Mas allá de la horizontalidad

Homify.com.ve Homify.com.ve
Loading admin actions …

Una vez fui a visitar a mi tía en Caracas, empezaba el 3er semestre, y orgulloso llevaba conmigo unos planos y mi maqueta. Producto de los últimos tres meses de mi trabajo y mi lucha contra la procrastinación. Al entrar a su casa me observó y con sorpresa me preguntó: James, ¿Qué tienes ahí, es de la universidad?. Me llené de orgullo y le afirme que le encantaría lo que había diseñado. Y recuerdo que al colocar la maqueta sobre la mesa y mostrarle la casa me dijo: Pero ¿no está como un poquito simple?… Mi orgullo se cayó de las nubes en las que descansaba. Dolió. Por ello hoy me he decidido a explicar a todas las tías que nos leen que estos volúmenes tienen mucha mas complejidad y propósito del que muestran. Que si prestamos atención pueden contarnos una historia, entonces, vamos a ver después del salto que sorpresas nos trae esta simpática y costosa cajita.

Una cinta como lazo

A ver, primero que nada, la nieve siempre hace que todo se vea mas bonito, pero en este caso la silenciosa arquitectura del lugar ya tenía un aire de belleza y el manto blanco sólo le ha hecho una serenata.

La diferencia entre los materiales, que se complementan unos con los otros, juega un papel importante en el purismo que intenta mantener el volumen. Calladito nos dice que el frío mengua dentro de sus paredes acristaladas.

El lenguaje de lo obvio

Una entrada la pueden definir muchas cosas. Una de ellas es un boquete gigante. Ahora el problema con esto es que tiene que jugar con las proporciones correctas, porque de lo contrario parecería tímido o absurdamente gigante. Por eso este, al haber manejado unas proporciones adecuadas, encaja con la pared como la última pieza en un rompecabezas.

Lo estéril como elección de vida

Hay algo muy curioso dentro de la sala, y es que si se cierran las cortinas y se aísla visualmente el interior, pudiese aún percibirse el mismo sentido de esterilidad desértica. El frío del piso blanco refrescaría cualquier día caliente de verano.

Algo que también resalta dentro del interior es lo austera que parece ser la altura del techo, que no lo es en realidad, pero la perspectiva forzada de la horizontalidad de la casa hace que todo se rebaje a una escala casi acogedora, de no ser por la fría paleta de colores del espacio y su ultra organización y racionalidad.

La áspera piel

Al igual que los ojos de un ciego, esta casa tiene una retina oscura. Rechaza la luz y fabrica una suerte de piel protectora. Un volumen que mucho de lo que comunica lo hace a través de la textura de sus paredes. Difícilmente logramos ver las texturas tan nítidamente en una foto, y me provoca tocarla, sentir su corrugada superficie en mis manos. Como me imagino que se sentiría la piel de un rinoceronte. Tal vez Le Corbusier tenía razón al decir que la buena arquitectura te llamaba a tocarle. 

A Clara

Cuando veo la imagen me pareció por un momento que sonaba de fondo O Heiland, reiss die Himmel auf de Brahms, o tal vez es porque es lo que escucho en este preciso instante. De cualquier forma me ayuda a ver como tiene sentido la casa dentro del esquema mayor que es el paisaje. Como esta se transforma en un horizonte artificial al que todas las ideas quieren ir. Y tal vez quien está allí adentro es Clara Schumann. Brahms le dedicó una pieza una vez, y de estar vivo posiblemente le hubiese comprado esa casa.

La reflexión y el final

Si hay algo que me gusta son los detalles en las edificaciones. Por eso cada vez que voy por la calle, donde esté, miro a todos lados excepto al frente. Observo el desvanecido o vivo color de las paredes y su textura. La superposición o soledad de los volúmenes que conforman la edificación. La forma de las ventanas, sí las hay o no. La textura de todo lo que cubre las superficies. En fin, todo pequeño detalle que me dé un indicio sobre sí el que pensó en la edificación está intentando decir algo, y qué es lo que intenta decir. Y sí ya saben a donde quiero llegar con eso, muy bien, pueden dejar de leer en este preciso instante (pero no sin antes comentar abajo) y para los que tienen curiosidad en saber lo que intento decir, lo explico. Lo que veo en la foto es lo siguiente. Un cristal que lo refleja todo, y una minuscula columna de acero pulido o cromo, que también refleja la palidez o vitalidad de las estaciones. El arquitecto pudo haber elegido cualquier tipo de color o material, pero ha decidido hacerlo de esta forma porque sintió un respeto mas profundo por el entorno donde se sitúa la casa y no por sus idea de querer conquistar el lugar y decir AQUÍ ESTOY YO. Ha decidido que sea la naturaleza quien adorne las superficies que no se esconden en la casa. Ha decidido que estás reflejen el infinito. Con esto, ha decidido que al ver el reflejo en los cristales y el cromo del metal, la casa nos lleve mas allá de la horizontalidad.

¿Vas a esperar dos segundo mas para decirme lo que piensas? soy muy curioso y me gustaría saberlo
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!