de estilo  por giulia pellegrino studio di progettazione

Este mini hogar lo transformaron y no vas a creer lo bello que quedó

Flavia Pascazi Flavia Pascazi

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

El paso de tiempo y el descuido no perdona nada, inclusive las edificaciones. Dejando su marca, el desgaste deteriora y empobrece estética y funcionalmente todo tipo de acabados y estancias, quedando solo el recuerdo de lo que alguna vez fue. En este caso, nos encontramos con una casa prácticamente en ruinas, una adorable vivienda con mucho potencial y que alguna vez fue un hogar cálido y acogedor. 

Rescatado y restaurado por el estudio de la arquitecta Julia Pellegrino, la vivienda sufrió cambios en su distribución interna, respetando el patrimonio y las líneas originales de la vivienda para no desentonar con el resto del vecindario. Continúa leyendo para que no te pierdas ni un solo detalle de ésta maravillosa transformación.

Antes: Una entrada en ruinas

La curiosidad se despierta al toparse con ésta pequeña entrada que dirige hacia un interior desconocido. Sin embargo, el mal aspecto de ésta fachada aleja a cualquier peatón que se cruce por su camino, luciendo prácticamente en ruinas. Paredes sin friso, tuberías expuestas y una puerta a punto de desbaratarse no son las mejores cartas de presentación de una vivienda para hacerla lucir agradable y hogareña. ¡Observemos el después!

No hay duda de que este edificio tenía un encanto misterioso. Incluso en sus peores momentos , sus ruinas se levantó con algo de estilo en la calle . Ninguno de sus alrededores y las habitaciones estaban habitable, pero acogedor que llevó a la gente para averiguar lo que había dentro . Un misterioso edificio de dos pisos , que se distingue de otras casas .

Después: Frente blanco y reluciente

Manteniendo la integridad y el estilo de la fachada, la misma se renovó con cambios sutiles pero significantes. El nuevo look de la vivienda es sencillo y pulcro, utilizando el blanco en la totalidad de su frente principal y rescatando el antiguo balcón reforzando su estructura y cambiando sus barandas. Las puertas se rescataron y barnizaron de nuevo darle vida al conjunto, refrescando la fachada sin necesidad de realizar cambios bruscos.

Antes: Terraza abandonada y en mal estado

Éste espacio forma parte del pequeño balcón que se asoma sobre la fachada, podemos notar que en sus años dorados era utilizado como una terraza al aire libre muy agradable, pero el paso del tiempo hizo de las suyas deteriorando tanto pisos como paredes, luciendo azulejos rotos, paredes desnudas y piso en muy mal estado.

Al principio todo era caos. Usted puede notar que un fragmento de pared con las hierbas se hizo cargo del espacio abandonado, sin embargo, una pequeña barandilla , formando un balcón , sigue mostrando un signo de esperanza para renovar lo que parece imposible .

Después: Una terraza soañada

No, la vivienda no contaba con techos verdes. La vegetación se apoderó de la cubierta del tejado, destrozando su integridad haciéndolo lucir viejo y descuidado, mientras que las paredes, manchadas y desconchadas, necesitaban un cariño para lucir radiantes. Se recuperó por completo éste espacio, rescatando el piso la terraza, reestructurando el techo e incluyendo puertas corredizas de vidrio para maximizar la entrada de luz.

Antes: No provocaba subir ni bajar por aquí

Como elemento de circulación, la antigua escalera se encontraba encajonada entre dos muros, haciéndola lucir extremadamente angosta y asfixiante, intentando reducir ésta sensación con el tono lila de las paredes que no tuvo mucho resultado. Los escalones de concreto, fríos y en mal estado, no eran exactamente el mejor look para el interior de la vivienda.

Después: ¿¡Son las mismas escaleras!?

Sorprendentemente sí, las escaleras son las mismas que observamos en la imagen anterior solo que con un toque mágico de buen gusto y arquitectura eficiente. Deshaciéndose de la escalera encajonada, se eliminó uno de sus muros y se utilizó el color blanco para maximizar la luz y la sensación de amplitud. Las huellas y contrahuellas se revistieron con madera clara, utilizando focos puntuales de luz a lo largo del muro para iluminar los peldaños en la noche. ¡Un acierto total!

Antes: Estancia aburrida y sin vida

La escalera nos dirige a la planta baja, encontrando un hall de distribución opaco y sin vida donde se conecta el cuarto de baño con el acceso principal. Las baldosas de piso, en mal estado y de color aburrido, se roban la poca luz que penetra en el espacio. Éste ambiente luce monótono y fuera de época, utilizando rodapiés de color, una solución muy poco atractiva.

Después: Cálida, atractiva y luminosa…

Ahora, el espacio se transformó con un nuevo piso, mejora de las paredes y un nuevo uso: sala de estar y de entretenimiento. Ésta nueva área se diseñó para funcionar de manera versátil, siendo un área social que puede convertirse en cuarto de huéspedes, complementándose con un gran armario de color blanco laqueado que se mimetiza bajo la escalera.

… con un cómodo y moderno balo incluido.

Simple y moderno. Así luce el cuarto de baño que sin mucho ornamento, logró un diseño armonioso y coherente utilizando el mismo revestimiento de piso en sus paredes, acompañando la habitación con piezas sanitarias de color blanco y un módulo de ducha acristalado, aprovechando sus dimensiones y luciendo mucho más grande. 

¡No olvidemos la cocina…

El corazón de la casa, la cocina, se reformó por completo resultando en un espacio cálido y acogedor gracias a sus tonos de madera clara combinados con fórmica blanca, color predominante en la arquitectura interior de la vivienda. De manera lineal, se agolparon a la pared todas las áreas de trabajo del espacio, incluyendo la estufa, horno, nevera y muebles de almacenamiento, complementando con una moderna mesa para desayunar.

.. y sus detalles!

El detalle protagonista en la cocina es el hermoso salpicadero realizado con baldosas hidráulicas, un toque e eclecticismo que se enmarca entre los blanco gabinetes para hacerle resaltar. Los tirantes del mobiliario también son peculiares, siendo éstos orificios realizados en las tapas de cada alacena, evitando el uso de accesorios innecesarios.

Si disfrutaste de ésta genial remodelación, no puedes perderte el Antes y Después de éstas 3 fachadas.

¡Coméntanos qué te pareció esta reforma!
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!