de estilo  por kayumanifrance

Cómo restaurar muebles de madera fácilmente

Luz Hernandez-Luna Luz Hernandez-Luna
Loading admin actions …

Todos tenemos en casa algún mueble de madera feo y desgastado por el uso, con arañazos o interminables capas de pintura descascarada que no lucen nada bien. Estás pensando en tirarlo, pero te da pena porque guarda un valor sentimental para ti o es un mueble grandioso para almacenar. Quizás es que su aspecto ya te aburrió y quisieras darle un look completamente renovado. Pues no te preocupes, no tienes porqué tirarlo ni contratar un experto que se encargue, cuando puedes traerlo de nuevo a la vida, con una fresca apariencia que te va a encantar y así te acompañará por muchos años más.

Te enseñaré, paso a paso, cómo restaurar un mueble de madera con tus propias manos. Verás que es sencillo y entretenido.

Primero, la lista de materiales:

1. Un trapo limpio y suave para limpiar su superficie.

2. Papel de lija de grano medio y de grano fino.

3. Brochas. Una más ancha para abarcar mucha superficie y una delgada para los detalles.

4. Solvente para remover pintura (en caso de que tu mueble esté pintado)

5. Tapaporos para cubrir el daño a la madera.

6. Tinte o pintura para madera

7. Barniz.

8. Pulitura para madera.

1. Limpia el mueble

 de estilo  por Debra Carroll Interiors
Debra Carroll Interiors

FURNITURE PAINTING PROJECTS

Debra Carroll Interiors

Antes de proceder a pintar un mueble, es muy importante que esté perfectamente limpio.

Si el mueble ya ha sido pintado previamente, deberás remover completamente la pintura de su superficie. Para ello debes emplear el papel de lija de grano medio, el cual aplicarás directamente usando tus manos o usando una lijadora eléctrica, lo cual te facilitará el trabajo. También puedes emplear líquido solvente para la pintura, el cual es recomendable para piezas muy grandes o cuando ella realmente está tan adherida que sería difícil quitarla sólo con el papel de lija. En este caso, se aplica con brocha una capa de solvente sobre toda la superficie pintada y se espera a que haga burbujas. En ese momento, procede a retirar con la espátula la pintura que se desprende. Usar cualquiera de los dos métodos es tu decisión, pero pintado o no, igualmente hay que eliminar toda capa de barniz y tinte que pudiera contener la madera.

Empleando un trapo, limpia luego minuciosamente toda la superficie del mueble. Si utilizas un trapo humedecido, ten la precaución de dejar secar el mueble perfectamente antes de proseguir con los siguientes pasos.

El mueble ha de quedar perfectamente libre de polvo y suciedad.

2. Evalúa la superficie

 de estilo  por Nada se Pierde
Nada se Pierde

Muebles reciclados

Nada se Pierde

Una vez que el mueble ha sido perfectamente lijado y esté limpio, observa el estado de la madera para detectar posibles daños causados por los parásitos, como las termitas y el comején. De ser así, deberás aplicar un producto especializado para que los elimine, conocido como tapaporos con insecticida integrado. Es muy sencillo de aplicar, usando una brocha. Lo dejarás que haga efecto por el tiempo que indiquen las instrucciones del empaque.

Fíjate si además tiene arañazos, raspones, pedacitos faltantes. También puedes cubrir esas imperfecciones con el tapaporos. Aplica una capa, deja secar y lija cuidadosamente con la lija de grano fino, para que no resalte el producto sobre la madera y no se note después de darle el acabado final con pintura o con barniz.

Aprovecha de apretar todos los tornillos y clavos que se hayan aflojado en el mueble con el paso del tiempo. Reemplaza, si es necesario, cerraduras y bisagras. Si el mueble tenía manillas, retíralas observa si las reutilizarás o si reemplazarás por otras nuevas. En caso de reemplazarlas, no olvides que deberás cubrir con tapaporos los huecos de los tornillos que no calcen con los tornillos de las nuevas manillas que colocarás en su lugar.

3. Tiñe el mueble

Si vas a aplicarle color a tu pieza de mobiliario, este es el momento.

Válete de las brochas para aplicar el tinte para madera o la pintura, de manera uniforme por toda la superficie. Te recomiendo usar productos al agua, bien sea tinte o pintura, porque son más fáciles de corregir cuando se comete algún error y, además, son menos agresivos que otros tipos de productos para colorear la madera. El acabado y color dependerán enteramente de tu gusto y de cómo encaje el mueble en tu decoración. En este paso lo único que hay que tener en cuenta es que vas a aplicar el producto en varias capas sucesivas y delgadas, en lugar de una sola capa gruesa.

La paciencia es la clave. Da una primera mano y deja transcurrir el tiempo indicado en la etiqueta del producto, antes de aplicar la siguiente capa. Por lo general es de varias horas. Es recomendable, además, que entre una y otra capa de pintura des una muy suave pasada con papel de lija de grano fino, para perfeccionar la superficie y lograr mayor adherencia del producto. No olvides limpiar muy bien con un paño, para eliminar el polvillo que se produce.

3. Espera que se seque

 de estilo  por Debra Carroll Interiors
Debra Carroll Interiors

FURNITURE PAINTING PROJECTS

Debra Carroll Interiors

Ya has limpiado, lijado, vuelto a limpiar, aplicado el tapaporos y teñido tu mueble. Ahora, el momento de tener paciencia: déjalo que se seque por completo.

El éxito de renovar la apariencia de un mueble de madera radica mucho en la paciencia que inviertas en su restauración. Como toda labor de amor, ésta se merece su tiempo para quedar perfecta ¡No te apresures!

La pintura o el tinte de madera con base de agua por lo general secan mucho más deprisa que los productos con base de aceite. Esa es otra ventaja de elegir este tipo de productos. Comoquiera que sea, vas a tener que esperar entre 12 a 24 horas como mínimo y dependiendo de lo que diga la etiqueta, para poder continuar con la restauración. No te desanimes, ya falta muy poco para que puedas disfrutar de tu mueble renovado con tus propias manos. Entre tanto, procura mantenerlo en un espacio al abrigo del polvo, del agua y de las patitas de nuestras mascotas, para que no se arruine el trabajo. Aprovecha para dar un vistazo a todas las magníficas propuestas que tiene homify para ti. Tic-tac… Tic-tac… Aguarda y verás tu recompensa.

4. Vuelve a lijar

 de estilo  por Nada se Pierde
Nada se Pierde

Muebles reciclados

Nada se Pierde

Si deseas un mueble con aspecto rústico, al estilo shabby chic, éste es el momento de lijar un poco más.

Ya has aplicado todas las capas de tinte o pintura necesarias para cubrir por completo tu pieza, pero a ella le va mejor un aspecto rústico y envejecido, en lugar de la apariencia monocromática y de “mueble nuevo” que le da una capa uniforme de pintura. Toma de nuevo la lija de grano medio y procede a desgastar, cuidadosamente, la pintura por los bordes y las esquinas como tratando de imitar las zonas de desgaste normal del mueble, dejando que aparezca el tono de la madera al natural. De nuevo, tú tienes el control y decides la cantidad de madera que desear ver tras la pintura. Anda poco a poco, sin apresurarte. Toma distancia y observa de lejos. Cuando estés satisfecho con el resultado, detente y ve al paso siguiente.

5. Aplica barniz protector

Cocina de estilo  por UK Architectural Antiques
UK Architectural Antiques

Solid Colour Chair Painting Service

UK Architectural Antiques

Una vez que haya secado por completo el tinte o pintura que colocaste a la madera, es momento de protegerla para que su belleza dure por muchos años.

Lija de nuevo, muy suavemente con el papel de grano fino, para crear una superficie donde se adhiera el barniz. Recuerda limpiar todo resto de polvillo.

El barniz para madera viene en acabados mate, semi-brillo y brillante. Elige el que más se adecúe a tu gusto. Te reitero, independientemente de si aplicaste tinte o pintura o si, por el contrario, preferiste dejar la madera “al natural”, es imprescindible aplicar barniz para protegerla.

Hay dos cosas importantes que considerar: la primera es que si utilizaste un producto con base al agua para dar color, necesariamente tienes que utilizar un producto con base al agua para barnizar. Si empleaste un producto con base de aceite, el barniz también debe tener la misma base. Si no estás pendiente de este pequeño gran detalle, la pintura de abombará de inmediato. Ya bien lo sabes por experiencia ¡el agua y el aceite no se mezclan!

Lo segundo es seguir las mismas instrucciones que para aplicar el color. Capas delgadas y dejar secar bien entre una y otra.

7. Aplica una capa de pulitura

 de estilo  por Debra Carroll Interiors
Debra Carroll Interiors

FURNITURE PAINTING PROJECTS

Debra Carroll Interiors

Tu antiguo mueble ya tiene otra cara ¿verdad? Ahora que está restaurado, libre de parásitos y daños a la madera, que ha sido teñido y barnizado, podría decirse que está listo. Y lo está, pero yo quiero darte una recomendación final: aplica un pulimento para la madera.

En el mercado conseguirás distintos productos, como aceite de teca, cera natural y demás sustancias que le aportarán salud y nutrición a tu precioso mueble de madera. De nuevo, deja secar perfectamente la última capa de barniz que le aplicaste. Eso quiere decir que dejarás transcurrir al menos 24 horas. Y entonces, con una estopa limpia y suave procede a impregnar con pulimento todo el mueble, con movimientos circulares y cariñosos.

Deja secar ¡otra vez! aunque esta vez no transcurrirá tanto tiempo, apenas unos 2 o 3 minutos desde su aplicación y ahora con otro paño limpio y suave, vas a retirar el exceso de producto y a la vez, a dar brillo a la madera.

¡Listo! Ya tu viejo mueble luce completamente diferente. Ahora a disfrutarlo y mantenerlo con un poco de cuidados básicos y mucho amor.

¿Qué te ha parecido? ¿Te animas? Déjame saber lo que hiciste y envíame tus fotos.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!