de estilo  por Auraprojekt

Vivienda de clase baja se convierte en casa ultramoderna

Katherine Aguilar Katherine Aguilar
Google+
Loading admin actions …

El apartamento de hoy nos dejará sorprendidos por el cambio tan fuerte que experimentó, un lugar pequeño que por la cantidad de compartimentaciones y paredes se sentía aún más reducido, la mala distribución de espacios a partir del mobiliario incrementaba el desastre que veremos a continuación.

Una cocina desplegada

Lo que podemos ver es que la cocina no se encuentra integrada, son elementos sueltos en el espacio, junto a un deterioro de paredes y muebles en general.

Una cocina que se integra y se une

Una de las maravillas de la modernidad fue el concepto de unión e integración de los espacios, lo que implicaba también muebles empotrados y útiles, aquí observamos una cocina hermosa, funcional y practica a la vez. Con dos materiales y colores principales el blanco y la madera que lo integran de una manera sutil y delicada. Una cocina en U que permite un gran espacio de transición y trabajo. 

La sala un lugar triste y oscuro

El color de las paredes junto al mobiliario no ayuda para nada, los muebles de una madera ni clara ni oscura y de paso brillante contrasta de mala manera con el color beige de las paredes que se refuerza con el borde o moldura superior. Las paredes generan recovecos que no permite utilizar el espacio de una manera optima.

Una sala integrada y perfecta

Al eliminar paredes y generar un sólo ambiente encontramos ligereza, sutileza y amplitud en la sala, el ambiente brilla gracias a la luz que entra y rebota en las paredes blancas, cosa que no observábamos antes, veamos como la pared del fondo se raspa para dejar a flor de piel el ladrillo, ¿por qué hacen esto?, más allá de dar un toque estético al espacio es para demarcar el área de comer, ¿qué te parece? no hace falta tener una alfombra con el uso de las paredes también lo puedes lograr.

Un cuarto oscuro y feo

veamos como era el ingresar al cuarto, una peinadora es lo que nos recibe, un espacio desarticulado y muy incomodo de usar, las tuberías se encuentran a la vista, pintadas al igual que las paredes, queriendo pasar desapercibidas pero no lo logran, así que veamos cual fue el cambio.

Un cuarto impoluto y luminoso

¡Gualá!, esto es lo que conseguimos al entrar al cuarto un espacio impoluto, perfecto, impregnado de luz con elementos focales que le otorgan un toque particular como el papel tapiz en color sepia que nos remonta a tiempos pasados y unas lámparas colgantes con tiras delgadas que enfocan la luz.

Un baño pequeño y sin encanto

EL baño mínimo tiene los elementos indispensables de uso pero sin ningún tipo de gracia, estrictamente funcional y práctico, más allá de eso no hay más.

Un baño cómodo, práctico y estéticamente bello

Y nos despedimos en el espacio más íntimo de la casa con un vuelco impresionante, lo único que se mantiene es ese color marrón de la cerámica pero se llena de blanco, para mantener el sentido de limpieza y el rebote de luz, característica común a lo largo del apartamento.

Como vemos podemos tener espacios pequeños pero es cuestión de buscar los materiales neutros y elementos correctos que combinen entre ellos.

¿Qué te pareció este cambio, te animarías a hacer lo mismo?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!