predilectos para tener un refugio donde poder escapar de la rutina y el ajetreo de la ciudad. Estas hermosas locaciones acogen numerosas viviendas destinadas a la relajación y el compartir familiar, siendo viviendas de uso vacacional para quienes tienen una como segundo o hogar o simplemente una casa rural para quienes viven permanentemente en ella.  

En el sentido más literal, una “casa rural” es una vivienda ubicada en una locación con poca densidad poblacional y un entorno lleno de naturaleza. En Venezuela, las casas rurales comparten ciertas características y muchas de ellas cuentan con varios años de vida gracias a que se heredan de generación en generación; mientras que otro porcentaje menor de éstas viviendas está conformado por casas diseñadas por expertos que buscan satisfacer las ansias de escapar de la rutina y de conectarse con la belleza del paisaje natural. Ambos tipos de vivienda cuentan con su encanto particular; y sea cual sea tu caso, podrás hacer de tu casa rural un lugar fabuloso y acogedor creando el diseño interior que más se adapte a tu vivienda en particular.

Características de una casa rural

Las viviendas rurales son diseñadas por arquitectos siempre buscando adaptarse a su entorno y las necesidades de cada familia, por lo que no existe un “molde” o patrón determinado para este tipo de casas, pero estas sí comparten una serie de características que te ayudarán a diseñar tu propia vivienda.

Están ubicadas en un entorno natural: Para que una casa sea catalogada como “Casa de campo”, debe estar ubicada en un entorno rural. Las zonas con pocas viviendas, áreas montañosas y llanuras son algunos ejemplos de entornos rurales.

Conexión con la naturaleza: Este es un punto clave para las viviendas campestres. Las casas de campo, sobre todo las modernas, se encuentran conectadas en casi todos sus espacios con su entorno, creando una fuerte conexión entre la naturaleza y el paisaje con el interior de la vivienda, reforzando el carácter campestre de la construcción. ¿Cómo lograr una conexión entre el entorno y la vivienda? Aprovecha las visuales que pueda tener la vivienda, es decir, diseña la casa orientando las ventanas más amplias hacia los paisajes más atractivos, asegurándote de que cada estancia cuente con una abertura hacia el exterior. Los patios y corredores externos son otro excelente ejemplo de cómo incorporar la naturaleza a la vivienda.

Amplios espacios: Las viviendas rurales suelen contar con amplios espacios para garantizar un funcionamiento óptimo de cada uno de sus ambientes. Sus amplias dimensiones permiten recibir amigos y familiares en las fechas festivas, albergando un número de habitaciones más elevado de lo común; y ni hablar de las áreas sociales. Tanto internas como externas, las áreas sociales de las casas de campo son las más utilizadas por sus usuarios. Amplias terrazas y jardines se convierten en patios de juego y los sitios predilectos para reunirse en familia a disfrutar de la naturaleza.

Materiales autóctonos: El calor de hogar de las casas de campo es algo inconfundible. Ya sean por sus espectaculares estructuras de madera, paredes de ladrillos o pisos de caico, las viviendas rurales tiene un aspecto peculiar que nos hace sentir como en casa. Utilizar materiales autóctonos de la zona donde se construirá la futura casa de campo asegurará que tu proyecto luzca verdaderamente nativo del lugar y con mucho calor de hogar. Realiza una investigación previa o date una vuelta por el poblado más cercano para conocer con exactitud cuales son los materiales que debes emplear en la construcción de tu casa campestre.

Funcionales: Cuando se está lejos de los poblados o la ciudad, una vivienda debe ser lo más práctica y funcional posible para efectos de mantenimiento y cuidado. Las casas de campo emplean materiales resistentes al uso constante y condiciones climáticas, evitando cualquier tipo de ornamento innecesario que no cumpla una función específica. Cada espacio cuenta con una función puntual y las formas de la vivienda suelen ser sencillas para facilitar su construcción

¿Cuáles son los estilos más populares para las casas rurales?

Existen diversos estilos para construir y diseñar la casa de tus sueños, aquí te mencionamos los más populares para que encuentres inspiración al momento de construir tu propia casa rural:

Moderno: Las viviendas modernas en general se conformar por líneas sencillas, volúmenes geométricos y materiales innovadores. En las casas rurales, se observan diseños con tejados de una sola agua con grandes inclinaciones, mucho uso de cristal en las fachadas y estructuras metálicas, combinando detalles con madera, piedra y otros revestimientos naturales para crear una sensación acogedora.

Rústico: El estilo rústico es sin duda alguna el favorito de muchos al momento de construir viviendas rurales por su aire relajado y encantador. El uso de materiales como la madera, el ladrillo y superficies ligeramente desgastadas conforman los espacios de las casas de estilo rústico. Su diseño interior suele ser muy hogareño, lleno de textiles gruesos, mobiliarios de madera y ornamentos típicos de la región donde se ubique la casa.

Colonial: Para los amantes de lo tradicional, las casas rurales de estilo colonial son atemporales y una joya que perdura en el tiempo. Los techos de tejas rojizas en combinación con barrotes de hierro forjado y pisos de terracota crean los diseños más pintorescos y autóctonos de nuestra región, recordándonos a la viviendas de los cascos históricos de las distintas localidades de nuestro país.