Instalar techos falsos: 6 tips a prueba de tontos

Flavia Pascazi Flavia Pascazi
Loading admin actions …

Los techos falsos, o cielo raso, son una excelente opción para agregar otro plano de diseño a tus proyectos. Además de ser una manera de combinar diseños, texturas, formas y elementos de iluminación juntos, los techos falsos no son solo meramente decorativos. Estos también pueden ayudar a esconder una losa poco agradable para un acabado uniforme, además de ser una cubierta para ocultar las tuberías, ductos y el cableado de la iluminación, además de ser elementos aislantes tanto térmicos como sonoros. Vinil, madera, yeso, anime.. las opciones son infinitas; y seguramente has pensado en incluir estos techos en tus proyectos o diseños sin tener la más mínima idea de como se instalan, lo bueno es que te traemos una pequeña guía con todo lo que necesitas saber a la hora de instalar estos techos por tu propia cuenta (¿Quién necesita obreros?). 

Con estos tips, comprenderás mejor el funcionamiento y uso de estos techos, para que puedas aprovecharlos al máximo y conseguir acabados únicos y espectaculares en tus proyectos. 

1) Conocer con qué altura cuentas

Antes de planificar cualquier diseño, debes tener en cuenta la altura de la habitación donde se incorporará el techo falso. Dependiendo de para qué vayas a utilizar esta placa, necesitas una distancia distinta entre la losa el entre piso y el cielo raso. Si lo utilizarás para ocultar ductos y cableados, la altura será mayor para permitir el paso de estas tuberías, pero si es solo decorativo, el techo falso puede ir anclado lo más cercano posible a la losa del techo. La altura útil entre el cielo raso y el piso de la habitación debe ser de 2,40 m para no generar un ambiente sofocado y encerrado. Si tienes la suerte de contar con un entrepiso mayor, puedes jugar con varios niveles sin preocuparte por el área útil del espacio.

2) Estructura para los ductos

Si tu cielo raso servirá para esconder tuberías, ductos y demás, debes diseñar e instalar una estructura que servirá de apoyo para estos elementos. Dependiendo del tipo de tubería o ducto, estos pueden ser fijados directamente a la losa del techo o apoyarse en estructuras metálicas. Luego de definir la manera en que se fijarán, sea al techo o a una estructura aparte, se procederá a realizar la instalación de la estructura para los paneles del cielo raso, la cual puede ser independiente o fijarse directamente a la estructura de los ductos.

2) Saber qué necesitas para instalarlo

Luego de conocer la altura que utilizarás entre el techo y el cielo raso, podemos proceder a los siguientes paso:

- Preparar la superficie: Asegúrate de que la losa de techo esté en buen estado y no presente humedad para no dañar el techo y recuerda frisar y dejar pintadas las paredes perimetrales ya que estas estarán a la vista aunque el techo tape una parte.

- Trazar el perímetro del techo: Ahora comenzaremos a marcar las alturas sobre las paredes, utiliza un cordón con clavos para asegurarte que estas líneas queden lo más derechas posibles. Fija sobre la pared los rieles perimetrales, perforando a cada 60 cm para introducir los tornillos que lo anclarán a la pared.

- Instalar los perfiles longitudinales: Según las medidas de la habitación, se cortarán e instalarán los perfiles longitudinales, apoýandolos sobre los perfiles perimetrales y fijándolos de la losa del techo a distancias equitativas.

3) Instalar los paneles

Luego de tener los perfiles base instalados, procedemos a colocar los perfiles secundarios, los cuales se cortan a la medida dependiendo del diseño y tamaño de los paneles que utilizaremos y son apoyados y fijados a los rieles principales. Una vez instalada esta cuadrícula estructural, colocaremos los paneles, los cuales pueden variar su composición y tamaño según el uso y diseño que realicemos, desde yeso hasta madera, cuentas con un sin fin de opciones para revestir la estructura, adaptando el techo a lo que mejor complemente el espacio. Estas láminas se colocan en la estructura del cielo raso a través de las aperturas, dejándolas descender de manera paralela al piso hasta que encajen con los rieles principales y secundarios.

4) El cableado

Otro punto muy importante es el diseño del cableado que estará escondido en nuestro techo falso. Existen múltiples maneras de ocultar el cableado que se ubica sobre el cielo raso, desde tuberías hasta rejillas, lo importante es siempre mantenerlos fijos en un lugar y tenerlos alejados de los paneles en caso de que puedan calentarse y deteriorar los mismo. El circuito de cables debe tener una conexión directa con los interruptores de luz para poder apagarlos y encenderlos a nuestro antojo. Un punto a favor del cielo raso es que puedes montar y desmontar los paneles para mover o sustuir los cables o bombillos del cicuito que se dañen sin necesidad de romper o modificar el techo.

5) Tipos de iluminación

Utilizar el cielo raso para marcar un área determinada es un tiro al piso, no es necesario crear un plano completo de techo falso, solo con dejar caer unas partes se logra un efecto totalmente distinto… y enfatizar estos acabados con luces hace que sea aún más dramático. La iluminación en los techos falsos no tiene límites, puedes utilizar desde ojos de buey hasta iluminación indirecta, todo dependiendo del tipo de ambientación que quieras darle al espacio. Este diseño de Salvatore Nigrelli nos muestra una instalación con ambas opciones, luces focales que elongan el pasillo y una iluminación sublime indirecta escondida en la instalación del cielo raso de yeso.

Ya que conoces mejor como funcionan estos techos falsos, te invitamos a que los incluyas en tus proyectos y diseños, no olvides los tips fundamentales para una buena instalación y sobre todo ¡Mucha creatividad!

¿Te parecieron útiles estos tips? ¡Comparte tu opinión con nosotros!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!