de estilo  por PHU Bortnowski

Un bello porche en sólo 8 pasos – ¡Buenísimo!

Flavia Pascazi Flavia Pascazi
Loading admin actions …

Construir, diseñar y remodelar, son pasiones que muchos comparten sin necesidad de ser expertos en materia de ingeniería, arquitectura o diseño. Hacer arreglos por aquí y por allá en casa con tus propias manos siempre llena de satisfacción y se convierte en un pasatiempo agradable donde puede participar toda la familia. 

Un espacio fácil de construir y de gran valor, son los pórticos. Éstas sencillas estructuras de madera pueden ubicarse en el frente o parte posterior de la casa para albergar invitados y ofrecer cobijo al aire libre, siendo una adición perfecta para cualquier vivienda. Si te gusta la idea de tener un pórtico en casa, acompáñanos paso por paso de la mano de los arquitectos de Phu Bortnowski, quienes te enseñarán como levantar tu propio pórtico en solo 7 pasos.

1. Marca y delimita la zona a construir

Pensando en función y proporción a tu vivienda y el espacio disponible, toma las medidas del sitio donde deseas implantar tu nuevo pórtico, siempre teniendo en mente una escala coherente y área útil para que el espacio pueda funcionar correctamente. Una vez medida el área, comienza a proyectar y trasladar éstas líneas al terreno con hilos de nylon tensados o tiza, ésto marcará el área a excavar y revestir con el piso nuevo.

2. Comienza a excavar

Desde la base del piso, hasta el revestimiento y estructura del mismo van sumando centímetros de altura que estarán por encima del nivel principal de tu vivienda. Ésto, es algo que no debe hacerse ya que es incómodo salir de un espacio y entrar a otro con un escalón que limite con el acceso. ¿La solución? Tener la medida total de la estructura, base y revestimiento del piso del pórtico y excavar hasta un nivel donde ésto pueda ser empotrado para quedar a la misma altura que el piso principal de la casa.

3. Protege la estructura y aislála del sustrato

Como el nuevo pórtico estará en contacto directo con el suelo de tierra o grama, debemos asegurarnos que la estructura base no tenga contacto directo con el sustrato. Ya sea de madera o metal, la humedad del suelo puede causar estragos en la base de nuestro pórtico, por lo que se recomienda colocar pintura aislante o algún tipo de mando en el área perimetral y todo el fondo de la excavación.

4. Comienza con la estructura

Una vez aislada el área, se comienzan a colocar los elementos estructurales, conformados por las bases y los rieles que se encargarán de distribuir el peso hasta el sustrato. Preferiblemente, coloca todos los apoyos a la misma distancia, al igual que los travesaños que irán horizontalmente para garantizar una estructura resitsente y uniforme.

5. Coloca el revestimiento

Con el esqueleto armado, llegó el momento de comenzar a colocar los listones de madera o porcelanato (según tu elección) sobre los travesaños. Como no existen medidas estándares para un pórtico, lo más recomendable es que tomes pieza por pieza, la coloques sobre la estructura y ahí hagas una pequeña marca para saber donde cortar el listón a la medida, encajando perfectamente con la estructura interior. Asegúrate de probar y colocar todas las piezas antes de fijarlas definitiviamente.

6. Revisa que todo quedó en orden y échale una limpiadita

Cuando los listones se encuentren fijados y cortados con presición, puedes colocar una tapa por todo el perímetro del pórtico para darle un acabado más prolijo. Finalizada la instalación, es momento de limpiar y aspirar la zona profundamente para continuar con el siguiente paso, dejando la superficie preparada y sin ningún tipo de elemento que pueda rallar la madera.

7. Pule y da vida a la madera

Si adquiriste madera natural, el siguiente paso es pulir éste hermoso revestimiento para darle un acabado brillante y duradero. Antes de la pulitura, puedes jugar con el tono de la madera agregando tintes o colorantes específicos para lograr el tono deseado (¡No olvides el acondicionador para lograr un acabado uniforme!). Una vez pulidos los listones, es importante colocar un sellador a la superficie luego de finalizar el proceso de pulitura para proteger la madera de los agentes externos y el paso del tiempo. 

¡Hermoso resultado!

¡He aquí el resultado! En este diseño, podemos ver como el hermoso pórtico ofrece cobijo a los visitantes y todo aquel que ingresa a la vivienda gracias a la adición de un tejado de madera. Sus dimensiones no son ni muy grandes ni muy pequeñas, prestandose para colocar un par de mecedoras o jardineras con flores para dar una cálida bienvenida y tener un espacio donde poder disfrutar del café mañanero.

¿Te gustaría tener un pórtico en casa?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!