Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

¡Relájate! Con un spa en casa

Alexandra Pérez Alexandra Pérez
Loading admin actions …

Estar sometidos a la presión y el estrés cotidiano, puede ocasionar molestias y malestar en el cuerpo, por ello es importante dedicar tiempo para relajarse. Acudir con regularidad a un Spa puede ser costoso y probablemente no lo tomes como rutina. Por eso si quieres hacer una inversión que te durará de por vida y que te dará la excusa perfecta para no querer salir, crea tu propio spa en casa.

No es tan complicado como parece y la idea es que lo adaptes a tu espacio y presupuesto. No necesariamente tiene que ser muy grande, puedes armarlo en alguna habitación que tengas desocupada. Si cuentas con terraza, área de piscina o algún espacio al aire libre, ese será el lugar ideal. 

¡La meta es la relajación! 

Cuarto de meditación

Piscinas de estilo  por BR  ARQUITECTOS
BR  ARQUITECTOS

SPA Matlali

BR ARQUITECTOS

No necesitas construir un espacio especifico para meditar, puedes perfectamente usar el área de la piscina, habilitar algún cuarto que tengas desocupado e incorporar los elementos correctos para estar en contacto contigo. Este espacio no tiene que estar rodeado de lujos, puedes usar algo de bambú, colocar algunas velas, flores coloridas y un sillón o una hamaca donde descansar. Muchas veces nos olvidamos de disfrutar de las cosas simples de la vida y por ello necesitamos un tiempo para meditar y relajarse. Procura en lo posible tener de una manera u otra contacto con la naturaleza, esto te ayudará a desestresarte con tan solo  observarla y escucharla.

Hidromasaje

Si quieres poder llegar a casa y desconectarte de todo, la mejor compra que puedes hacer es un jacuzzi o bañera con hidromasaje. Hay de diferentes tamaños, así que fácilmente puede adaptarse a un espacio que tengas libre en la terraza. Ambienta el lugar, para que sea tu pequeño oasis de relajación, coloca tablas de madera alrededor para aportar un poco más de calidez, y recuerda que las plantas no pueden faltar. Ya tienes todo listo, agrega infusiones aromáticas al agua tibia y disfruta tu momento de descanso. Saldrás como una persona renovada.

Sauna

Instalar un pequeño sauna en casa, no es tan complicado como parece, solo toma en cuenta algunos puntos. Selecciona un área de la casa donde tengas acceso a tuberías y electricidad. Debes tener buena energía para que funcione la calefacción, luego usa los elementos adecuados para generar vapor y humedad, como la madera y la fibra de vidrio. Es importante dejar un espacio para la ventilación para que escape el vapor. Luego disfruta de los beneficios, alivia los dolores musculares y aprovecha el tiempo de relajación.

Ducha de lujo

Si tienes suficiente espacio en el baño para hacer tu pequeño spa, sería ideal. Después de unas horas de relajación en el sauna, nada cae mejor que tomar una buena ducha. Utiliza azulejos pequeños, para darle ese toque elegante a las paredes, combina los colores de las baldosas, eso si, siempre apuntando a los tonos claros como blancos, beige y agrega algo de dorado para mayor sofisticación.  

Iluminación correcta

Para darle luz a tu pequeño spa casero, ten presente primero la atmósfera que quieres recrear. Debe ser un lugar acogedor, cálido y que de la sensación de tranquilidad. Por eso debe tener varias fuentes de luz, la principal proveniente del techo, puede ser una lámpara grande o pequeños bombillos distribuidos a los largo del salón. También se puede incorporar alguna lámpara de piso o de mesa, que aporte luz en rincones específicos. No te olvides de la iluminación en las paredes, para crear profundidad y amplitud. Por último un elemento que no puede faltar, las velas. 

Jardín de relajación

Para completar tu spa casero, hace falta un jardín de relajación. Estar en contacto con la naturaleza siempre inspira paz y armonía. Después de los hidromasajes, el sauna, la ducha y la meditación, toma tiempo para sentarte en el jardín y rodearte de un ambiente lleno de tranquilidad. Solo necesitas unos sencillos muebles de patio, algún que otro elemento decorativo y si puedes tener una pequeña fogata para encender por las noches sería ideal. Podrás relajarte leyendo un libro mientras ves caer el atardecer.

¿Qué otra cosa le agregarías a tu spa casero?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!