Como tapizar un sofá ¡Y que quede como nuevo!

Moises Osio Moises Osio
Loading admin actions …

Comprar muebles nuevos ahora nos cuenta un ojo (sino ambos) de la cara. Una alternativa económica es retapizarlos (mi madre lo hacía cada 2 años y todo el mundo le elogiaba sus muebles nuevos). Ahora bien, en vez de mandarlos a tapizar ¿por qué no nos aventuramos a retapizarlos nosotros mismos?

Si tienes por allí un sillón viejo o desgastado, con huecos, marcas de cigarrillo, de un color espantoso o con manchas imposibles de quitar ésta será la oportunidad perfecta para experimentar y darle un cambio de look a nuestra sala.  Y sí, lo sé… suena un poco complicado y engorroso pero en realidad es más fácil de lo que te imaginas y los materiales necesarios son pocos y baratos. Con música y un par de cervezas es incluso una manera diferente (y productiva) de pasar la mañana de un sábado con tus amigos. 

¡Anímate! pero primero…

1. Piénsatelo bien

¿Vale la pena retapizarlo? Debes preguntarte a tí mismo de manera objetiva si la solución es realmente volverlo a tapizar o comprar una nuevo. Si el mueble tiene manchas, marcas o la tela está rota o es anticuada entonces tapizarlo es la mejor alternativa, pero si la estructura del mueble está rota, le falta una pata o se le salen los resortes es preferible botarlo a la basura. Trata de analizar cuánto dinero realmente estás dispuesto (a) a invertir al retapizarlo y compáralo con lo que costaría comprar uno nuevo. 

2. Ponte a tomar medidas

Para hacer el cálculo de los costos primero debes tomar medidas del área del sofá que vas a tapizar y así determinar la cantidad de tela que necesitarás. Debes revisar la estructura de tu sofá. Si deseas que el sofá tenga una textura lisa hay que  agregarle un área de mínimo 10 centímetros al contorno desde los cuales engraparás la tela. ¡Y no olvides las medidas de los cojines!

3. Escoge el tapizado

¡Aquí la parte divertida! Elige la tela con la que forrarás el mueble. Piensa qué  apariencia quieres darle y toma en cuenta los complementos (botones, etc.). Trata de comprar un poco más de tela que la realmente necesitas. ¡Mejor que sobre a que falte!

Y no tiene por qué necesariamente ser tela nueva el material que utilices. Si amaneciste sientiéndote un poco ecológico puedes inspirarte en los diseñadores de ECOCENTRICHE ECO DESIGN ROME y retapizar tu mueble con materiales reciclados.

4. Haz un registro fotográfico

Salas/Recibidores de estilo escandinavo por BePureHome
BePureHome

BePureHome bank Rodeo

BePureHome

Aunque cambiemos el diseño del sofá es probable que (dependiendo del modelo) tengamos que desarmarlo. De ser así es bueno que tengas evidencia de cómo lucía antes. Simplemente toma algunas fotografías y esto te ayudará luego a armarlo con mayor facilidad. 

5. Desármalo y a retira el tapiz

¡Llegó la hora de la verdad! Ya con las medidas anotadas, la tela comprada y las fotos tomadas podemos arremangarnos las camisas y desarmar el mueble (de ser necesario). Pero ten cuidado de no dañar el resto del sofá en el proceso. Usa un cuchillo o exacto para quitar la tela vieja, y recuerda guardarla pues la usarás para trazar los moldes en la nueva.

Sin embargo, puedes retapizar directamente sobre la tela antigua sin tener que quitarla. Así al menos hacía mi mamá…

6. Empieza a trazar los patrones

Ya quitado el antiguo tapiz úsalo para dibujar los patrones en la nueva tela. Haz uso de las medidas y verifica que son las correctas antes de cortar la tela. 

7. A cortar y coser se ha dicho

Ya definidos los patrones, y comprobado que su tamaño es el correcto, nos podemos dedicar a cortar. Si el mueble está diseñado por módulos es probable que debas unir los patrones en algunas zonas. Si el diseño es uniforme sólo necesitas cortar los patrones. Si necesitas coser asegúrate que el hilo es resistente. 

8. ¡¡A fijar!!

Salas/Recibidores de estilo  por Actúa Decor
Actúa Decor

Ambiente patchwork

Actúa Decor

¿Y cuando el tapiz está listo qué hacemos? ¡Pues tapizar! Para esto necesitas una engrapadora buena y resistente. Y no, no es la misma que usamos para engrapar las fotocopias… Ve a una ferretería y déjate aconsejar y no te asustes por el precio. Te aseguramos que es una buena inversión. Usarla es fácil y además muy divertido.

9. Relájate y disfruta

Aunque el último, éste es el paso más importante. Siéntate en tu nuevo sofá y disfrútalo. Recuerda también compartir la idea con tus amistades. O haz como mi madre y recibe los elogios de las visitas que creían, inocentemente, que habíamos comprado muebles nuevos.

¿Qué te parecio este libro de ideas?  ¿Estás claro en cómo retapizar tus muebles...? :)
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!