de estilo  por Studio Lisa Bengtsson

5 arreglos florales para un evento especial en casa

Luz Hernandez-Luna Luz Hernandez-Luna

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Decorativas y vibrantes a la vez, las especies florales aportan esa nota natural que da vida a cualquier evento que tengas en casa.

En tus festejos nunca han de faltar el color y la fragancia que las casi infinitas variedades de flores, aportan a los ambientes. Su belleza y energía bañan de frescura y alegría hasta los espacios más austeros. Y es que hay flores para todos los gustos y presupuestos. Para todos los estilos de decoración. Para todos los estados de ánimo. Para todos los eventos. 

Tener flores en casa es uno de esos pequeños placeres de la vida que no pueden obviarse. Deja volar tu imaginación y ten en cuenta el entorno que vas a engalanar y su estilo decorativo: campestre, moderno, lujoso, exuberante, sutil, minimalista, grandilocuente y el motivo: cumpleaños, navidades, aniversarios, reuniones entre amigos…  

Aquí te dejamos algunas propuestas para incorporar la belleza de las flores en arreglos que complementarán tu decoración para las celebraciones en tu hogar. Las flores, definitivamente, no pueden faltar en casa.

Siempre flores frescas

Aunque se consiguen excelentes imitaciones, no hay nada que iguale a la magia de las flores naturales. Expresa la alegría de recibir a tus invitados con un colorido despliegue de flores. Lograr una composición deslumbrante es más fácil de lo que crees. 

Aquí vemos como se han colocado por secciones y a diferentes alturas los distintos elementos florales. Utiliza un soporte de tipo enrejado, a cada lado de la puerta; revístelo con follaje como hiedra o jazmín, para que sean el respaldo visual y cubra parcialmente la estructura. 

Ahora viene la parte más divertida: agrupa las flores de acuerdo a su tipo y color. Vas a hacer pequeños bouquets que irás colocando de manera ordenada y estratégica; deja las flores más pequeñas y delicadas para la parte superior; hacia el medio de la estructura, coloca las más importantes y llamativas y hacia la base, ubica unas de mediano tamaño. 

Completa la escena con dos maceteros o baldes conteniendo hortensias, geranios o cualquier otra especie floral que te apetezca. El truco de este arreglo es mantener la simplicidad: una única especie floral por cada bouquet y trabajar en bloques de color. Una bienvenida a casa sensacional y muy fácil de lograr.

Empecemos por la cocina

Jardines de estilo  por Appleyard London
Appleyard London

Pink Double Orchid Plant

Appleyard London

Si bien es cierto que la cocina es un espacio que preferimos tener tan despejado como sea posible, por propósitos prácticos (no queremos enredarnos con plantas y pétalos al momento de preparar las comidas), siempre es refrescante y alentadora la presencia de un arreglo floral que nos transmita hermosura y nos reconforte con sus aromas y colores.

Piensa en colocar algunas flores y plantas que, sin estar en compañía de nada más, causen un gran impacto visual. En este caso, menos es más. Unas elegantes orquídeas sobriamente dispuestas en un humilde baldecito de zinc que le haga el contrapunto de equilibrio estético, serán todo un lujo que puedes apoyar sobre la encimera. 

Dependiendo del tamaño de tu encimera y del espacio disponible, coloca tantas como sea conveniente. Una idea grandiosa para adornar tu cocina durante eventos especiales y, porqué no durante todo el año, es tener pequeñas macetas con hierbas y plantas que se usen en las comidas: hierbabuena, orégano, romero, tomillo, lechuga, perejil… las posibilidades son enormes y ¡Sabrosas!

Tip: Procura situarlas lejos de la luz directa del sol y de fuentes de calor en la cocina, así se conservarán perfectas de modo indefinido, con un mínimo de cuidados.

El centro de una buena mesa

Una mesa no está del todo puesta, a menos que haya flores sobre ella.

Aquí es donde puedes desplegar tu imaginación para expresar tu propia personalidad. Combina flores, frutas, ramas, candelabros, follaje y cristalería. Todo vale.

Para un look moderno, agrupa pequeños recipientes de cristal cada uno con una única flor de un color entero y sin matices ¡éxito asegurado para un espacio de vanguardia!

Ubica sobre una mesa rectangular una larga tira de tela de saco como camino de mesa. Sobre ella, ve disponiendo en forma alternada y repetitiva, copas y vasos a distintas alturas, que contengan ramilletes individuales de las flores elegidas. Luego, rellena los espacios con follaje y briseras con pequeñas velas. Y ya está listo. Un centro de mesa que parece una puesta en escena de una película romántica.

Y cuando la ocasión lo amerite, cuando celebrar sea la consigna ¡más es más!

Podemos crear agrupaciones de muchas flores, en distintos estilos de contenedores, para adornar una mesa buffet. Lo importante es decidir cuál es el elemento unificador. En este caso, es el color de las flores, que se mantienen dentro de la gama de malvas y morados. Un derroche de alegría para los momentos festivos.

No nos olvidemos del baño

Baños de estilo  por grupoarquitectura
grupoarquitectura

Casa Basaltica

grupoarquitectura

Para este espacio, lo mejor es evitar los arreglos muy cargados y estructurados. Sencillamente, no van con el lugar. A menos de que tengas la suerte de contar con un baño grandioso y súper espacioso, inclínate por arreglos florales de detalles mínimos y sutiles, pero que creen un lindo punto de atención y traigan una nota de fresca naturaleza.

Una pequeña maceta de terracota, conteniendo un cactus o una suculenta, puede ser el complemento perfecto para decorar un baño de estilo rústico. Un recipiente con guijarros, agua y algunos botones de rosas, obsequiarán su elegancia y aroma en este recinto tan personal en cualquier estilo de decoración. 

Si tu casa es de elementos  con aires campestres o rústicos en su decoración, te van muy bien los de arreglos de flores naturales muy poco pretenciosas, como las margaritas, las dalias, el baby breath. Colocadas en ramilletes dentro de cestas de mimbre o en cajas de madera, llevan su chispeante belleza a estos espacios tan íntimos, como motitas de felicidad y frescura concentrada 

¿Y qué te parece colocar unas ramas de aromático eucalipto, en un descomplicado arreglo de ramas simplemente atadas con un cordel? ¡Esparcirán su aroma delicioso para alegrar este lugar!

Alegra el jardín

Jardines de estilo  por Appleyard London
Appleyard London

Petite Hydrangea Plant

Appleyard London

Ya sea que cuentes con la fortuna de tener una vivienda con jardín o que ocupes un apartamento a muchos metros de tierra, la alegría de los jardines siempre será bienvenida.

Te propongo utilizar de formas inesperadas los elementos de jardinería: regaderas, maceteros, carretillas… Todo puede servir para un encantador arreglo floral. Tómate el tiempo de reacomodar las macetas para que se luzcan frente a tus invitados. Compleméntalas con cubetas llenas de hermosas y coloridas flores adquiridas en la tienda. Si tienes árboles, cuelga de sus ramas frascos conteniendo flores o velitas. Adorna todo el espacio con guirnaldas de lucecitas blancas que le den un aire mágico al conjunto

Toma un cilindro de cristal, llénalo con naranjas o limones y agua, ya tienes un original arreglo que va perfecto para ser colocado en la mesa del jardín.  O consigue un atado de cañas o de ramas secas con formas caprichosas, colócalo estratégicamente en un rincón y ya tienes un arreglo minimalista y fuera de serie. Las plantas son una excelente manera de llevar la naturaleza a casa. O más fácil: utiliza plantitas que puedas poner en agua.  Así que anímate, no tienes excusas para no rodearte de vegetación y flores.

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!