¿Cómo divido mi cocina de la sala de estar?

Silvia Regalado Silvia Regalado
Loading admin actions …

Un problema que aqueja a muchos, particularmente los que viven en casas que son o muy pequeñas, o muy grandes, es la separación de los espacios. Generalmente las zonas que siempre se ven más afectadas por esta situación, son la cocina y la sala de estar. Qué incómodo es tener visible a la sala, sobre todo cuando tenemos visitas, todo el desorden que inevitablemente formamos al momento de cocinar. Pero no te preocupes, aunque parezca complicado no es imposible delimitar esos espacios. Aquí te daremos varias opciones que podrás emplear para darle solución inmediata a tu problema desde la más conocida, como un muro o una pared, hasta otras un poco más creativas.

Con una pared clásica

Cocinas de estilo industrial por LAVRADIO DESIGN

Esta es una de las opciones más comunes, de hecho es la más deseada por todos aquellos propietarios de apartamentos grandes cuando se percatan de la amplitud del salón donde se ubicarán los espacios de la cocina y el comedor. Sin embargo, es una opción de alto costo pues requiere de un trabajo de obra hecho por un experto que tenga conocimientos de construcción. Para un correcto enmarque y sostén de la pared se debe tomar muy en cuenta la arquitectura de la casa, de lo contrario podría representar un riesgo ya que en cualquier momento colapsaría y terminaría siendo un desastre bastante peligroso. La ventaja de una pared divisoria es que además de delimitar el espacio, te proporcionará la privacidad que deseas y podrás decorarla como quieras.

Con un muro bajo

Cocinas de estilo industrial por AbcDesign
AbcDesign

Креатив лофта

AbcDesign

Si prefieres una opción menos drástica que la pared y no te preocupa mucho el tema de la privacidad, deberías considerar un muro a media altura tal y como AbcDesign lo muestra esta imagen. Son perfectamente funcionales para dividir los espacios, además que sobre él puedes colocar los elementos decorativos que desees. Hay algunos procedimientos como el drywall, que permiten una fácil y rápida construcción, sin necesidad de romper paredes o estropear el piso.

Con una isla de cocina

Otra manera de separar el ambiente del salón respecto al de la cocina, es colocando entre ambos espacios una mesa portátil, que te podrá servir de isla. Esta opción no solo te proporcionará una separación definida entre los espacios, sino que además su superficie te será muy útil para la elaboración de las comidas o para usarla como mesa de comedor. Nuestra recomendación es que la ubiques en el centro del borde de la cocina de manera tal que permitas el paso libre por los dos extremos.

Con una mesa

Si definitivamente no quieres saber nada que implique construcción, una alternativa es colocar el comedor justo en el área que divide ambos espacios. Una opción ideal para hacer de cada comida el centro de tu hogar, tan cercano a la cocina como a la sala y la televisión. Si tu familia es numerosa seguramente esta opción será de su agrado. Una manera tan práctica como funcional de dividir dos ambientes con uno de los elementos que mejor representa la unión familiar: la mesa.

Con un estante

Cocinas de estilo minimalista por arQing
arQing

E2 Kitchen

arQing

Amarás esta opción si andas en busca de almacenaje. Un estante grande de almacenamiento será tu mejor aliado no solo a nivel decorativo, sino práctico y funcional. Eso sí, te recomendamos que sea de grandes dimensiones, o mejor dicho, que vaya desde el suelo hasta el techo. Si cuenta con varias divisiones pues ¡mucho mejor! Ya que podrás colocar en ellas elementos decorativos y en aquellas divisiones que incluyan puertas podrás almacenar aquellas cositas que andan por la casa de aquí para allá y no sabías donde guardarlas. Esta opción es recomendable para espacios amplios ya que te permitirá crear una división física del espacio de manera independiente. Si por lo contario, tu casa es de dimensiones pequeñas, esta opción no te favorecerá, pues dará la impresión de exceso o sobrecargo y lo reducirás aún más.

Usando un espacio abierto

¿Cuentas con un jardín, balcón o terraza cerca de tu cocina? Pues no lo dudes más y ¡empléalo como sala de estar! Una manera perfecta de separar ambos ambientes siguiendo un estilo campestre y natural. ¿Creíste que no ibas a tener lugar para compartir una comida en familia? No te preocupes, a veces solo es cuestión de prestarle más atención a lo que nos rodea, de esa manera surgen las ideas y nuestra creatividad se pone a trabajar.

Existen muchas maneras de separar los ambientes, además de estas recomendaciones, ten presente que los colores  tanto de las paredes como del piso pueden ayudarte a solucionar el problema de la delimitación. La iluminación y los textiles (como las alfombras o las cortinas) también son buena opción. Escoge la que más te favorezca y disfruta de los distintos ambientes de tu hogar junto a tu familia.

¿Qué forma vas a emplear para separar tu cocina de tu sala de estar? ¡Nos encantaría saber tu opinión! 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!