Casas de estilo minimalista por URBN

15 Fotos de puertas principales ¡espectaculares!

Thai Aguilera Thai Aguilera
Loading admin actions …

La puerta de entrada está tan expuesta a todas las miradas como a la luz, la lluvia, el frio y el calor. La puerta de entrada es el lugar donde celebras con alegría el recibimiento de tus amigos y familiares, y donde das abrazos sinceros de despedida. La puerta de entrada también nos protege de elementos externos, nos hace sentir seguros y es el lugar donde muchos se hacen la cruz para dar gracias por haber llegado con bien. Así pues, sin darnos cuenta, esta puerta dice mucho de quienes habitan en ese hogar. Por eso, la misma debe ser suficientemente resistente, amplia, bonita (para dar una buena primera impresión) y segura, pero a la vez debe adaptarse al estilo de sus dueños. Encontrar una sola puerta que cumpla con todos estos requisitos, no es tarea fácil; sin embargo, en esta oportunidad analizaremos algunas opciones para escoger la mejor puerta de entrada para ti.

El Color de tu puerta

Una vez que hayas decido el estilo y el material de tu puerta, es el momento de que escojas el color de su decoración. El color es un elemento fundamental para captar la atención de quienes transitan frente a tu puerta (sea porque van de paso o porque van de visita). Trata de usar un color que se contraste en armonía con el resto de la decoración de tu casa, pero sin dejar de lado la posibilidad de ser un poco más atrevido. Escoge un color que transmita parte de tu personalidad, un mensaje; supongamos que quieres que cualquier persona que pase frente a tu casa piense que allí vive una persona joven, arriesgada y con mucho estilo, para ello deberás elegir un color que evoque esta idea. En cualquier caso, lo más importante es que te sientas cómodo con el color seleccionado y que éste te haga sentir feliz de llegar a casa.

El material de tu puerta

La selección del material de tu puerta de entrada puede ser una tarea complicada, ya que existen diversos materiales en el mercado a tu disposición. Entre los más comunes destacan, la madera, la fibra de vidrio compuesto y el acero. Tu puerta debe estar fabricada en un material resistente a las condiciones externas y, a su vez, debe ser de buena calidad y funcional.  Analicemos entonces las principales características de cada uno de ellos:
- Madera: es un material de alta durabilidad, belleza y calidad; sin embargo, es bastante sensible a la humedad y al sol. Para evitar las deformaciones en la madera, ocasionadas especialmente por la lluvia, actualmente se usan mucho las puertas con varias chapas de madera, en cuyos casos pueden tener una base de acero, que también sirve para reducir costos. - Fibra de vidrio compuesto: este tipo de puertas son asequibles y duraderas. A diferencia de las puertas de madera, estas pueden pasar años sin requerir algún retoque. - Acero: las puertas de acero son altamente resistentes y las hay en modelos variados. Estas requieren de buena pintura y cuidado para evitar grandes abolladuras  y oxido.

El Estilo de tu puerta

El estilo de tu puerta principal debería coincidir con el diseño arquitectónico y el resto de los elementos decorativos de tu vivienda. También debería mostrar un poco de tu personalidad. Digamos que eres una persona clásica y tranquila, entonces quizás una puerta de madera sea la opción ideal para ti; pero, si por el contrario eres una persona de estilo moderno y más extravagante, entonces quizás tu estilo ideal sea el hierro con fibras de vidrio compuesto, que pueda pintarse de colores llamativos.  Para elegir el estilo de tu puerta también deberías considerar si es un diseño versátil, capaz de contrastar fácilmente con otros elementos en tu casa y capaz de trascender en el tiempo. Hay modelos que pueden parecer anticuados y dejan de ser atractivos después de algunos años, para evitar eso es preferible escoger modelos sobrios o clásicos.

Las Medidas de tu puerta

Las puertas de entrada pueden fabricarse a la medida de tus necesidades; sin embargo, también puedes encontrar algunas prefabricadas con medidas estándares. El tamaño mayormente escogido para las mismas, entre las medidas estándares, oscila entre los 90cm de ancho x 2m de alto, aproximadamente. Las puertas principales suelen ser más altas y anchas que el resto de las puertas del interior de la casa, esto es debido a que generalmente deben ingresarse a través de ellas grandes mobiliarios y la atraviesan una mayor cantidad de personas. Dependiendo del tamaño de tu casa, tu puerta podría ser más grande o más pequeña. Supongamos que tienes suficiente espacio, en ese caso podrías escoger una puerta doble (se ubica una puerta al lado de la otra y ambas abren desde un mismo punto central). Toma bien tus medidas antes de comprar alguna puerta, de lo contrario tendrías que incurrir en la tediosa tarea de mandarla a cortar, lijar, etc.

El Precio de tu puerta

En el mercado puedes encontrar diversidad de precios para tu puerta, el cual variará de acuerdo a las características de la puerta que escojas y sus medidas. Materiales como la madera, suelen ser más costosos que el acero o el aluminio, pero su calidad y belleza podría brindarte mayores beneficios a largo plazo. La durabilidad a largo plazo es una característica que debes considerar como prioritaria al momento de seleccionar tu puerta principal, pues este no es un elemento que debería requerir cambios frecuentes. Adicionalmente, debes considerar los costos de mantenimiento posteriores que te generará la puerta escogida. En cualquier caso, recuerda incluir detalles como color, manilla, bordes, entre otros que le brinden un toque personal.

Presupuesto y otras consideraciones

Nunca salgas a buscar tu puerta de entrada sin determinar cuánto dinero estas dispuesto a invertir en ello, a veces resulta que escogemos el modelo más costoso sin saber que había gran variedad de opciones de igual calidad a un menor precio. Si tú mismo estás fabricando su propia puerta de entrada, entonces trata de evitar costos adicionales (que podrían implicar incluso la contratación de un profesional o ayudante) planificando con suficiente antelación el modelo, estructura y materiales a usar. Trata siempre de escoger materiales resistentes, para reducir futuros gastos de mantenimiento excesivo.

Juega con tu creatividad y no tengas miedo de imponer tu propio estilo, aprovecha las formas y elementos a tu disposición. Si quieres una puerta redonda, ¿por qué no instalarla? Quizás luciría muy moderna y chic, fija tu propia tendencia.

1. Con juego cinético

Casas de estilo minimalista por URBN
URBN

fachada principal

URBN

2. Puerta para una fachada muy moderna

3. Puerta imponente doble altura

4. Luminosa y en repitiendo el material en la fachada

5. Con pérgola liviana

6. Sofisticada y minimalista

7. Sin marco y muy alta para un efecto dramático

8. De vidrio y enmarcada en mármol

9. Muy acogedora con ladrillo

12. 100% natural

13. Impactante y bella

Puertas principales de estilo  por HORMANN
HORMANN

Porte d’entrée ThermoSafe Motif 680

HORMANN

15. Puerta actual y arriesgada

Si te sirvieron estos tips, déjame tus comentarios. ¡Éxito con tu puerta!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!