de estilo  por AstiDkora

7 consejos para tener tus closets ordenados

Luz Hernandez-Luna Luz Hernandez-Luna

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Una de las cosas que más rápido puede salirse de control, es la organización de tus closets. Aquí vamos a dejarte unos truquitos básicos para que puedas darte el gusto de abrir tu closet y que no se te caiga todo encima cuando lo hagas. Toma conciencia de lo que estás por hacer, para que el esfuerzo no se pierda y consigas mantenerlo en esa forma de modo permanente. 

Primero, sal de la ropa vieja, de las carteras y de los zapatos que realmente no uses. Si algo está en buenas condiciones, por favor dónalo a organizaciones de caridad.  Cuando lo vacíes para acomodarlo como es debido, límpialo a fondo. 

Si de antemano sientes que no tienes muchas ganas de ponerte en esta tarea ¡llama a tus amigas para que te ayuden! Créeme que ellas harán un muy buen trabajo deshaciéndose de lo que no te convenga guardar, porque no tienen el apego emocional que el propietario siente por sus prendas. Pasarán un rato entretenido, entre risas, anécdotas y organización. Así que ¡pónganse manos a la obra y comencemos!

1. Clasifica por tipo de ropa

No te apegues a lo que no te sirve o pasó de moda. Haz espacio y así podrás guardar cosas nuevas  ¿No te parece una excelente excusa para estrenar?

No desperdicies valioso espacio en tu closet. Lo primero será clasificar todo en 4 categorías:

1) para usar ahora;

2) para usar otra temporada (separa la ropa que usas cuando hace frío de la que usas cuando las temperaturas suben);

3) para donar; y  

4) para tirar a la basura ¡Realmente, tíralo!

Conserva únicamente lo correspondiente a la categoría 1 (lo de la categoría 2 va almacenado en cajas, pero no ocupando espacio de la categoría 1).

Ahora la segunda parte de la organización luego de clasificar: Agrupa y guarda juntas todas las camisas, todas las faldas, todos los vestidos…   ¿Te animas a ir un paso más allá? ¡Organiza por colores! Yo uso una distribución tonalizada: todos los azules, todos los verdes, todos los rojos… Son bloques de prendas agrupada por color y en cada uno de ellos van blusas, pantalones y faldas de la misma tonalidad. Así no pierdo tiempo creando conjuntos cuando tengo prisa y además…   ¡Se ve precioso!

2. Añade cajas redondas para los accesorios

Cuartos de estilo  por Heart Home magazine
Heart Home magazine

A Character Cottage

Heart Home magazine

En todo closet encontraremos pequeños artículos y prendas de vestir que, por su tamaño, suelen andar desperdigados por todo el lugar, haciéndonos la vida difícil al momento de querer conseguirlos.

También tenemos otros objetos y productos cuya apariencia no es particularmente atractiva o tal vez se trate de cosas que no queremos que estén tan a la vista, como es el caso de calcetines y ropa interior. También frascos de medicinas, productos de higiene y de belleza y un largo etcétera. Para todos esos pequeños elementos te tengo la solución perfecta: Las cajas redondas con tapa.  Además de ser muy lindas, son el mejor recurso a la hora de guardar ese millar de cositas que queremos tener organizadas y a mano, pero no a la vista. Busca los tamaños que sean más adecuados para su contenido y esmérate en guardar ahí todos tus pequeños tesoros. Lencería, maquillaje, bisutería, elementos para el cabello como rollos, pinzas y banditas, el set de manicura, etc.

Combina colores y estampados con tu estilo decorativo. Te sugiero que les coloques unas prácticas etiquetas en la parte exterior, de manera que puedas saber cuál es su contenido, sin necesidad de estar destapando cada una de ellas.

3. Instala una barra deslizable

En la medida de tus posibilidades, configura la distribución interna de tu closet, para que te resulte práctica y cómoda.

Coloca tantas barras como te sea conveniente, de acuerdo a lo que vayas a colgar y hazlo a diferentes alturas, dependiendo del largo de las prendas: vestidos, blusas, etc. Mantén los zapatos en un espacio tan alejado de la ropa como te sea posible, para evitar que se impregne de olores desagradables. Dispón de todo tan a la vista como te sea posible. De esa forma, ganarás tiempo y tendrás un mayor incentivo para conservarlo todo en orden. Fácil de ubicar, fácil de tomar, fácil de volver a guardar.

Las barras deslizables tienen la ventaja de ser muy prácticas, porque te permiten tener tus prendas al alcance de la mano. Te dejan aprovechar todo el espacio disponible y existen distintos modelos y características, para ajustarse a tu presupuesto. Las prendas de vestir colgadas de modo adecuado, se mantendrán sin arrugas, visibles y siempre listas para ser utilizadas cuando lo necesites.

4. Usa perchas apropiadas y de distintos colores

¿No te crispa los nervios un closet con un millar de perchas distintas? Unas de alambre (ya torcido de tanto uso), otras de un plástico enclenque que se pandea con el peso de la ropa, de madera las otras… ¡Un verdadero rompecabezas visual!

Si quieres disfrutar de un closet ordenado, es necesario que unifiques los colgadores que contiene. Elige todos del mismo estilo y tira a la basura aquellos que no correspondan. Mi recomendación es que inviertas en unas perchas de buena calidad. Hacen que luzca impecable y te anima a mantenerlo siempre organizado. Las perchas tienen que ser lo suficientemente resistentes para que soporten adecuadamente el peso de las prendas y deben ser apropiadas para el uso que se les va a dar: las de las faldas tienen unas pinzas para que no se resbalen, las de pantalón no les dejan marcas al estar doblados… Con prestar un mínimo de atención al colgar nuestra ropa, te garantizo un closet digno de exhibición. 

Un tip adicional: Usa colores distintos para las perchas, por grupos, así se te hará más fácil su localización. Azul para los pantalones, rosa para las blusas y así por el estilo… Combina y codifica.

5. Usa organizadores colgantes

Dormitorios de estilo  por homify
homify

Kleiderstange Swing

homify

Hoy en día, existen infinidad de soluciones de almacenaje que te permiten tener tu closet organizado de forma práctica. Una de esas soluciones son los organizadores colgantes. Vienen en una gran variedad de modelos y características, para distintos usos: zapateras, porta-carteras, con tramos para guardar prendas dobladas… en fin, lo que sea que quieras guardar. Sus tamaños y materiales también son muy variados y coloridos, así como su precio.

A mí me gusta tener varios de estos organizadores colgantes, en distintas configuraciones, dentro de mi closet, porque funcionan como divisiones internas dinámicas y muy económicas, que hacen que luzca como si fuese el vestidor de una celebridad. Una de las cosas que me parecen más prácticas de ellos, es que puedo tomar la unidad completa y cambiarla de lugar cuando quiera, sin necesidad de desocuparla. Así, si quiero colocar momentáneamente la unidad de colgadores donde guardo mi maquillaje en otra zona, como puede ser junto al espejo donde me estoy arreglando, lo tengo todo a mano, sin complicaciones.

También si deseo reconfigurar el espacio interno, con simplemente intercambiar la posición de los organizadores, la tarea se hace en un dos por tres y, además, ¡son muy lindos! 

6. Cuelga los pañuelos anudados en perchas

Hogar de estilo  por homify

Los pañuelos y bufandas están súper de moda. Así que si eres una persona que sigue las tendencias, con toda seguridad tendrás una colección de estos accesorios que complementan tu vestuario.

Pero por ser prendas fabricadas en materiales muy finos y sedosos, no resulta fácil tenerlas guardadas y organizadas ¿Verdad? Pues no. La verdad es que siguiendo este tip, podrás tener siempre todos tus pañuelos y bufandas, no solo impecablemente organizados, sino al alcance de tu mano cuando decidas utilizarlos. Simplemente tomas una percha y anudas en ella cuantos pañuelos y bufandas consideres conveniente. Organízalos por colores o por materiales y emplea una percha para cada grupo de ellos. Así podrás tener en orden y de forma práctica perfectamente guardadas estas prendas, colgando de la barra. Ya no más bufandas y pañuelos escondidos entre gavetas y cajones o, peor aún, en el piso del closet. Puedes aplicar este mismo tip para colgar de perchas tus cinturones y correas, siguiendo la misma metodología.

Sus hermosos estampados y colores alegrarán tu closet apenas lo abras y serán como serpentinas que te dan la bienvenida ¿No te parece que esta es una linda manera de exponer tus pañuelos y bufandas más bonitas?

7. Guarda los zapatos en cajas y ponles nombre

Definitivamente, una de las mejores maneras de tener tu calzado siempre limpio y ordenado en el closet, es guardándolo dentro de cajas.

Pero no lo guardes en las cajas originales en que el calzado vino de la tienda, porque además de que por lo general son bastante poco atractivas, son muy frágiles y tienden a dañarse muy pronto. Verás que no van a combinar entre sí ni tienen el mismo estilo ni tamaño. Busca unificarlas para un aspecto ordenado y lindo. Pueden ser de cartón forrado con el estampado que más te guste o de plástico translúcido, que tiene la ventaja de poder ver en su interior. Lo más importante es que sean muy rígidas, para que se mantengan en buenas condiciones al estar apiladas. 

Y no te preocupes, no tienes que estar adivinando qué par contiene cada una: solo ponles la correspondiente identificación del calzado. Para eso puedes valerte de etiquetas y marcadores, aunque te tengo un truco aún mejor ¡Coloca una fotografía de su contenido en el costado visible de las cajas! Toma una foto a tus zapatos, imprímela, pégala a la caja y ¡Listo! No más “pares impares” desaparecidos en el fondo de tu closet ¿Te gusta?

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!