¡Mudarse juntos, la mezcla de dos estilos!

Thai Aguilera Thai Aguilera
Loading admin actions …

Mudarte con tu pareja es una experiencia única y emocionante. Sin embargo, el hecho de que ambos no compartan exactamente los mismos estilos de decoración puede llegar a ser bastante frustrante y problemático. Mientras las mujeres, por lo general, van a inclinarse hacia una tendencia decorativa más delicada, dulce y acogedora (con cojines acolchados, velitas aromáticas por todas partes, cuadros, fotos, etc.), los hombres, normalmente, van a preferir decoraciones más neutras (con colores oscuros, accesorios unicolor o con detalles serios y con texturas fuertes). A pesar de eso, siempre es posible lograr un balance. Para ello, antes de mudarse cada uno debe hacer una lista del mobiliario que tiene, para pensar de qué manera podrían combinarlo armoniosamente y así definir de forma sensata las cosas que realmente necesitan comprar. En cualquier caso, sea que porque se van a mudar a un sitio nuevo, o porque uno de los dos se va a mudar al apartamento del otro, ¡los siguientes consejos te ayudarán!

Identifica el estilo de cada uno

Hagan una descripción de sus preferencias decorativas, para poder identificar el estilo de cada uno. Las tendencias minimalistas, modernas y eclécticas son bastante populares entre jóvenes de distintas edades. Hay muchas formas de utilizar estos estilos; por ejemplo, si a ti te gusta el estilo moderno y tu pareja prefiere el minimalista, traten de hacer una combinación entre ambas tendencias para lograr un diseño mixto e igualmente maravilloso. Si, por el contrario, no están muy seguros del estilo de su preferencia es recomendable que recurran a la decoración ecléctica. Esta se inclina por utilizar elementos de distintos estilos y épocas en un mismo ambiente, sin que esto resulte en una decoración abrumadora. Este estilo es el ideal para conciliar varias visiones en la decoración de su primer hogar juntos. Si todavía tienen dudas al respecto, te recomiendo que ingresen al portal de homify para que te inspires con los diseños allí presentados y crees tu propio libro de ideas.

Selecciona los objetos y mobiliario que incluirán

Una vez que hayas identificado el estilo de su preferencia, será mucho más fácil proseguir con la selección de los objetos y mobiliario a incorporar en el nuevo apartamento. Es importante pensar al respecto detenida y racionalmente, porque a veces es muy difícil desprenderse de los artículos de decoración o recuerdos que han estado contigo durante varios años y que probablemente tu pareja no quiera tener en casa (como un montón de peluches o cientos de barajitas y posters de futbol). No tienes que deshacerte de todos tus antiguos artículos, lo más recomendable es que hagas una selección y almacenes en cajas (debidamente identificadas) aquellos que son realmente importantes o útiles para ti. Con suerte, podrán guardarlas en la nueva casa si cuentan con suficiente espacio (sótano o maletero). Percátate de que el mobiliario escogido combine bien con el del otro. Al inicio no todo tiene que contrastar perfectamente, de hecho seguramente habrán objetos que luego necesitarán comprar. Lo importante es que la parte fundamental del trabajo estará lista.

Mantén el esquema de colores simple

La selección del color es fundamental para crear el ambiente adecuado. Al ser este su primer hogar juntos, es importante que ambos se sientan cómodos con la atmósfera del lugar. Los colores naturales como el blanco, beige, café, gamas de marrones, o los neutros (también llamados colores acromáticos) como el negro y toda la gama de grises, son ideales para evitar confrontaciones y para que ambos se sientan como en casa. Para tener más alternativas a su favor, podrían jugar con otras gamas de tonalidades neutras (también llamadas sucias) que no son más que tonalidades agrisadas, tales como el azul grisáceo, verde grisáceo, entre otros. El blanco es el color más recomendado para comenzar esta nueva aventura, porque es el más luminoso, crea una sensación de amplitud, de frescura y puede ser combinado perfectamente con otros, sean naturales, neutros, colores intensos. Si deciden contrastarlo con algún gris suave, podrán mantener la sensación de luminosidad del lugar, mientras que generarán  un ambiente más elegante y moderno.

Compren nuevas cosas juntos

Ya está claro que ambos tienen gustos, hobbies y preferencias distintas, que los define como personas individuales. Sin embargo, al momento de comprar los nuevos objetos de decoración, deben enfocarse en artículos que los definan a ambos, como pareja, para armonizar el estilo de la casa. En este sentido, es importante que vayan juntos a hacer las compras, que establezcan cuales son los objetos que necesitan prioritariamente y las características indispensables que estos deben tener. En fin, escojan algo que les guste a los dos, como un sofá, un cuadro, un estante para libros, una alfombra, una bella lámpara, etc. Por ejemplo, podrían crear un nuevo punto focal de decoración, dirigido hacia un área que los represente a ambos. Donde se sitúe el mueble y encima de este una pintura muy contrastante, acompañada por una lámpara u otros pequeños detalles como ser flores. ¡Jueguen con su creatividad!

Divide cada habitación

Divide cada área de modo que cada uno tenga su propio espacio. Puedes comenzar por la habitación, intenta que cada uno tenga el mismo número de almohadas, una mesita de noche y que cada uno también tenga suficiente espacio en el closet para guardar sus cosas (aunque esta distribución debería ser 50/50, por lo general las chicas necesitan un poquito más de espacio). Luego haz lo mismo con el baño, asegúrate que cada uno tenga suficiente espacio para colgar sus toallas y guardar sus artículos de higiene y cuidado personal. En la sala, si hay alguna biblioteca establezcan cuáles serán los tramos de cada quien, así se ahorrarán ratos de disgusto por no poder encontrar algo importante. La distribución de los espacios no tiene que ser como un régimen militar, súper estricto, pero si es importante que cada uno cuenta con un espacio propio, donde guardar sus cosas, tener su orden dentro de su desorden, etc.

Personalícenlo tanto como puedan

Ambos deben sentirse como en casa en este nuevo hogar. Es por eso que ambos deben pensar en las cosas que son especiales para cada uno, individual y colectivamente, y buscar la forma de agregar esos elementos en su nueva casa. Por ejemplo, suponte que tanto tu como tu pareja son fanáticos de la música. En ese caso podrían optar por comprar un viejo tocadiscos y con este crear un rincón maravilloso enfocado en su música favorita. Otra alternativa podría ser crear algún elemento decorativo juntos (DIY), como por ejemplo algunas repisas, portarretratos o lámparas. Esto les ayudará a pasar un rato distinto mientras se adaptan a su nuevo hogar, además que podrán disfrutar de una creación única y especial.  La vida en pareja y su nueva decoración será tan divertida como ustedes quieran que sea, intenten nuevas actividades juntos y pongan su imaginación a volar. ¡Espero que te hayan gustado estos consejos y me cuenten qué tal te funcionaron!

¡Espero que te hayan gustado estos consejos y me cuenten qué tal te funcionaron!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!