Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Pasos para diseñar tu cocina ideal

Flavia Pascazi Flavia Pascazi
Loading admin actions …

La cocina siempre ha sido el centro de la vivienda, es el corazón de la casa, donde cocinamos y nos reunimos en familia a charlar y disfrutar de la comida. Con el paso de los años, la cocina se ha vuelto protagonista en todos los tipos de apartamentos y casas, existiendo una infinidad de diseño, materiales, electrodomésticos y mobiliario para cada uno de ellos. La manera en como se concibe este espacio tanto recreativo como funcional es fundamental para que la cocina tenga un diseño armonioso y cómodo. Las premisas de diseño para crear estos espacios son las mismas para todo tipo y tamaño de cocinas, a continuación te daremos las pautas para que puedas crear tu cocina ideal, adaptándose a tu presupuesto, gustos y necesidades.

¡No te lo pierdas!

Planifica la distribución

Analizar con detenimiento y criterio la distribución del diseño es un factor que determinará el éxito o fracaso de este espacio, siendo la base fundamental para que esta área funcione armoniosamente. La cocina es uno de las habitaciones de la casa que más se utiliza, pasamos horas del día cocinando, limpiando y comiendo con familia y amigos. Es por esto que al momento de diseñar debemos tomar en cuenta los siguientes espacios: área de cocción, área de trabajo, área de limpieza, espacios de almacenamiento y si el espacio lo permite, un espacio para proponer un comedor informal.

Luego de tener estos espacios definidos, pasamos a la forma, analizando cual será la que se adaptará mejor al espacio en cuestión. Puede ser un diseño en U, una cocina en L, cocina lineal con una isla céntrica.. las combinaciones son infinitas, solo debes preocuparte por articular los espacios y dejar que la función rija a la forma.

La magia del open-concept

Las cocinas de hoy en día ya no son espacios aislados dedicados únicamente a la faena de cocinar, en los últimos años, hemos visto como estos espacios se han integrado cada vez más al área del comedor o de la sala, creando un espacio único y abierto que permite mayor iluminación, ventilación y comunicación entre estas dos áreas. El diseño open-concept funciona para casas o apartamentos grandes y pequeños, la idea es hacer que la cocina no sea un cuarto aislado, sino fundir este espacio con las áreas que lo rodean. 

Para lograr este efecto, el mobiliario debe diseñarse de acuerdo al entorno, funcionando como divisor de espacios. Deben cuidarse los acabados y revestimientos de la cocina, ya que al estar expuesta es necesario decorarla con elementos vistosos y de buena calidad que complementen la decoración existente.

Ten siempre en cuenta tu presupuesto

No todos tenemos la misma suerte de contar con un presupuesto ilimitado para hacer nuestra cocina ideal, por lo que debes siempre tener en cuenta lo que puedes gastar a la hora de remodelar. Si buscas economizar, la solución ideal es crear diseños que empleen materiales restaurados, como madera y lámparas creativas. Así como hicieron los arquitectos de Atelier Jérôme Lanici, una opción para el mobiliario es elegirlo de segunda mano, para refrescarlo y adaptarlo al diseño a los colores y diseño de tu cocina, pintarlo o añadir cojines con telas llamativas es una excelente solución.

Elegir los materiales

Revestir las áreas de trabajo y los muebles de la cocina es una de las desiciones más importantes a nivel de acabados. Hoy en día, existen muchísimas opciones para los topes y gabinetes, satisfaciendo las necesidades de todos los gustos y presupuestos. Los materiales más recomendables para estas superficies son los elementos lisos, como láminas de mármol, granito o cuarzo, que son piedras extremadamente resistentes.

Otras opciones más modernas son los topes de madera, de vidrio y hasta de acero inoxidable que pueden combinarse entre sí o con otros revestimientos. Para las paredes de la cocina, las opciones son más flexibles. Hoy en día los mosaicos, cerámicas y hasta paredes de pizarra son protagonista en estos espacios. ¡Tienes miles de opciones para combinar a tu gusto!

Espacios de almacenamiento (y acaparamiento)

Tener espacio de almacenamiento es un requisito fundamental para que una concina funcione correctamente. Además de liberar espacio en el área de trabajo, las repisas, gabinetes y alacenas son la solución ideal para guardar los alimentos y condimentos que usamos con regularidad. Diseñar y crear un espacio adaptado a estos productos minimiza el tiempo de trabajo y ayuda a ubicar los mismos con mayor rapidez. Utiliza gabinetes aéreos, gavetas bajo los topes de trabajo y hasta repisas de techo para darle un toque vistoso al diseño. Refrigeradores ocultos, columnas para electrodomésticos empotrados, mesones tipo isla y espacios inteligentes de almacenaje son solo algunos ejemplos para diseñar tus alacenas y gavetas. 

Aprovecha la luz

La iluminación natural siempre es un tema delicado para todo tipo de proyectos, en especial los residenciales. Es necesario que los espacios reciban una dosis de luz natural para darle vida a los ambientes y a la vez ahorrar electricidad en horas del día cuando no se utilicen los bombillos. En el caso de las cocinas, nunca puede faltar un toque de luz natural, sobre todo si la cocina es una cocina pequeña, la luz natural da la ilusión de espacios más grandes e iluminados. 

Las ventanas y su ubicación deben estudiarse según la distribución de la cocina, ventanas horizontales son las más comunes para estos diseños, ya que no interfieren con el mobiliario y a su vez permiten tener visuales al exterior y funcionar como ventilación natural. La regla de oro es: cocinas pequeñas equivalen a ventas combinadas con colores claros para agrandar el espacio.

Encuentra tu estilo

Una vez distribuido el espacio, comienza la parte divertida. ¿Eres del tipo moderno con acabados minimalistas o te inclinas más por lo rústico? El estilo de tu cocina es totalmente libre, puedes elegir un tema determinado o simplemente combinar varios elementos para crear tu propia tendencia. Sin importar cual sea tu gusto en la decoración, debes tener siempre en cuenta no sobrecargar la cocina con mucha decoración y texturas rugosas para no entorpecer el área de trabajo y la limpieza del mismo.

Utiliza toques de color

Continuando con estilo y colores, viene la elección de la paleta de los tonos que más te gusten y congenien con tu personalidad. Es recomendable para cocinas pequeñas, utilizar combinaciones de colores claros, blanco sobre blanco, o toques de algún color audaz que se repita en diversos elementos, sin exagerar. No existen limitantes a la hora de utilizar el color en la cocina, solo es cuestión de gusto.

En resumen, la cocina no es solo un lugar de trabajo, es un espacio social, comunicador y generador de deliciosas comidas para toda la vida. Una distribución flexible y armoniosa es capaz de adaptar la cocina para que funcione como un área de reunión, de paso y de trabajo. Esperamos que estas pautas de diseño te sean útiles la próxima vez que necesites crear un espacio de este tipo. Y recuerda: La función es tan importante como la decoración. ¡Diseña y diviértete!

¿Aplicarías estos criterios a la hora de diseñar tu cocina?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!