Antes y después: 40m2 modernizados

Moises Osio Moises Osio
Loading admin actions …

Típico: con mucho esfuerzo e ilusión compras un apartamento de playa pequeño y el dinero no te alcanza para reformarlo. Se va decorando él solo con las cosas que te vas trayendo de tu casa. Sin embargo ese lugar que debería ser tu retiro de descanso y placer se convierte en una máquina del tiempo; baldosas feitas, muebles viejos, cachivaches que estorban en tu vivienda principal. Pero no tiene por qué ser así. Si renuevas lo básico y lo haces con buen gusto no deberías desbancarte. 

Te mostramos el ejemplo de esta familia que, con la ayuda del estudio Viviana Pitrolo Arquitecto, cambiaron radicalmente (y con un bajo presupuesto) los 40m2 de su apartamento vacacional. De nicho anticuado a nido moderno. 

Vamos a verlo…

Antes: Bienvenidos al pasado

Aquí la pequeñísima sala antes de la renovación. Las baldosas, los adornitos en la pared, los muebles de mimbre y el revestimiento de madera a mitad de pared nos recuerda la casa de la abuela.

Antes: La mentira

Ahora vemos los arcos falsos desde otro ángulo separando el área de la sala con la del escritorio y la cocina; una solución que en su tiempo suponemos se pensó refinada pero ahora nos parece un tanto obsoleta (Consejo; no recomendable integrar elementos estructurales falsos. Los espacios deben ser honestos). Está bien separar ambientes en espacios correctos y crear distintas habitaciones dentro de una sola, pero esto bien puede lograrse sin imitar conceptos cuya función es estructural. 

Antes: ¡Oh! Recuerdos…

Con ésta imagen comprendemos cómo era la organización espacial del apartamento antes de la reforma. Vemos el acceso al final de un pasillo que distribuía al dormitorio y conectaba directamente al resto de la casa. Al baño se le entraba desde la cocina, que compro podemos observar tenía baldosas propias de esos años en que Raúl Amundaray protagonizaba El derecho de nacer

Después: Aunque no lo creas…

Lo sé. Yo tampoco me lo creí al principio. El apartamento se ha convertido en uno totalmente diferente. Se ha modificado en su totalidad el concepto espacial y únicamente el baño y la sala permanecen donde se encontraban originalmente. ¡Veamos!

Después: Claridad y espacio

Los arcos fueron eleminados y el antes área de dormitorio es ahora una cocina abierta. Sencilla, pero moderna. Le da la cara al salón dónde el que manda (además del mar y la luz) es el color blanco. La madera fea barnizada a mitad de pared también desapareció. Una madera mucha más clara (que no rompe visualmente con la luminosidad del apartamento) se ha escogido para el piso y la mesa del comedor.

Después: Un toque final

Pero no todo es blanco y madera. La pared de la cocina se ha pintado de azul marino y nos recuerdas que estamos en un apartamento de playa. El empotrado abarco únicamente una pared y en lugar de gabinetes altos se ha optado por un par de repisas blancas y minimalistas. Resultado: aprovechamiento absoluto e impecable del espacio. ¿Qué tal?

¿Inspirado?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!