Salas estilo rural: ideas, imágenes y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. Ad
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. Ad
  5. Ad
  6. Ad
  7. Ad
  8. Ad

Salas de estilo rural

Contar con un lugar apropiado para reunir a familiares y amigos es de suma importancia para quienes disfrutan de organizar encuentros para conversar y compartir, y el estilo campestre o rural es perfecto para crear sensaciones cálidas y acogedoras que inviten a nuestros huéspedes a pasar un rato agradable. De tonos cálidos, ricas texturas y piezas de mobiliario que invitan a sentarse, las salas rurales combinan estos elementos con la personalidad y gustos particulares de cada dueño para crear espacios únicos y acogedores. Las nuevas tendencias se han fusionado con este tradicional estilo para adaptarlo y renovarlo, pudiendo satisfacer el gusto por la elegancia o por un ambiente más informal y relajado.

El sentido de hogar y calidez de las salas rurales se logra a través del uso de detalles personales y decorativos como imágenes familiares, regalos de terceros y piezas artesanales. No hay duda de por qué es una de las tendencias en decoración favoritas por los amantes de recibir visita en casa.

¿Qué elementos debe tener una sala de estilo rural?

¡Mucha madera! 

La madera no debe faltar en una sala de estar de estilo rural. Este versátil revestimiento es un clásico en los diseños rurales gracias a su textura, calidez, resistencia y gran belleza. La madera puede utilizarse para crear fabulosas y complejas estructuras de techo, como revestimiento de paredes, cubrir el piso de la sala, fabricar piezas de mobiliario, ¡Y mucho más! Contacta a un carpintero profesional y con experiencia para que te oriente en la fabricación de los elementos de tu elección para decorar la sala de estar con madera. 

Cuero y textiles gruesos para piezas de mobiliario

Incorporar muebles con carácter y personalidad facilitará la decoración de tu sala de estar ya que por sí solas, estas piezas se convierten en elementos que aportan belleza y textura a la habitación. Los sofás en cuero o poltronas con botones son perfectos para una sala de estilo rústico, complementando su superficie con cojines decorativos o cobijas gruesas agrega calidez y un delicado contraste, mientras que una alfombra llamativa en colores neutro o un llamativo patrón geométrico robará la mirada de todos tus invitados.

Lámparas con personalidad 

Las luminarias juegan un papel importante en la decoración de una sala de estar de estilo campestre. Dependiendo de tus gustos, existen distintos modelos diversos que serán el toque final de tu diseño. Lo ideal es utilizar candelabros de hierro forjado, lámparas de estilo industrial o luminarias con pantallas de tela que aportan un toque de textura y calidez, procurando que la luz que emanen siempre sea de tonos dorados para potenciar la calidez del espacio. 

¿Cuál es la paleta de colores ideal? 

El estilo rural se presta a muchas interpretaciones y combinaciones aptas para todos los gustos, por lo que su abanico de colores permite una gran combinación de tonos y matices distintos. En general, se puede tener una sala de estilo campestre que utilice los tonos clásicos, partiendo del blanco, beige y marrón. Para quienes buscan añadir detalles contrastantes, los colores clásicos pueden combinarse con tonos ricos y profundos como vinotinto, azul marino, verde musgo, entre otros. 

Sin embargo, las salas de estar de estilo rural de pequeñas dimensiones no deben exagerar con los tonos oscuros. Para decorar espacios reducidos, se puede jugar con colores un poco más alegres y joviales, utilizando el blanco o beige como tono protagonista para crear una sensación de mayor espacio y amplitud visual; combinándolos con colores tenues o pasteles tales como el rosa pálido, salmón y azul cielo.

¿Qué estilos se pueden funcionar con el estilo rural? 

Los distintos gustos y nuevas tendencias han hecho que las salas de estilo campestre se reinventen y fusionen con las tendencias del momento. Las más populares son: 

Rural + Shabby Chic: Básicamente, dos estilos que surgieron para estar juntos. El aire relajado y despreocupado del estilo shabby-chic complementa perfectamente al carácter rústico y natural del estilo rural. Fusionar materiales como la piedra y madera con piezas desgastadas y recicladas crea ambientes únicos y encantadores. Piensa en muebles reciclados y renovados o hechos a partir de paletas, colores claros, candelabros restaurados y asientos confortables para reunir a familiares y amigos. 

Rural + Moderno: La simplicidad de las líneas modernas y las ricas texturas del estilo campestre crean una unión perfecta entre elegancia y calidez. Las salas modernas con un aire rústico se caracterizan por utilizar materiales como la madera, piedra o ladrillo para resaltar elementos puntuales. Gran parte del mobiliario como poltronas, asientos o butacas se reviste en cuero y se combina con cojines o cobijas gruesas para añadir un toque de calidez. En estos diseños, los colores se mantienen sobrios y neutros, utilizando pequeños acentos o patrones no muy cargados para crear puntos de interés dentro de la sala de estar; las alfombras y cojines son elementos ideales para realizar contrastes. 

Rural + ecléctico: ¡Las salas rurales no tienen porque lucir aburridas o con el mismo estilo tradicional! El eclecticismo se apoderó del estilo rural para dar lugar a ambientes con mucha personalidad y elementos vibrantes de color. El truco para diseñar una sala de estar campestre con un aire ecléctico está en utilizar textiles y patrones contrastantes, incorporando los clásicos muebles de madera pero en tonos o colores  mucho más llamativos, creando un ambiente único e irrepetible acorde a tus gustos y personalidad.