Cocinas estilo escandinavo: ideas, imágenes y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu cocina?
    ¿Necesitas ayuda con tu cocina?
  2. ¿Necesitas ayuda con tu cocina?
    ¿Necesitas ayuda con tu cocina?
  3. Ad
  4. Ad
  5. Ad
  6. Ad
  7. Ad

Cocinas de estilo escandinavo

Conseguir que una cocina luzca brillante, ordenada y con una sensación ligera es algo que todos deseamos para esta importante habitación de la casa. Un tipo de decoración que se adapta perfectamente a estas características es el estilo escandinavo, el cual poco a poco se ha ganado un lugar en muchísimas cocinas a nivel mundial gracias a sus versátiles opciones y espacios que lucen impecables y llenos de paz. Las cocinas escandinavas son fieles a los principios de diseño de este estilo, utilizando colores neutrales, muchísimo blanco y manteniendo una distribución totalmente funcional, descartando cualquier objeto innecesario que no aporte belleza y practicidad a la cocina.

Si estás en búsqueda de un nuevo estilo para tu cocina que ayude a ampliar visualmente tu espacio y lograr una estética minimalista sin caer en lo aburrido, el estilo escandinavo es exactamente lo que necesitas. Conoce todo lo que necesitas saber sobre esta tendencia para que te animes a renovar tu espacio o embarcarte en un nuevo proyecto de diseño.

¿Cómo diseñar una cocina de estilo escandinavo?

Aunque cada persona tenga gustos y estilos diferentes, el estilo escandinavo funciona de manera sencilla, combinando elementos básicos de su arquitectura para convertir cualquier espacio en un fiel reflejo de su estilo. Antes de comenzar a construir o comprar los muebles de la cocina, debes conocer los principios y características básicas que conforman las cocinas de estilo escandinavo:

Mucho uso del blanco: El color blanco es el ideal para hacer que cualquier espacio luzca fresco, amplio y vibrante en solo segundos, siendo el tono principal de cualquier paleta de diseño escandinavo. Utiliza este color para paredes, pisos e inclusive los muebles de la cocina. Si eres amante de las tendencias minimalistas o puristas, no tendrás miedo en revestir toda tu cocina utilizando este noble color.

Lámparas colgantes: Las luminarias protagonistas son el complemento perfecto para una cocina escandinava. Es necesario plantear un buen diseño, ubicación y distribución de los puntos de luz en una cocina para garantizar su óptimo funcionamiento y una buena visión en las áreas de trabajo, los expertos en iluminación te asesorarán y planificarán el diseño que más se adapte a tu espacio. Utiliza lámparas colgantes sobre mesones como el desayunador o en el área central de la cocina para decorar e iluminar el ambiente. Los modelos sencillos en tonos dorados y plateados lucen increíbles.

Madera para añadir calidez: Así como el color blanco es el tono predilecto dentro de una cocina de estilo escandinavo, la madera es el material más popular en el diseño de cualquier espacio de estilo nórdico. Su uso puede ser tan versátil como su variedad de colores, pudiendo utilizarse como revestimiento para pisos, topes de cocina, mesones y como parte del mobiliario. Es importante agregar elementos de madera a la cocina para dar un toque de calidez al espacio.

Evita los ornamentos innecesarios:  Las cocinas modernas carecen de ornamentos o detalles decorativos que no agreguen valor funcional a la cocina, siendo este un principio que comparten las cocinas de estilo escandinavo. Descarta los muebles con figuras talladas, texturas muy cargadas o exceso de piezas decorativas. Al final, mientras más acumules dentro de la cocina, más tendrás que limpiar al final del día.

Refleja tu personalidad a través de acentos de colores y texturas: El estilo escandinavo puede resultar aburrido para quienes no sepan cómo darle un toque vibrante al diseño. Tu personalidad y gustos particulares pueden reflejarse mediante pequeños acentos de color como por ejemplo: una que otra pieza de mobiliario en tono pastel, accesorios de cocina coloridos, manteles con patrones geométricos, etc. La idea es añadir formas y texturas diferentes en tonos contrastantes para no crear una composición monótona.

¿Cuáles son los revestimientos ideales para los topes de una cocina de estilo escandinavo?

Los topes y salpicaderos juegan un papel sumamente importante dentro de una cocina. Sus superficies deben ser resistentes al uso diario y a los fuertes productos de limpieza que se utilizan para eliminar el sucio y las bacterias. Contar con un revestimiento capaz de soportar el desgaste es fundamental, pero no podemos descuidar la belleza y estética de estas superficies ya que tienen un rol importante dentro del diseño de una cocina escandinava. Aquí te dejamos los revestimientos más populares, resistentes y hermosos para que decores y protejas tu cocina:

Mármoles: La belleza de esta piedra natural posiciona a este revestimiento como uno de los más buscados para decorar las superficies de trabajo de una cocina escandinava. Aunque existen muchas tonalidades, los modelos más utilizados en cocinas de estilo nórdico son el Blanco Carrara, Blanco Thasos y Blanco Macael. Estos tres colores presentan fondos blancos con vetas ligeramente grisáceas que en combinación materiales cálidos como la madera, crean un diseño atemporal y muy elegante.

Granitos: Otra piedra natural de gran belleza y motivos exóticos, variados y preciosos. El granito resulta mucho más resistente que el mármol, presentándose en una variedad de tonalidades y motivos un poco más recargada, por lo que la selección de su tipo debe centrarse en conseguir una pieza con pocas vetas y una superficie de tonalidad clara como el beige, blanco e inclusive gris. Los topes revestidos con granito son hermosos y duraderos, pudiendo utilizar este revestimiento para el salpicadero o combinarse con baldosas en tonos claros que complementen la piedra seleccionada.

Cuarzos: Este revestimiento sintético y novedoso es el compañero ideal para las cocinas de diseño escandinavo gracias a la pureza de sus colores. El cuarzo es un aglomerado que mezcla resina, mineral de cuarzo y otros compuestos para fabricar láminas en tonos que la naturaleza no puede ofrecer. Los blancos puros, grises con destellos y tonos arena son los favoritos al momento de revestir los topes y salpicaderos de una cocina escandinava.

¿Cómo debe ser el mobiliario de una cocina escandinava?

Respetando las tonalidades y el minimalismo típico de este estilo, los gabinetes, alacenas y puertas de una cocina escandinava son extremadamente sencillos, evitando en lo posible el uso de tiradores o manillas en su superficie. En caso de utilizar estos elementos, opta por piezas cromadas o doradas, existen agarraderas para puertas y alacenas que se empotran en su superficie para un acabado mucho más prolijo. Las superficies del mobiliario de la cocina pueden ser tanto mates como de alto brillo, optando por tonalidades claras como el blanco, beige o inclusive un laminado de madera en tono pálido.