Cocinas estilo rural: ideas, imágenes y decoración

  1. Ad
  2. ¿Necesitas ayuda con tu cocina?
    ¿Necesitas ayuda con tu cocina?
  3. ¿Necesitas ayuda con tu cocina?
    ¿Necesitas ayuda con tu cocina?
  4. Ad
  5. Ad
  6. Ad
  7. Ad
  8. Ad

Cocinas de estilo campestre

El estilo campestre o rural se asocia con un tipo de decoración único que transmite calor de hogar y una sensación acogedora irremplazable. En el caso de las cocinas, este estilo se enfoca en utilizar materiales naturales y elementos artesanales para lograr ambientes cálidos donde los invitados y habitantes de la casa se sientan bienvenidos y a gusto compartiendo en este importante espacio. Pensar en cocinas de estilo rural es sinónimo de piezas de mobiliario talladas en madera, superficies rústicas, elementos de porcelana y piezas vintage que otorgan un carácter único y encantador.

Consejos para diseñar una cocina de estilo campestre

Las cocinas de estilo campestre generalmente cuentan con amplias dimensiones para desarrollar y distribuir las diferentes actividades que en ella suceden. Desde mesones de trabajo, hasta islas con todo tipo de funciones incluidas, el diseño de una cocina de estilo rural debe realizarse con mucho fundamento para garantizar el óptimo funcionamiento de cada una de sus áreas, incluyendo todos los elementos necesarios para cubrir los requisitos de cada dueño en específico.

Organiza las funciones de la cocina: Primero y principal, debes establecer qué actividades y necesidades necesita cubrir el diseño de la cocina en cuestión. ¿Se organizarán reuniones familiares de cocina? ¿Necesita incluir un mesón desayunador? ¿Existe espacio para ubicar una isla? Haz una lista de todo lo que necesitas realizar en el área de la cocina para luego comenzar a ubicar cada actividad en un sector específico del espacio disponible, teniendo siempre en mente los principios del triángulo de trabajo de una cocina.

Incluye espacios de almacenamiento: Algo que nunca faltará en una cocina son gabinetes, alacenas, repisas y demás. Es de suma importancia que incluyas el espacio mínimo suficiente para almacenar ollas, juegos de vajilla, cubiertos, especias, comestibles de uso diario, etc. Analiza el espacio disponible y ubica muebles adosados a la pared o bajo los topes de la cocina. En caso de que cuentes con una isla, puedes incluir un mueble colgado al techo para acompañar este elemento central.

Aprovecha la iluminación natural: La luz natural es un elemento que aunque lo creas o no, tiene un impacto tremendo en el diseño y sensación que transmite cualquier espacio. Las cocinas son ambientes que necesitan de muchísimas luz para trabajar eficientemente. Aquí, se manipulan alimentos que deben lavarse y cortarse cuidadosamente, trabajos que no pueden realizarse sin la iluminación adecuada. Observa la ubicación de las ventanas y evita colocar muebles pesados y aéreos a su alrededor para evitar reducir la cantidad de luz natural que entra por la abertura en cuestión.

Utiliza madera: Este maravilloso y versátil revestimiento necesita ocupar un lugar dentro de las cocinas de estilo rural, siendo un elemento clásico que caracteriza a éste acogedor estilo de diseño. Con la madera, puedes crear todo tipo de mobiliario, desde sillas, butacas, puertas de gabinetes y hasta fabricar topes de cocina con madera maciza para un acabado cálido, acogedor y muy vanguardista.

Si prefieres que un experto te asesora, busca ayuda profesional: Diseñar una cocina no es trabajo fácil; y nunca está demás que una mano experta te oriente en todo el proceso de distribución, selección de materiales, acabados y demás. Los diseñadores de cocinas son especialistas en transformar las necesidades de un cliente en propuestas de diseño tangible que cumplan con todos los requisitos funcionales y estéticos que la persona desee.

¿Cuál es el tope ideal para una cocina de estilo campestre?

El estilo que utilices para combinar con tu cocina campestre será el que dicte el tipo de materiales y revestimientos a utilizar. Si optas por una cocina rural tradicional, el granito natural de vetas pronunciadas será el toque perfecto para revestir y proteger tanto el tope como el salpicadero de la cocina, siendo un material extremadamente resistente al calor y el uso diario, perfectos para cocinas de alto tráfico. Las cerámicas y mosaicos de colores son una opción sumamente económica y encantadora para decorar las superficies de trabajo, pudiendo combinar distintos colores y texturas para lograr un diseño único y con encanto artesanal.

Si en cambio prefieres una cocina rural con un toque moderno, las láminas de aglomerado de cuarzo son perfectas para revestir los topes de la cocina, dándoles un acabado moderno en el color y textura que desees. El cuarzo se caracteriza por ser altamente resistente a los golpes y rayones, además de que la amplia gama de modelos ofrece texturas brillantes, mates, con chispas, piedras incrustadas, etc.

¿Cuáles materiales son los más accesibles para construir una cocina rural?

Una cocina de estilo rural construirse sin gastar una fortuna, sobre todo si tu diseño se orienta hacia tendencias rústicas o estilo shabby-chic. Para los topes, la opción más económica son los porcelanatos o cerámicas, pudiendo utilizar estas baldosas tanto en las superficies de trabajo y en el área del salpicadero como mencionamos anteriormente. Estos revestimientos también puedes incluirlos como revestimiento de piso gracias a su alta resistencia y gran variedad de modelos; siendo el caico otra opción económica y resistente para decorar y proteger el piso de una cocina campestre.

Las paredes pueden decorarse de manera sencilla con adornos realizados en madera o en hierro forjado. Con un poco de creatividad, puedes ingeniártelas para utilizar las ollas e implementos de cocina como objetos decorativos guiándolos a la pared. Y si tu vajilla es colorida, ubícalas en repisas o gabinetes traslúcidos para lucir su colorido. En los diseños más minimalistas, bastará con sólo exponer el revestimiento de pared para que su superficie añada textura y calidez. Los ladrillos son perfectos para cubrir secciones o paredes completas, y en combinación con el estuco rústico, puedes realizar composiciones “desgastadas” donde el ladrillo luzca como un elemento expuesto.