Cocinas de estilo moderno por Ponta Cabeça - Arquitetura Criativa

10 Cocinas con hornos empotrados ¡para copiarlos todos!

Maria Gabriela Sotillo Maria Gabriela Sotillo
Loading admin actions …

Al momento de pensar en cocinas creemos que siempre se tratará de lo mismo: la estufa en un costado, el lavaplatos y la encimera pero no pensamos en dónde podríamos integrar ese horno de gran tamaño que tanto hemos deseado. Cuando estamos atravesando una remodelación o compra de apartamento debemos considerar la posibilidad de que ese horno pueda formar parte del conjunto, y si no está instalado… ¡Ya es hora para tenerlo! En este libro de ideas queremos demostrarte que no se trata simplemente de espacio si no más bien de diseño. Tener un horno en la cocina es tan accesible estos días que por ello te mostraremos estos increíbles modelos.  ¡Haz de tu cocina el lugar ideal!

1. Puedes tener un horno con diseño de exteriores

Si tienes una cocina en tu nuevo hogar y deseas integrar el horno, no puedes frenarte simplemente porque no luzcan iguales. Verás, el diseño actual es tan permisivo que podrías tener este hermoso mobiliario con toques rústicos justamente en el interior de tu casa. No es necesario contar con un gran patio para construirlo. Imagina las ricas comidas que podrás preparar y todo en un mismo lugar, ¿no es una maravilla?

2. Utiliza las ventajas del diseño

En este aspecto nos referimos a la disposición del espacio, a veces nuestra cocina es tan pequeña que consideramos dejarlo así y no llevamos a cabo el nuevo proyecto por falta de centímetros. Lo cierto es que ahora contamos con nuevos muebles que te permiten tener una mejor administración del espacio para aprovecharlo al máximo. Tener el horno justo debajo de la estufa es el estilo clásico, aunque podrías colocar otro más grande justamente al lado derecho.

3. Puedes tener un horno de madera

Existen diversos tipos de modelos de cocina, están las chapadas en madera, las de cerámica, las que emplean concreto y ladrillo para construirlas o aquellas pre-fabricadas. La verdad es que todas son perfectas para tener un buen horno, te sugerimos contar con un experto para que lo instale como es debido. De igual forma, es de lo más cómodo instalarlo en la parte de abajo del mobiliario si no tienes más espacio.

4. Empotrar el horno es una gran opción

Como comentábamos en el extracto anterior, es importante contar con el espacio ideal para colocar el nuevo horno en la cocina con el fin de que nos sintamos a gusto al momento de cocinar y preparar los alimentos. Empotrarlo es de las mejores opciones que existen puesto que no ocupará el área de almacenamiento y además podremos integrarlo a la decoración actual con tan solo construir un nuevo mueble.

5. Al momento de instalarlo piensa la estética

De nada nos sirve contar con una cocina que tenga todo armado pero que se vea fuera de lugar al mirar el área del horno. Algunos propietarios pasan por alto esta situación y piensan que con tan solo dejarlo en la zona inferior de los muebles nadie lo notará pero resulta que no es así. Piensa siempre en la armonía, en los elementos principales: materiales, calidad, durabilidad y sobre todo, resistencia al calor. 

6. Integra el horno a tu cocina rústica

Hasta las cocinas rústicas utilizan los hornos como una forma de embellecer sus áreas y tener por medio de ellos la comodidad que merecen. Mientras más artefactos tengas en la cocina (que faciliten tus actividades culinarias) mucho mejor. Es muy positivo cuando usamos el diseño y la tecnología para favorecer nuestro día a día. Si eres amante del diseño rústico, te sugerimos guiarte por el trabajo de SANDRINE RIVIERE PHOTOGRAPHIE

7. Piensa en estilo y funcionalidad

Esta será la clave para que aprendas a aprovechar no solo la cocina de tu casa sino cualquier otro espacio que requiera tu revisión y posterior renovación. La idea consiste en utilizar el horno las veces que quieras sin tener que salir al patio o tener uno que no cumple las mismas funciones. Hay de diversos tamaños pero el más popular es el horno de piso con una cámara, ubicado la mayor parte del tiempo en la parte de abajo de las estufas. 

8. Usa los muebles como tus aliados

Rediseñar el mueble de la cocina puede ser la solución a tu problema, fíjate cómo al contar con uno bien diseñado se han podido ubicar elementos indispensables como la nevera, el microondas y hasta el horno. Empotrarlos es la opción más simple para administrar el espacio. Puedes además hacer un compartimiento nuevo en la parte de arriba que te sirva para guardar comida, utensilios y demás objetos.

9. Emplea materiales resistentes y de calidad

Cuando se trata de tener el mejor de los hornos en casa hay que pensar en el diseño del producto, la calidad y el tamaño que deseamos. Podrías tener un horno eléctrico o a gas, de dos o una cámara. Recuerda que todo dependerá de tu necesidad o demanda. Entre los mejores encontramos aquellos que se emplean en las panaderías profesionales (esto si deseas calidad pura). Los modelos convencionales son buenos pero no todos poseen la misma potencia de cocción. 

10. La cocina no tiene que cambiar en nada

A la hora de desear tener un horno en la cocina es importante dejar de pensar que cambiará su forma o diseño original, existen modificaciones que apenas varían un poco el sistema, y para muestra un botón. Date cuenta de lo fácil que es instalarlos, lo hermosos que lucen en los muebles y mejor aún, lo rápido que puedes usarlos una vez conectados. Si tienes dudas al momento de instalarlo en casa, consulta con el experto para que te explique sobre su mantenimiento y cuidado.

¿Cuál modelo te gustó más?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!