Salas / recibidores de estilo  por Francesca Greco  - HOME|Philosophy

La casa de Alicia, un antes y después muy económico

Valentina Caradonna Valentina Caradonna

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

La casa de Alice es un pequeño apartamento en Italia que con muy poco dinero fue adecuado para convertirse en una casa de alquiler para turistas. Esta pequeña remodelación logró poner en valor un apartamento de antigua data sin necesidad de hacer muchos cambios, la mayoría de las intervenciones se basan en un ajuste del mobiliario, pintura nueva y algunas cortinas especiales. 

Este antes y después nos demostrará que no hace falta más que ingenio para hacer que una casa se vuelva amigable y felizmente habitable. Descubramos este pequeño secreto italiano.

Un cuarto muy triste

Todo en este cuarto está mal, pero lo que peor se ve es esta cama, pues son un par de camas individuales pegadas, convertidas en una cama matrimonial. Con una habitación así no hay turista que quiera quedarse a pasar unas vacaciones.

Un par de ajustes y todo es hermoso

Parece otra habitación y al final lo que se necesitó fue un toque de buen gusto y decoración. Se utilizó la misma cama pero se escondieron las bases con un telón beige ajustado a la medida. Además se repasaron las cabeceras de la cama con una tela muy elegante. El toque, muchas pero muchas almohadas para que la cama se sienta mucho más acogedora. Así provoca quedarse unos días más.

La sala

Antes de que el grupo de Francesca Greco  llegara a esta casa, la sala era un estrecho espacio en donde una mesa para 4 entraba casi a la fuerza, resultando muy incómodo el espacio. A pesar de los bellos acabados que tenía la habitación, como los pisos de granito y los grandes ventanales, la casa se veía un poco triste y muy anticuada.

Un cambio lleno de luz

Y con tan solo ajustar el mobiliario, darle el espacio necesario a cada uno de las piezas que integran esta estrecha sala, el ambiente cambió por completo. No fue necesario comprar nuevos muebles, tan solo un par de ajustes en la colocación de los cuadros, una linda cortina y por supuesto una nueva lampara de piso para la esquina.

La segunda sala

Todo apilado como en la primera sala, muebles arrinconados que no permiten sean apreciados, incluso sean utilizados como debe ser. Bastará un toque para lograr acomodar este espacio.

Todo encaja muy bien

Y tal cual, como se hizo con la primera sala, lo único que se necesitó fue darle a cada uno de los muebles su espacio. Especialmente al chaise longue inspirado en un diseño del famoso arquitecto suizo Le Corbusier. Este mueble necesita darse su espacio para poder ser utilizado con comodidad. Se agregan a la ecuación un par de cojines con nuevos colores y diseño y una nueva cortina blanca y todo parece encajar muy bien.

Un depósito muy desordenado

Este cuarto no es más que un depósito muy desordenado, en donde cosas y cosas se apilan sin ningún tipo de sentido. Parece que no hay mucho que hacer con esta habitación. 

Y el cambio es total

Parece otra habitación, sin embargo es la misma. El mismo mueble fue restaurado y cada uno de sus elementos ordenados. Se salió de la cantidad de trastes que se amontonaban sin sentido y se le dio a la habitación mucha más luz. Las cortinas blancas, los nuevos cojines y cobijas con temas florales, le dan a la habitación un estilo nuevo, inspirado un tanto en el estilo ecléctico.

La cocina

Esta es la cocina originalmente, un tanto desastrosa. Llena de cosas puestas sin ningún tipo de criterio. Además la luz es muy amarillenta y hace que todo se vea muy oscuro.

Una nueva cocina solo con unos toques

Sin cambiar mucho, esta cocina parece una nueva cocina. Bastó una serie de ajustes, cambiar el color de la iluminación por un tono más blanco. Una persiana en la ventana que deje pasar la claridad. Cada cosa en su sitio y alguna que otra planta para embellecer el conjunto. 

Con tan solo un poco de cariño, algunos detalles y darle a cada una de las piezas que componen este apartamento su espacio, todo mejoró. Ya esta casa está lista para recibir nuevas visitas.

Si quieres ver más artículos como este revisa este link.

¿Te atreverías a cambiar tu casa?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!