Dile NO a los baños tradicionales

A2 ESTUDIO A2 ESTUDIO
Loading admin actions …

Lo que tenemos establecido en el imaginario por baño es el cuarto destinado a la higiene y aseo personal compuesto por lavamanos, retrete, bañera o plato de ducha,  por lo general un ambiente de de mínimas dimensiones, muchas veces con poca iluminación y sin la consideración que el lugar de encuentro consigo mismo del individuo merece. 

En el presente articulo citaremos diferentes formas de concebir, desintegrar y relacionar las actividades que se encuentran asociadas tradicionalmente al dispositivo baño y las variantes que pueden incorporarse a este lugar.

Transformar el habito de tomar un baño

Tomar un baño es cotidiano y parte de nuestra rutina, sin embargo ejecutar esta actividad en nuestro tiempo libre modifica el sentido y transforma este habito en una faena placentera y relajante, es el momento de encuentro contigo mismo e incluso con el otro en intimidad. Esta premisa nos deriva a la idea de aislar el dispositivo bañera e imprimirle carácter místico y especial. Que mejor forma de sentirse apaciguado que estando alrededor del verde de las plantas, silencio y  luz natural. Relacionar la bañera a un pequeño jardín privado empleando el vidrio como el limite entre el afuera y el adentro es realmente fabuloso. Adaptar una televisión e incluso sistema de sonidos puede complementar la intención de utilizar el baño como un lugar para reposar distenderse y hasta compartir… ..

Baño con una galeria

Es fundamental que los baños tengan conexión al exterior para garantizar la ventilación e iluminación natural, sin embargo esta relación suele darse a través de pequeñas ventanas. Que interesante es romper con esta estructura y permitirle a este lugar interactuar con otros espacios de la casa. En este referente la ducha y bañera se prolongan hacia una galería y patio interno de la casa, generando un lugar para reposar, leer un libro, e incluso aplicar tratamientos corporales teniendo la zona húmeda como apoyo para estas actividades, ya sea para refrescarse o enjuagarse antes de ingresar a a la casa. Este tipo de relaciones también permite que los usuarios que estén disfrutando del exterior no tengan que entrar a la casa para usar el toilet en el caso de disponer las piezas sanitarias en esta habitación.

Baño de cristal con patio privado

Una bañera en una caja traslucida con un patio privado a su disposición, esta intención puede estar asociada a que el usuario pueda  tomar el sol antes, después o durante el baño, salir al aire libre sin ningún pudor de estar en paños menores o incluso desnudo ya que el exterior corresponde únicamente a este ambiente y/o a otros de carácter privado. Por los general los dormitorios se conectan al exterior directamente pero estudiando esta imagen se nos ocurre que se puede interponer el baño a un costado entre la habitación y el exterior para lograr este tipo de relaciones. 

Los rayos de luz que ingresan a la habitación a través de los cerramientos traslucidos parecen no ser suficientes, así que apelan a una abertura en el techo para obtener iluminación cenital también. 

Cuando se emplea la iluminación como concepto generador, se puede estudiar la incidencia del sol en el lugar durante el día, para generar intencionalmente un circuito de luz en el interior, en otras palabras mientras por la mañana entra el sol por la abertura del techo e incide directamente en la bañera,  por la tarde los rayos atraviesan los cerramientos de cristal generando otro efecto.

desintegrar el dispositivo

Para una habitación compartida es muy práctico separar las funciones que el cuarto de baño contiene. Uno o incluso dos lavamanos anexos al lugar mas privado en donde están el retrete y bañera permite a los usuarios una mejor interacción en un ambiente compartido, mientras uno se ducha el otro podrá usar el sector con mesada, lavamanos y espejo para el arreglo personal.

Emplear vidrio para como limite entre ambos sectores del baño permite el flujo de luz natural en el dispositivo desintegrado, lo que hay que analizar al emplear la trasparencia es el manejo de la privacidad que demanda la sala en donde esta el retrete y la bañera.

Baño – tocador

Incorporar a la sala de baño muebles bajos, cajones, espejos, luces y todo lo necesario para poder efectuar el cuidado personal, es interesante para la configuración de un ambiente en donde no se incluyan las demás piezas sanitarias como el retrete y bidet desintegrando una vez vez mas el dispositivo baño tradicional.

  

Integrar el vestidor a la sala de baño

Otra idea es incorporar en un mismo ambiente las piezas sanitarias, bañera, ducha y vestidor. Establecer un elemento alrededor del cual se desarrollen las actividades, en este caso es el mueble bajo que contiene el lavamanos de doble profundidad para servir a ambos lados de la habitación el cual organiza las funciones en forma de circuito. 

Elemento central

Este es otro ejemplo de una sala de baño con un elemento central que configura la distribución en el ambiente. Un gran volumen que contienen el lavamanos y la bañera dividen la ducha de otro uso que podría ser el vestidor.

Integrar el lavadero al baño

Las edificaciones contemporáneas y los  nuevos modos de habitar nos han llevado a desintegrar dispositivos antes concebidos como protagonistas ya que ocupaban en su totalidad un sector o habitación.

El lavadero o cuarto de servicio es uno de estos ambientes tradicionales de la casa que ha ido desapareciendo, desplegando lo que existía en su interior en los demás lugares, relacionándose con otras actividades.

La cocina y también el baño han recibido muy bien al artefacto lavarropas por ejemplo. La actividad de tomar una ducha está relacionada a depositar la ropa sucia para su mantenimiento y paralelamente las tomas de agua que alimentan la sala de baño son la ratificación de que parte del lavadero (lavarropas, secarropas, tabla de planchar y guardado) puede conjugarse con el sanitario. En este y otros referentes similares se logra apilar los componentes del lavadero en una pared comprimiendo lo más que se pueda el espacio que ocupan.

Otro aspecto que permite conjugar el baño con el lavadero, tiene que ver con la frecuencia escasa con que el baño es concurrido, al no ser un lugar de permanencia pueden gestarse otras acciones allí de forma alternada.

¿Que otras actividades se te ocurren podemos integrar al baño?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!