Sótano: Hogar, dulce hogar

Moises Osio Moises Osio
Loading admin actions …

Había una vez un sótano misterioso en Alemania… por más de cien años sufrió distintas adaptaciones. Cuartos oscuros separados y pasajes laberínticos húmedos se escondían bajo una casa unifamiliar. Dos habitaciones-apartamento independientes funcionaban de anexos prácticamente inhabitables. Ahora, los profesionales de Wirth Architekten han convertido esta guarida en un hogar, y nosotros tenemos la exclusiva. 

Ven y te enseñamos la remodelación que los convirtió en los ganares del premio Schöner Wohnen, que literalmente significa Hogar, dulce hogar

Manos a la obra

En la reorganización de la planta, no sólo se han establecido las áreas de aseo de la oficina y derribado paredes para atraer luz y agrandar el salón. También, muchos de los recubrimientos de la pared han sido removidos para restaurar los trabajos de ladrillo aprovechando así su atractivo en el diseño. Recuerda siempre que es muy importante recuperar, en la medida de lo posible, los elementos constructivos originales. 

Sigue leyendo y descubrirás en lo que éste sótano se ha convertido ¡Acompáñame!

Antes: Oscuridad y mal gusto

Una sala robusta, oscura y de mal gusto, con puerta y ventanas hacia el patio. El hecho de que el apartamento se encontraba en la planta baja determinaba pobres condiciones de iluminación. Las aberturas, por ser pequeñas, no dejaban que el sol entrara al interior. Sin embargo ésto se ha solucionado con grandes puerta  translucidas para sacarle el máximo a la luz natural (que en Alemania no es tan brava como en Venezuela). 

Siéntate ¡Estás en tu casa!

Nos vamos a la sala y encontramos un par de elementos interesantísimos. Esta imagen nos recuerda que el buen gusto no se trata de cantidad, sino de calidad. Una biblioteca del mismo blanco de las paredes, un sillón de cuero color chocolate, una mesa central que en realidad el tronco de un árbol y, por supuesto, la silla Barcelona de Mies van der Rohe

Después: Luminosidad y estilo

Luminoso, el nuevo espacio se revela. Puertas de vidrio ofrecen libre acceso hacia el patio y dan bienvenida a luz y ventilación natural. Ahora existe una relación directa con el exterior expandiendo virtualmente las áreas. Ya no hay sensación de ahogo y asfixia.

Mira qué interesante cómo las líneas curvas del techo abovedado se han mantenido, siendo fiel al pasado de la barraca. El piso se ha recubierto de madera y continúa así en la sala, el comedor y la cocina.

El secreto de las paredes

Un arco se abre y da paso a la cocina desde la sala. La mampostería recuperada hace contraste con los elementos modernos del mobiliario y los acabados de la cocina. Resultado: elegancia extrema. 

Difícil cree que lo que fue una vez un nicho oscuro es ahora una cocina luminosa, abierta y acogedora. ¡Y qué buena madera de modernizarla! Empotrados de madera oscura y pintura de pizarra hacen el truco.  

Un rincón

Aquí el escritorio (por supuesto bajo la ventana). Una simple tabla de buena madera. ¡Y listo el pollo!, como quién dice. El hecho de que no tenga patas la hace más especial, además de darle ligereza al espacio. 

Antes: la puerta de la madriguera

Volvemos atrás en el tiempo. Así era la entrada: una abertura triste que hacía del sótano un lugar oscuro y poco atractivo. Lo único con gracia era quizá la planta que se ha trepado por las paredes. Pero éste escenario deprimente se ha convertido en un patio alegre y moderno. 

Ven para que lo veas…

Increíble ¿no?

Desde arriba vemos el nuevo patio en todo su esplendor. Las dos salas se conectan a él con cerramientos de cristal recibiendo aire, luminosidad y verdor. Una muestra de que los patios internos y privados nunca deben ser desaprovechados. Así que ¡inspirate!  Convierte tu semisótano y patio en un espacio para la intimidad y la relajación. 

y a tí... ¿tambén te dieron ganas de vivir en el sótano?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!