Jardines zen: Ideas, imágenes y decoración

  1. Ad
  2. Ad
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. Ad
  5. Ad
  6. Ad
  7. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  8. Ad
  9. Ad
  10. Ad
  11. Ad

Jardines Zen: equilibrio, naturaleza y estilo

¿Eres amante del Feng Shui? Entonces de seguro has pensado en colocar un buen jardín Zen en tu hogar, local comercial u oficina. Para quienes no dominan el tema, se dice que este antiguo arte chino es capaz de traer armonía a tus espacios, manteniéndolos como lugares prósperos y pacíficos. El jardín Zen es un antiquísimo accesorio que se utiliza para crear momentos de relajación, estimular la meditación y despejar la mente.

Su popularidad se disparó en el nuevo milenio cuando las tendencias en diseño interior toman un giro más minimalista y se empieza a utilizar el Feng Shui bastante en serio, quizás buscando olvidar un poco el ajetreado día a día de una sociedad en vísperas de la extrema hipercomunicación. ¿Qué debes saber antes de instalar un jardín Zen? ¿Cuáles son tus opciones? Nos gustaría resolver tus dudas en las siguientes líneas.

Cómo crear tu jardín Zen

La creación de un jardín Zen no es para nada complicada: puedes encontrar los materiales en cualquier proveedor, su construcción es muy sencilla y tienes la libertad de escoger el tamaño idóneo para tu espacio, ¡cualquiera funcionará! En realidad el verdadero reto aquí es seguir los lineamientos del Feng Shui, que son los que te permitirán lograr el mejor efecto y hacer fluir las energías en la habitación de manera favorable.

En pocas palabras, un jardín Zen mal ubicado o adquirido sin conocimiento previo de sus funciones no es más que un simple juguete de lujo sin mayor trascendencia en la propiedad. Primeramente, para sacarle más provecho es necesario tener el mapa de energías o bagua de la propiedad, considerando que el bagua del jardín en realidad será una extensión del mismo.

No olvides que según el Feng Shui deberás considerar los 5 elementos antes de escoger locación, color, materiales y formas:

- Madera: colores marrón y verde, formas rectangulares, materiales orgánicos.

- Fuego: colores vibrantes como el amarillo, rojo, anaranjado, morado o rosa, formas triangulares, material de iluminación.

- Tierra: colores amarillo claro, beige, arena, formas cuadradas material proveniente del suelo como rocas, arena o tierra.

- Metal: colores blanco y gris, formas redondas, material metálico.

- Agua: colores azul y negro, formas onduladas, material líquido.

El factor más representativo de cada elemento es el color, seguido por las formas y por último, el material. Todo es cuestión de lograr un equilibrio e ir acorde con el bagua de tu espacio.

Materiales ideales para un jardín Zen

A pesar del increíble acabado de lujo que pueden lograr aportar este tipo de jardines a la decoración de cualquier espacio, la verdad es que los materiales necesarios para construirlos no son nada del otro mundo. Sin embargo, el Feng Shui nos dice que cada elemento es representativo de cierto tipo de energías, por eso a la hora de escoger los accesorios de tu jardín Zen te recomendamos considerar unos cuantos objetos:

- Una escultura de metal de una tortuga es de gran protección para el Norte de tu bagua.

- Las campanas u ornamentos de viento pueden otorgar un efecto aún más relajante al jardín.

- Las fibras naturales como el rattan, el cáñamo o el bambú son capaces de apaciguar el flujo de Chi.

- El vidrio, por el contrario, acelera el flujo de la energía o Chi.

- La madera tiene efectos neutros en el Chi, por lo que crean una atmósfera de calma.

- El metal es un buen remedio para revitalizar áreas estancadas.

- La tela es ideal para crear atmósferas relajantes, sin embargo, es importante no exceder su uso pues podrían causar un efecto más bien sofocante al enlentecer el flujo del Chi. En todo caso, las telas de fibra natural como el algodón, la lana o la seda son preferibles, mientras que las de fibra sintética pueden tener efectos negativos.

- Dependiendo de su acabado, la cerámica puede tener efectos varios: si es brillante acelera el Chi, y si es mate lo ralentiza.

- Las piedras lisas y pulidas estimulan y aceleran el Chi. Las más rústicas lo esparcen.

- El plástico y los materiales sintéticos bloquean el Chi, creando un efecto bastante negativo.

- Los espejos, las baldosas, los ladrillos y las alfombras de fibra natural, por el contrario, proveen muy buena energía a cualquier espacio.

¿Qué plantas colocar en un jardín Zen?

Las plantas son un elemento muy importante en todo lugar, pues proveen ese toque de naturaleza que según el Feng Shui atrae los beneficios de la madera y de la tierra en las energías que las rodean. Estos son algunos de los mejores ejemplares:

Bambú: completa el estilo asiático y trae consigo la  presencia del elemento agua.

Peonías: idóneas para jardines de piedras, su color vibrante representa al elemento fuego.

Arce: provee sombra, aire fresco y la melodía de sus ramas al viento.

Ciruelo: delicioso aroma y energía neutra.

Orquídeas: su cultivo no es fácil pero el resultado final vale la pena.

Existen infinidad de plantas florales y helechos que puedes utilizar en tu jardín. La idea es escoger opciones que puedan aportar tanto en la estética como en la ambientación, por ejemplo, que despida un delicioso aroma.

Mantenimiento de los jardines Zen

La verdad es que se hace bastante difícil arruinar un espacio de relajación como este, pero sí es bastante posible. Estas son las medidas que debes tomar para evitarlo:

1. Protege el jardín de las mascotas.

2. La maleza puede arruinar tu jardín Zen, por eso deberás colocar una malla anti-maleza en el fondo y cubrirlo con gravilla o arena. Si esto te suena muy complicado, recuerda que siempre puedes pedir ayuda de un jardinero.

3. Mantén la zona limpia y ordenada.

4. Lleva una rutina constante de riego si tienes plantas.

5. Fertiliza la tierra regularmente.

Jardines Zen de interiores

Este tipo de jardines dispuestos en espacios interiores son una genial alternativa para ayudar a calmar la mente de empleados estresados o amas de casa desesperadas. Es muy fácil hacerlo en casa, pues solo consta de dos ingredientes básicos que son la arena representando al océano y las rocas representando islas o montañas.

Solo deberás tomar un bowl o cualquier recipiente de un material natural, llenarlo con arena preferiblemente blanca, y colocar distintos objetos como rocas de río o de vidrio decorativo. Recuerda dejar suficiente espacio para diseñar en la arena y, si lo deseas, agrega una planta.

Los jardines Zen pueden ser un excelente aditivo para tu hogar, comercio u oficina, y si lo que buscas son ideas originales, ¡has llegado al lugar indicado! Siéntete libre de navegar la galería y admirar el trabajo de expertos alrededor del mundo.