Una casita esquinera ¡que lo tiene TODO!

Katherine Aguilar Katherine Aguilar
Google+
Loading admin actions …

Hoy recorreremos esta casa de 97m2 en Japón que no se parece en nada a la arquitectura asiática que estamos acostumbrados a ver, donde la austeridad de elementos es la clave y el blanco es la base, en este caso el estudio de arquitectura Mukoyama architects incorpora el color y otros materiales al espacio a parte de la madera. La casa se desarrolla en los 2 pisos superiores, dejando la planta baja como depósito y área de estacionamiento. Veamos cuáles son los cambios.

Acerquémonos a la zona de lujo

Con esta imagen es que empezaremos a recorrer este proyecto, como un cuadro enmarcado vemos un nicho que se convierte en zona de lectura, un espacio donde la palabra sabroso es el mejor calificativo, con un papel tapiz azul que sigue la línea vertical de la escalera y una ventana traslucida que ilumina el espacio. El piso se eleva separándolo del ambiente principal. A un lado encontramos la zona de música y el color amarillo cumple el papel de definir este espacio. Ya sabemos, con hacer cambios de nivel o de colores en la pared logramos definir diferentes ámbitos.

La zona de descanso y lujo

Al dejar atrás las escaleras encontramos un espacio totalmente iluminado, con una geometría poco ortodoxa pero funcional, Tenemos 3 áreas que se diferencian por su mobiliario pero veamos un poco más, ¿qué otro elemento ayuda?, El piso miren el color de cada uno de ellos y su disposición, un cambio sutil pero perceptible. Aja! y ¿quién salió del telón desde un principio?, esa maravillosa hamaca para colgar en nuestros hogares.

Caminemos hacia el elemento gris

Esta casa es el remate de la esquina, prácticamente adosada a la vecina, son pocos los centímetros que se separa, cerrándose totalmente hacia ésta obteniendo privacidad para ambos usuarios y abriéndose hacia la calle. Veamos como en este terreno tan pequeño se alza esta casa, perfecto ejemplo para nosotros, los venezolanos donde comprar un terreno pequeño es cada vez más cuesta arriba pero no un impedimento para el buen diseño.

Escaleras al cielo

Veamos como en la escalera tan reducida se utilizan paredes de diferente color, una blanca y la otra azul, color vivo y relajante a la vez, tomemos en cuenta que pintar ambas de este color haría el espacio más comprimido. Los escalones no tienen contrahuella, haciéndose transparentes y permitiendo el paso de la luz con una madera clara definiendo su área para dar paso a una más oscura al llegar a planta baja.

Vamos a comer

Demos un giro de 180° y encontramos el comedor y la cocina que se separa por una barra alta, es admirable como en un espacio pequeño la calidad espacial se mantiene con una doble altura, produciendo relaciones visuales en ambos niveles. Encontramos conexiones de color azul en la pared de la escalera y en los mosaicos de la barra. 

Cruzar el puente para dormir

Antes de llegar a la habitación cruzamos este puente que divide literalmente el espacio en dos, tanto en su geometría como en el diseño, veamos por qué, del lado izquierdo encontramos una pared azul totalmente sólida con un pequeño vano al fondo y un antepecho macizo, del lado derecho una pared horadada por ventanas baña el espacio de luz con una baranda hueca de madera, dos operaciones de diseño opuestas conviviendo en un mismo espacio. Ya sabes, todo está permitido y el juego de contraste se evidencia cada día más ¿por qué no intentarlo?

¿Qué te pareció esta casita?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!