Jardines estilo tropical: Ideas, imágenes y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu jardín?
    ¿Necesitas ayuda con tu jardín?
  2. ¿Necesitas ayuda con tu jardín?
    ¿Necesitas ayuda con tu jardín?
  3. Ad
  4. Ad

Jardines tropicales

Los jardines de estilo tropical se han ganado un puesto entre los más populares y deseados al momento de diseñar el área verde o patio de la casa. Su belleza reside en la gran cantidad de especies exóticas que cuentan con colores llamativos y abundante follaje, reflejando la vegetación típica de las zonas ecuatoriales. El estilo selvático de estos jardines pueden variar y configurarse según el espacio que dispongas y la zona en donde se ubique tu vivienda, pudiendo mezclar plantas diferentes y de la región en particular para hacer del jardín un pequeño oasis con vegetación autóctona de la zona.

Aunque su estilo denote un carácter tropical, este tipo de jardines frondosos y donde abundan las plantas de hojas grandes no existen únicamente en las zonas del trópico.  Muchos arquitectos paisajistas se las han ingeniado para trasladar la belleza de este estilo a zonas mediterránea y más hacia el norte utilizando diseños sistemáticos y con tecnologías avanzadas para recrear la biodiversidad de un jardín tropical en regiones adversas. 

Consejos para crear un jardín tropical 

Los jardines tropicales son una de los estilos más difíciles de lograr debido a su complejidad y demandas de agua y luz natural, sobre todo si se implantan en zonas donde el clima no suele ser el ideal para proyectar este hermoso tipo de paisajismo. Nunca está de más investigar un poco sobre el tema y seguir los consejos básicos para diseñar un jardín tropical perfecto. 

Consigue ayuda profesional: La asesoría de un paisajista es fundamental para tener una visión clara de que tipo de plantas, ubicación y condiciones se necesitan para crear un jardín tropical perfecto. Busca inspiración y contacta a un arquitecto paisajista para que te ayude a proyectar el jardín tropical de tus sueños basándose en tu presupuesto, espacio disponible y el clima específico de tu región.

Asegúrate de que el suelo tenga la humedad correcta: Como en todo jardín, el sistema de riego debe diseñarse y adaptarse a las especies que conforman el paisajismo. En el caso de las plantas tropicales, se debe tener mucho cuidado al momento de planificar el sistema de riego y la cantidad de agua a utilizar ya que este tipo de plantas necesita un suelo húmedo para crecer frondosamente, evitando saturar la tierra de agua para no ahogar las raíces y deteriorar la vegetación.

Incorpora elementos de agua: Asociamos el clima tropical con elementos como estanques, pozos y cascadas de agua que sin duda alguna añaden muchísimo encantando a cualquier jardín. Este tipo de estructuras ayudarán no solo a embellecer tu jardín, también podrás utilizar su superficie para colocar plantas acuáticas y al mismo tiempo mantener una clima húmedo y perfecto que ayude al crecimiento de tus plantas y a refrescar tu jardín. 

Combina plantas de distintas alturas, colores y tamaños: La belleza del clima tropical radica en su biodiversidad y contraste entre plantas de todos los colores, tamaños y formas, así que para recrear un pequeñito pedazo de este paisaje selvático en casa, es importante que cuentes con plantas distintas para jugar con sus colores, texturas y alturas. La ubicación y distribución de estas plantas dependerá de sus características específicas, asegurándote de que no se tapen entre si y que todas puedan disfrutar de los rayos solares. Para esto, ubica las plantas más altas en el perímetro del jardín, intercalando entre ellas arbustos más pequeños y reservando las plantas floreadas para las secciones con mayor visibilidad, destacando su hermosos colorido.

Utiliza líneas curvas y orgánicas: En el trópico, las líneas sinuosas y orgánicas abundan por doquier, siendo sinónimo de la belleza tropical y su naturaleza, por lo que implementar las curvas, círculos y líneas que rompan con la rectitud ayudarán a que tu diseño luzca mucho más tropical y relajado. Reserva los diseños rectos y geométricos para los jardines minimalistas; los jardines tropical son caracterizados por sus caminerías de piedra orgánica y los bordes curvos. 

Protege a tu jardín de los vientos fuertes: Crear las condiciones perfectas para que el microclima de un jardín se mantenga estable y apto para el crecimiento de las hermosas plantas tropicales no solo depende de la humedad de suelo y la luz solar que éstas reciban. Si es muy fuerte, la incidencia de los vientos puede hacer que el agua del suelo se evapore, desmejorando las cualidades de tu jardín y por ende, haciendo que las plantas no se desarrollen de la manera más adecuada. Para evitar esta evaporación, puedes construir cerramientos que protejan al paisajismo de fuertes vientos; la manera más creativa es utilizar elementos como el bambú para crear paredes vegetales que protejan y al mismo tiempo refuercen el estilo tropical de tu jardín. Los jardines verticales también son una opción maravillosa para delimitar el jardín y agregar un toque de verdor y frescura al diseño.

¿Qué plantas debo usar en un jardín tropical? 

El jardín tropical perfecto cuenta con plantas poco comunes de formas, colores y tamaños diversos y con mucho colorido. Plantas esbeltas como las palmeras pueden combinarse con especies como el bambú, las bromelias, orquídeas, aves del paraíso, helicóneas, helechos, etc.

¿Qué otros elementos puedo incorporar a un jardín tropical? 

Ya con la vegetación seleccionada e implantada en tu jardín, es momento de añadir acentos decorativos y funcionales para hacer de tu paisajismo una verdadera obra maestra. Para los jardines tropicales, elementos como antorchas tikis, hamacas, piedras decorativas al estilo zen, caminerías, entre otros, ayudarán a reforzar el tema tropical del diseño. En el caso del mobiliario, opta por piezas hechas en madera reciclada o bambú, utilizando textiles en tonos cálidos como el beige, marrón o terracota para los cojines. No olvides colocar luminarias de estilo artesanal, pudiendo ubicarse colgadas de una espectacular pérgola de madera,  puestas sobre el piso o embutidas en las paredes perimetrales del jardín.