Cocinas de estilo  por Camila Tannous Arquitetura & Interiores

6 tips económicos para renovar totalmente tu cocina

Cesar Rosas Cesar Rosas
Loading admin actions …

Tu cocina es un espacio que acoge mucho más que tus comidas. Las reuniones con amigos, los desayunos en familia y los grandes banquetes poco a poco desvanecen el brillo que una vez tuvo. Revive los mejores días de tu cocina con estos 6 tips económicos. ¡Qué empiece la renovación!

1. Cambia las manijas de los muebles

Los detalles pequeños tienen un gran impacto cuando miras la imagen completa. Las manijas acumulan suciedad con el inevitable uso cotidiano y no es extraño que más de una esté defectuosa al cabo de un tiempo.

Puedes escoger entre pintar las manijas que ya tienes o reemplazarlas por otras que combinen. Si decides pintarlas, asegúrate de limpiarlas muy bien con un paño seco y luego con algún producto antigrasa. Si es necesario, usa papel de lija para remover el óxido. Una vez que la superficie esté limpia, lleva las manijas afuera y usa pintura en aerosol para lograr resultados rápidos y profesionales. 

Si decides cambiarlas, ten el cuenta el estilo de tu cocina para que tus nuevas manijas no desentonen. Si tu estilo es moderno y buscas durabilidad, elige manijas de aluminio. Si tu cocina es más clásica y abundan los muebles color madera, atrévete a instalar manijas color bronce, dorado o marfil.

2. Es hora de restaurar los muebles viejos

Hogar de estilo  por Muebles muc.
Muebles muc.

Cocina AVA // madera natural // termoformado

Muebles muc.

Restaurar un mueble antiguo puede ser una aventura difícil dependiendo de qué tan deteriorado esté.

Cuando se trata de un mueble metálico, asegúrate de que no necesita soldaduras ni piezas nuevas. Si es así, te dará muchísimo trabajo, a menos que seas un experto y tengas las herramientas necesarias. 

Concéntrate en muebles que puedas restaurar pintándolos. Remueve la pintura vieja y el óxido con un papel de lija o un cepillo de alambre. Luego pasa un paño varias veces por la superficie para remover la herrumbre y todo el polvo resultante. Finalmente, usa pintura a base de agua con una capa de brillo o pintura de aceite. Recuerda secar el mueble al aire libre por un par de días hasta que el olor a pintura desaparezca. 

Los muebles de madera son mucho más sencillos, basta con lijarlos un poco, limpiarlos bien y darles una buena capa de barniz. Si quieres lograr un tono uniforme en la madera, intenta pintar el mueble de blanco o algún color alegre que destaque en tu cocina.

3. Pinta las paredes y azulejos de tu cocina

Renovar el color de las paredes y azulejos es la opción preferida de muchos. Con una mano de pintura y nuevas cortinas puedes darle un giro completo al look de tu cocina. 

Si deseas darle una imagen amplia y refrescante, apuesta por colores claros y deja que la luz del Sol fluya libremente. Recuerda usar pintura a base de látex y agua, la cual es no inflamable y desprende poco olor. Además, es fácil de limpiar con una esponja o trapo húmedo, lo que te ahorrará pintar sobre cada nueva mancha en tu pared. 

Si quieres ir un paso más allá, también puedes pintar los azulejos de tu cocina. Para ello, retira la decoración de tus paredes y pega cinta adhesiva en todos los bordes, así evitarás manchar de pintura la encimera u otros muebles. Luego que limpies toda la superficie con un trapo seco, aplica una capa de fondo fijador sobre los azulejos y las uniones para mejorar el acabado. Finalmente, usa pintura o esmalte especial de azulejos, especial para repeler la grasa, evitar rayones y muy fácil de limpiar.

4. Llena de vida tu cocina con plantas

Haz de tu cocina un lugar más fresco y amigable agregando algunas plantas en la ventana, encimera o mesón. 

Con buena iluminación y aire fresco, una planta puede cambiar por completo la esencia del lugar sin tener que gastar demasiado ni perder días en remodelaciones. Además, tener plantas alrededor mejorará la calidad del aire y transmitirá bienestar a tu familia. 

Recuerda que no todas las plantas se sentirán a gusto en tu cocina. Ten mucho cuidado con el humo y evita situarlas cerca del horno u otros electrodomésticos cuyo calor pueda marchitarlas. Los cactus son una gran elección, ya que su mantenimiento es mínimo y no sufre por los cambios de temperatura. 

También puedes optar por la planta de sábila , mejor conocida como aloe vera. Te recomendamos elegir un rinconcito para incluir plantas de aromas agradables, como la hierbabuena o el perejil. Los helechos son otra una excelente opción.

5. Pon vinilos decorativos en las paredes

Las calcomanías de vinil o vinilos son la solución express para renovar la apariencia de cualquier habitación, incluyendo tu cocina. Aunque no lo parezca, ¡esa pared de piedras al fondo es un vinil!

Los vinilos decorativos vienen en distintos tamaños. Antes de comprarlos, toma las medidas de la pared que deseas decorar y asegúrate de adquirir la cantidad suficiente. Limpia muy bien la superficie en cuestión con productos antigrasa, agua o alcohol. Entre menos impurezas haya en la pared, mejor acabado conseguirás. 

Haz marcas en la pared para conseguir que el vinilo quede justo en el lugar que deseas. Cuando hayas decidido la posición, despega un poco el papel adhesivo por la parte superior y pega el vinilo contra la pared. Mientras despegas lentamente hacia abajo, usa una espátula para presionar del centro hacia los costados. 

No te preocupes si quedan burbujas de aire. Con un paño o esponja puedes repasar el vinil suavemente y expulsar el aire o polvo atrapado.

6. Cambia tu vieja y maltratada encimera

Te recomendamos acudir a un profesional para cambiar la encimera de tu cocina, pues se requieren herramientas especiales y es un trabajo para varias personas. 

Primero escoge el material de tu nueva encimera. Si vas por lo económico, el laminado es la mejor opción. Le sigue la madera, aunque debes descartarla si tu hogar sufre problemas de humedad. 

Si buscas modernidad y resistencia, escoge el acero inoxidable: con limpiezas esporádicas mantendrás su brillo por años. El cuarzo, el granito y el mármol son opciones lujosas que ofrecen durabilidad, acabado sofisticado y exigen poco mantenimiento. 

Durante la instalación de tu encimera, necesitarás retirar el fregadero y la vitrocerámica. Antes de hacerlo, cierra la llave del agua, desconecta el gas y también el circuito eléctrico. Cuando todo esté desinstalado, remueve con cuidado la vieja encimera y reemplázala por la nueva pieza, comprobando que los huecos para el fregadero encajan de forma segura. 

Agrega adhesivo especial sobre los muebles inferiores y silicona en la unión con la pared. Haz presión hasta que el producto fije y usa tornillos en el tope si es necesario para lograr estabilidad. Cuando estés conforme con el resultado, instala de nuevo el fregadero y restablece las conexiones.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!