Para el 2016… ¡El poder del DIY para decorar!

Thai Aguilera Thai Aguilera
Loading admin actions …

¿Por qué el DIY? El DIY, por sus siglas en inglés « Do It Yourself » o en español «Hazlo Tu Mismo », es una tendencia que ha ido tomando más valor durante los últimos años.  La misma, nos invita a explotar nuestra creatividad y hacer un mejor uso de los recursos que tenemos a nuestra disposición; por tanto esta práctica implica la fabricación o reparación de cosas por nosotros mismos, contribuyendo con el ahorro de dinero, promoviendo el reciclaje, así como la autoproducción de recursos útiles o necesarios para nuestra subsistencia y desarrollo integral. La fabricación de tus propios artículos de decoración, además, podrá aportarte una gran satisfacción personal y puede servirte de vínculo para reforzar las actividades en familia, salir de la rutina y estimular los talentos de cada uno sin mucha complicación. ¿No me crees?, ¡mira entonces estas ideas y sus beneficios!

¡Puedes contribuir con el medio ambiente!

La reutilización del vidrio, plástico, madera, cartón, telas y otros objetos es básica cuando de DIY se trata, pues esta tendencia te invita a sacarle un mayor provecho a casi cualquier material en desuso. Por eso, el DIY es una forma de desarrollo sostenible y amigable con el medio ambiente. Los elementos que se pueden fabricar por medio de materiales reciclados son muchos, por ejemplo podrías optar por realizar una lámpara como la de la imagen, a partir de botellas plásticas recicladas. También podrías hacer otros tipos de lámparas usando botellas de vidrio, la cantidad de botellas a emplear quedara a tu criterio pues existen innumerables diseños a tu alcance. Solo necesitas reunir los materiales necesarios y tener la disposición para culminar tu proyecto.

¡Puedes ahorrar dinero!

El DIY, inició como un movimiento “anticapitalista” que buscaba escapar de los estereotipos y del consumismo irracional. En efecto, por medio del DIY podrías ahorrarte grandes sumas de dinero al fabricar o reparar tus propios elementos decorativos, especialmente si para ello utilizas materiales reciclados. Podrías comenzar a incursionar en el mundo de la decoración DIY por medio de la adaptación de jarrones de barro, cerámica o porcelana con trozos de cinta, flores, pinturas, escarchas, etc. Por ejemplo, podrías iniciar pintando el jarrón con un color unicolor y decorar el mango con cintas, para lograr sujetarlo con mayor comodidad tal y como se aprecia en la imagen. Otra opción podría ser, escribir un mensaje, nombre, palabra o agregar una imagen para identificarlo de una manera más personal e incorporar flores o trozos de plantas para aportarle más vistosidad.

¡Puedes salirte de lo común!

Con el DIY puedes salirte de lo común y llevar a cabo la confección de artesanía, manualidades, obras de arte o la fabricación de piezas para el día a día con el estilo de tu preferencia. Puedes mezclar colores, tendencias, diseños e incorporarlos todos en un mismo elemento agregándole tu toque personal. Si siempre has sentido curiosidad por la pintura o el arte, quizás este sea el momento indicado para sacar a la luz tus dotes. Por ejemplo, podrías comprar un objeto de cerámica (o del material de tu preferencia), unas pinturas adecuadas para dicho material y voilà diseñar una hermosa y original escultura con forma de perrito fashion, como la de la foto, para que sorprendas a tus invitados.

¡Puedes ambientar tus espacios constantemente y a bajo costo!

Una manera sencilla de decorar y ambientar tus espacios a bajo costo es con la realización de velas hechas por ti mism@. Existen muchos tipos de velas que puedes realizar en poco tiempo, de acuerdo a tus gustos. Tienes por ejemplo las velas aromáticas, de parafina, de gel, flotantes, con distintas formas, de varios colores, etc. Las velitas son fáciles de hacer y requieren de poco tiempo, además podrían servirte para dar un regalo que será bien recibido por muchas personas. Por medio de tus velas, puedes lograr una atmósfera más romántica y reconfortante, ideal para descansar o pasar una velada distinta; pues la luz de las velas es un elemento de energía natural que irradia calor y una luz tenue, útil para combatir el estrés.

¡Aumenta tu nivel de satisfacción!

Arte de estilo  por Living Interiors UK
Living Interiors UK

Teak Horizontal Vertical Garden

Living Interiors UK

La sensación tan gratificante que sentirás al terminar tu “obra maestra” no tiene comparación. El superar las dificultades, culminarlo con éxito y saber que puedes mejorar tu técnica cada día más influye positivamente en tu estado de ánimo y aumenta tu autoestima. La sensación de sentirte útil y autosuficiente, de saberte capaz de realizar las mismas cosas que una máquina o un genio te llenarán de de tanto orgullo como a quienes te rodean. Si tienes ganas pero aún no te atreves a probar las ventajas del DIY, te invito a que comiences con obras de fácil culminación. Por ejemplo, un porta macetas que se pega a la pared le dará una apariencia de mayor cuidado a tu casa. Para hacerlo sólo necesitas unas paletas de madera, lija, un serrucho o segueta, clavos y barniz. Puedes comenzar de la forma más sencilla y hacerlo progresivamente hasta lograr la culminación de tu primer gran proyecto.

¡El DIY calma la ansiedad!

La realización de manualidades y de actividades que implican la creatividad afecta positivamente tu salud. Al estar concentrado sobre una actividad manual, tu cerebro trabaja al mismo tiempo varias de sus áreas; esto puede mejorar tu memoria, tus niveles de atención, tu lado creativo y tu capacidad de resolución de problemas. De hecho, algunos científicos han expresado que el llevar a cabo este tipo de actividades podría reducir las probabilidades de desarrollo cognitivo, especialmente en niñ@s. El pintar, tejer, coser o armar piezas puede ser tan positivo para tu salud mental como el yoga. Por eso, es recomendable que emplees tu tiempo libre en realizar tus propios artículos decorativos, desde mantelitos para la mesa hasta lámparas o incluso una cama con paletas de madera.

¡Aumenta tus niveles de concentración!

El reto mental de realizar una actividad que no creías posible eleva tus niveles de concentración. El estímulo de hacerlo bien y la resolución de problemas te ayudarán a focalizar mejor tu atención, brindándote beneficios en el ámbito profesional y académico. Existen proyectos sencillos que podrían servirte de “proyecto piloto”, como por ejemplo la construcción de cuadros con trozos de madera o corcho. El corcho es un material de fácil uso y sencillo de conseguir; por lo que con él podrías realizar distintos proyectos como usarlo de revestimiento para forrar una pared entera, para hacer la base de una mesita de centro, para pegar fotos, etc.  

No tengas miedo a intentar cosas nuevas, a romper el molde, a desafiar los estereotipos y a implantar tu propio estilo. En fin, no tengas miedo de mostrar quien eres y a sacar lo mejor de ti. Todos tenemos muchas habilidades, a veces desconocidas porque no nos atrevemos a intentar cosas nuevas. ¡Aprovecha todos los beneficios del DIY y únete a esta tendencia tan positiva!

¡No dejes de compartir tus comentarios y cuéntame, cómo resultó tu primera experiencia con el DIY! ¿Cuál fue tu primera creación?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!