Garajes abiertos: Ideas, diseños y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. Ad
  3. Ad
  4. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  5. Ad
  6. Ad
  7. Ad
  8. Ad
  9. Ad
  10. Ad
  11. Ad

Garajes abiertos

Los garajes abiertos son estructuras techadas con un diseño semi abierto cuyo propósito principal es el de almacenar uno o más automóviles, y que por lo general se encuentran adjunto a una construcción o vivienda y que siempre tendrá una o más caras libre donde puede circular libremente el aire.

Los garajes abiertos son elementos muy característicos de las casas que forman parte de urbanismos privados. Para muchos, su existencia es vital para resguardar y mantener bajo un buen cuidado el automóvil de la familia, mientras que otros lo emplean como un área adicional de la propiedad para almacenar diversidad de artículos. Pero también es importante comprender que no todas las propiedades poseen este tipo de construcciones adicionales.

Fachadas con garaje abierto

Las fachadas de una vivienda forman parte de la presentación estética de una propiedad, que no cuenta solo con un único elemento visual, sino más bien es la combinación armónica de varios puntos que con su funcionalidad y estética logran crear una fachada original.

Entre estos elementos se encuentra el área del garaje abierto, que a pesar de tener una función concreta de resguardar los automóviles, deben estar presentes de manera acorde con el diseño y el estilo con el que se ha elaborado la construcción de una casa. Ya sea moderno, contemporáneo o ecléctico, un garaje abierto debe encontrar un punto de apoyo que permita una armonía con el espacio en su totalidad.

Debido a sus características de diseño semi abierto, el uso de garajes abiertos son normalmente empleados con construcciones de estilo moderno, debido a que ofrece un toque especial y elegante al resto de la fachada en sí misma. Es así como las construcciones modernas, gracias a sus variables diseños y usos, puede ofrecer a los usuarios una cantidad considerablemente impresionante de posibilidad donde se pueda incluir el área más complicada y convertir cualquier garaje abierto en un espacio donde se facilite el acceso de la casa hacia otras áreas de la propiedad. Sin olvidar que al momento de construir un garaje abierto, debe ser considerado también el uso de un sistema de iluminación eficiente que beneficie su estética durante las noches y que se mantenga acorde al resto de la fachada.

¿Por qué construir un garaje abierto en tu hogar?

Dependiendo de los factores climáticos de las regiones en que las personas se encuentren habitando, la necesidad de resguardar de manera eficiente un automóvil siempre se mantendrá latente, debido a que es deber de las personas proteger su inversión y procurar darle el mayor tiempo de vida y durabilidad posible, es por eso que contar con un garaje abierto no solo es una excelente opción, sino que a su vez es una elección mucho más económica en comparación a la construcción de un garaje en su complejidad.

La seguridad del automóvil no lo es todo. Ya sea para aprovechar espacios o por gusto de un estilo en particular, diversas casas y edificaciones optan por desarrollar amplios garajes abiertos donde puedan no solo ofrecer un espacio amplio para estacionar uno o varios autos, sino que también se proceda aprovechar tales espacios para eventos sociales o familiares.

¿Cómo construir un garaje abierto en tu hogar? 

Por lo general, construir un garaje abierto es teóricamente un proceso simple, el cual se puede orientar en los siguientes pasos:

1. Marcar el espacio: Se deberá medir el espacio del frente de tu propiedad y que tenga una medida mínima de 16 pies de largo por 10 pies de ancho, ya que estas medidas permitirán resguardar un auto de tamaño estándar.

2. Instalación de los postes: Dependiendo del estilo y el diseño que desees para tu garaje, será el uso del material a emplear para su construcción. Pero si nos enfocamos en un diseño práctico y popular, entonces optar uno con columnas cuadradas de madera puede ser una buena alternativa. 

3. Puntos de apoyo: Una vez se haya definido el espacio de trabajo y determinado los puntos donde se colocarán las columnas que soportan el techo de tu garaje, se procederá a cavar agujeros cuadrados de 30 centímetros de ancho y 60 centímetros de profundidad. 

4. Vierte 6 pulgadas de concreto en cada hoyo y deja que se endurezca.

5. Coloca un poste de 4 por 4 en cada uno de los hoyos y utiliza un nivel para asegurarte que cada poste mantiene su rectitud. 

6. Procede a llenar cada agujero con más concreto hasta llegar a 2 pulgadas por debajo del nivel del suelo y sostén el poste de madera hasta que el concreto se haya endurecido. 

7. Este procedimiento se repetirá en cada uno de los postes. 

8. Completa los agujeros con tierra. 

Después de esto, se procederá a la instalación del techo, por lo cual se necesitará definir qué tipo de material, ya sea madera, metal e incluso concreto se deberá utilizar, como también realizar un trabajo de impermeabilización para evitar goteras o estancamientos de agua en la parte superior y que luego puedan deteriorar tu techo. Este simple refugio para automóviles, ofrece protección a la exposición sin la necesidad de solicitar permisos de construcción, pero siempre será importante contar con la experiencia de profesionales constructores que aseguren la estabilidad de la estructura.