Una casa que pasó de Betty la Fea a Miss Venezuela

Katherine Aguilar Katherine Aguilar
Google+
Loading admin actions …

Una remodelación que nos dejará con la boca abierta, un apartamento viejísimo y en muy mal estado es sometido a una transformación de pies a cabeza, teniendo como premisa principal el pintar de blanco tanto las paredes como los marcos de las puertas, generando mayor amplitud de espacios, la madera será el elemento principal en los muebles de la casa junto con el piso de madera, que se mantuvo y recuperó por su belleza. Una obra de una arquitecto muy talentosa. 

Empecemos el recorrido.

ANTES. Un espacio de hospital, cual película de terror

Esto es lo que era la cocina anterior, un diseño anticuado con colores bebé, típico de los hospitales antiguos y deteriorados.

DESPUÉS. Una cocina pequeña pero hermosa

DESPUÉS. Los muebles se convierten en divisores de espacios maravillosos

Se genera un mueble que confina la zona de comedor y la separa de la sala principal. 

DESPUÉS. La cocina y comedor se separan o se comunican por una ventana corredera.

Este invento es fantástico, los espacios se pueden relacionar o aislar por una ventana que funge como zona para servir.

DESPUÉS. La combinación de muebles es un nuevo recurso muy concurrido y potente

Veamos como los muebles de la sala son todos de diferentes estilos y formas, uno de ellos un poco sobrio y clásico al lado, uno completamente contemporáneo y ligero, en un mismo lugar y en perfecta armonía.

ANTES. La relación interior y exterior desaparece por las celosías antiguas de fachada

Veamos como el espacio se mantiene en tinieblas producto de la celosía que posee la ventana.

DESPUÉS. Los muebles del mismo material mantendrán un equilibrio y armonía siempre en el espacio

En el estudio encontramos dos muebles importantes el escritorio y la biblioteca, ambos del mismo material lo que hace al espacio más sobrio y coherente entre sí.

ANTES. Los closets de la casa estaban como si hubiese pasado un tsunami

Veamos la cantidad de humedad que se conseguían en la zona de los closets, un estado deplorable.

DESPUÉS. Un cuarto que se llena de vida al tener un plafond de luz

Un cuarto armónico con un mobiliario sencillo y sin mucho más que eso.

DESPUÉS. Un baño sobrio, elegante pero con personalidad

Y nos despedimos en el baño, donde la combinación de azules en los mosaiquillos es estupenda, reflejado tanto en pared como en piso.

¿Qué más se puede pedir?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!