Escaleras: ideas, imágenes e inspiración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. Ad
  3. Ad
  4. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  5. Ad
  6. Ad
  7. Ad
  8. Ad

Escaleras

Si hablamos de elementos indispensables en la arquitectura y el diseño interior, no podemos olvidar las escaleras. Ésta simbólica estructura cumple la función de comunicar espacios de manera vertical, siendo además un punto referencial en cualquier construcción a nivel visual y funcional. Su origen data desde hace cientos y miles de años, utilizándose en construcciones emblemáticas como El Partenón, Machu Picchu, etc. Hoy en día, las escaleras son indispensables para casi todo tipo de viviendas y construcciones comunes, utilizándose en pequeños espacios como el hall de entrada o como elementos de circulación vertical en edificaciones de dos o más niveles. 

La fusión entre los avances constructivos y el arte ha hecho de estas piezas elementos que no solo comunican espacios, sino también embellecen el ambiente con extravagantes y modernos diseños para todos los gustos. Con materiales modernos y colores llamativos puedes hacer que cualquier escalera se convierta en el punto focal de una fachada o el interior de tu casa; para que te des una idea, te mencionamos los tipos de escaleras más populares a continuación: 

¿Cuáles son los tipos de escalera más populares?

Dependiendo del uso y el tamaño de los espacios que desees conectar, existen muchísimos diseños que pueden realizarse a la medida para adaptarse a tus necesidades. A continuación te mencionaremos los más populares tanto por su funcionalidad como su belleza:

Escalera de tijera (O ida y vuelta): Este diseño tiene su nombre debido a la manera en que se conectan los tramos para conectar dos niveles distintos. Los escalones se dividen en dos tramos, uno que va y otro que viene; conectándose a través de un descanso común. Las escaleras con éste diseño son perfectas para realizar propuestas modernas con peldaños flotantes, utilizar un muro de piedra para su estructura e incorporar luces a cada escalón para un efecto más dramático.

Escalera en “L” y en “U”: Tal cual su nombre lo indica, éstos núcleos de circulación vertical se distribuyen según las letras en cuestión, contando con 2 tramos si se habla de una escalera en “L” y con 3 si hablamos de una escalera en “U”. Este tipo de diseños generalmente se implantan adosado a una esquina para aprovechar la estructura de los muros circundantes. Son una opción genial para ahorrar espacio y lograr una distribución alargada en planta, pudiendo decorar el vacío central o “espacio muerto” con jardines secos o internos.

De Caracol: Su nombre se inspira en la vista aérea del caparazón del Caracol, siendo escaleras de líneas orgánicas cuyo radio puede adaptarse al uso y disponibilidad de espacio donde se implantará este elemento. Las escaleras de caracol cuentan con un eje central de donde nacen los escalones ordenándose de manera concéntrica. Vistas desde arriba lucen como un círculo o elipse dependiendo del diseño, siendo muy populares y cotizadas para construirse en espacios pequeños como por ejemplo: el acceso a un ático, mezzanina o segundo nivel de locales comerciales cortos de espacio. 

¿Cómo puedo calcular una escalera? 

Primero y principal, se necesita tener una idea de cuantos escalones llevará la escalera; y esto se logra teniendo a la mano la medida en metros o centímetros del entrepiso que deseamos conectar. Con éste dato en mano, se procede a realizar la división de la altura (h) entre la altura de las contrahuellas (Mínimo 15 y máximo 20 cm). A continuación un ejemplo: Altura de entrepiso (cm)/altura de contrahuella(cm) = número de escalones (Se debe redondear al número superior entero). Ejemplo: 300/18 = 16.6 = 17 escalones. 

Ya con el número de escalones a la mano, el siguiente paso es determinar qué tipo y diseño de escalera se adapta al espacio que dispones en planta, analizando cómo quieres dirigir la circulación y el tipo de estética para la escalera. Una vez distribuidos los peldaños, asegúrate de incorporar descansos y establecer el ancho mínimo de la escalera para garantizar una circulación cómoda y fluida.

¿Qué debo tener en cuenta antes de diseñar y construir una escalera? 

Si estás pensando en construir o calcular una escalera por tus propios medios o un profesional te ayudará a realizar el trabajo, nunca está demás que tengas en cuenta los siguientes aspectos para asegurarte que el trabajo que se está llevando a cabo cumple con las normativas mínimas. Échale un vistazo a estos tips:

- El pasamos de la escalera debe ubicarse a una altura de mínimo 80 cm con respecto al escalón. 

- Para circular cómodamente, el ancho mínimo de una escalera debe ser de 65 cm. Si la escalera cuenta con un tráfico más elevado, utiliza 120 cm de anchura para que puedan circular dos personas cómodamente y al mismo tiempo.

- La altura predilecta entre un escalón y el techo o cubierta sobre él debe ser de mínimo 2.15 metros para evitar golpes o tropiezos. La altura de 2.40 resulta mucho más cómoda si está dentro de las posibilidades espaciales de tu diseño. 

- Un tramo de escalera no debe contener más de 15 peldaños continuos para evitar que los usuarios se fatiguen, lo ideal es colocar el descanso cada 10 escalones y así ofrecer un respiro o “descanso” al usuario. 

- Si estás pensando en construir una escalera de caracol, su diámetro mínimo (la medida de extremo a extremo del círculo o elipse que forma) no debe ser menor a 150 cm.

- Por último, asegúrate que las huellas (el área que pisa el pie) tenga un ancho de por lo menos 28 cm, mientras que las contrahuellas (altura entre cada escalón) se ubique entre 15 y 20 cm para subir y bajar cómodamente.