Oasis para el jardín: Pasos para construir tu propia pérgola

Oasis para el jardín: Pasos para construir tu propia pérgola

Oasis para el jardín: Pasos para construir tu propia pérgola

Flavia Pascazi Flavia Pascazi
Loading admin actions …

Pérgolas: Estructuras ligeras que contienen espacios de relajación y disfrute para cualquier ocasión. Estas estructuras permeables proveen protección, sombra y estilo a cualquier patio o jardín gracias a su capacidad de adaptarse a cualquier espacio y poder diseñarse a la medida. Aunque parezcan elementos que solo figuran en revistas de diseños, las pérgolas son estructuras más accesibles de lo que parecen ya que con las nuevas tendencias y materiales constructivos su elaboración se ha vuelto mucho más fácil, estando a la mano de todo aquel con ganas de echarle pichón a renovar y embellecer su jardín. Siguiendo los pasos explicados en esta guía, podrás crear y diseñar con tus propias manos (y las de otros más) una pérgola para el fin que desees, desde un oasis personal de relajación hasta un lugar de reunión para familiares y amigos. ¡Pongamos manos a la obra!

Elige la ubicación

En primer lugar, debemos decidir en que parte del patio o jardín se situará la pérgola. Para mejores resultados lo ideal es elegir un área semi-soleada, asegurándonos de tener el espacio suficiente para incorporar los elementos necesarios para su construcción y decoración. Analiza en que parte de tu jardín te gustaría pasar más tiempo, ya sea hojeando un libro o para reunirse con amigos y familiares, preferiblemente un punto focal en el jardín para luego hacer resaltar esta área con la nueva pérgola, que agregará textura, protección y un ambiente relajado para compartir.

Mide el área

Con la ubicación previamente seleccionada, es momento de medir el área donde se emplazará la pérgola. Esta área debe ser proporcionada con respecto al jardín, de nada sirve tener una pérgola tan pequeña que se pierda entre los árboles o una excesivamente grande que recargue el diseño del jardín. Utilizando una cinta métrica, mide el ancho, largo y el alto para determinar las dimensiones de la pérgola, el tamaño que decidas utilizar te ayudará al momento de seleccionar los materiales y el diseño de la misma para obtener un resultado sofisticado y adaptado a la medida de tus necesidades. En este caso, los diseñadores de Ecospace España optaron por no cubrir totalmente el deck del jardín para así obtener dos espacios distintos y marcados por la celosía de madera.

Crea el diseño de la pérgola

Definir como será la forma, tamaño y diseño de la pérgola determinará el tipo de material y método constructivo a utilizar. Puedes jugar con las separaciones de los elementos horizontales para crear más o menos sombra, utilizar telas de colores para tamizar la luz y crear un ambiente colorido bajo su cubierta o cubrir la estructura con vegetación para un look más orgánico y fresco. El diseño también estará determinado según la ubicación de la pérgola, esta puede ser tipo caney (aislado), adosado a alguna pared existente o cruzar el patio de punta a punta. 

Determinar el material de la pérgola

Existen muchas opciones de materiales para diseñar una pérgola. Elementos textiles, madera, acero inoxidable, troncos reciclados y paneles de colores son solo algunas de las opciones para elegir, por lo que debes analizar cual de estas diversas propuestas se adapta mejor a tu jardín y a tu diseño. Si optas por madera, las más duraderas y resistentes son el pino y el bambú, ya que soportan climas áridos y humedad. Este material puede utilizarse en su estado natural o limarse, pintarse y sellarse para un acabado personalizado. En cambio, los elementos textiles deben ser telas procesadas y especiales para este tipo de trabajo, sin embargo, se adaptan mucho mejor a diseños curvos y de formas orgánicas.

Planifica cómo y cuándo construir

Para comenzar con la construcción, es necesario hacer un desglose de la pérgola como tal. Calcula el número de tornillos, anclajes, tensores y otros elementos de fijación que necesitarás, este paso debe repetirse con todos los elementos que conformen la pérgola, sean listones de madera o metros de tela. Necesitarás de un área grande y abierta ya que las piezas que conforman la construcción son largas y esbeltas, ten a la mano todas las herramientas, como martillos, destornilladores, pegamento, pernos, pintura, escaleras, etc.. Asegúrate de contar con manos extras ya que solo es una tarea prácticamente imposible; recuerda elegir un día con buen clima y poco venteado para que sea más fácil el proceso de construcción.

Instala la estructura base

Dependiendo de la superficie donde se anclará la pérgola se determinará la manera en que la estructura base (columnas) será fijada al suelo, excepto que ésta sea una estructura de pared. Ya sea mediante anclajes metálicos fijados al suelo con pernos y placas de acero o enterrar estacas de madera en la grama, la estructura base de la pérgola debe fijarse muy bien, de lo contrario puede que ésta no sea lo suficientemente firme para sostener por sí misma y terminemos con las tablas sobre la cabeza. En caso de fijarse a la pared, debemos utilizar pernos largos y estriados para un mejor agarre y, de ser necesario, incorporar un pie de amigo para reforzar la estructura.

Fija las vigas y correas

Las vigas son los elementos que conectan las columnas de manera horizontal, estas son el soporte para las correas, ambos elementos forman la parte horizontal de la estructura y dependen el uno del otro para garantizar la rigidez de la pérgola. Utilizando una escalera y un buen taladro, se fijarán las vigas a las columnas con varios pernos o anclajes, puedes usar un nivel para chequear que las vigas estén completamente paralelas al suelo. Una vez finalizado el armado de las vigas, se procede a colocar y fijar las correas, estas deben colocarse equidistantemente para obtener un resultado prolijo y visualmente atractivo, tómate tu tiempo y marca con cinta métrica y lápiz la distancia entre elementos.

Detalles ya acabados finales

Ya con la estructura en pie, es cuestión de decidir los acabados y toques finales. Puedes cubrir la pérgola con paneles o algún techo ligero, entrelazar telas entre las correas, dejar que las enredaderas abracen la estructura o guindar materos y lámparas decorativas para un look más ecléctico. Con el paso del tiempo, puedes variar la decoración y hasta su color con distintas capas de pintura según la época del año. Crea tu propio oasis manteniendo este sitio fresco, no olvides complementar con un mobiliario cómodo y acogedor para recibir invitados o disfrutar de una copa de vino en una noche fresca.

Al terminar la decoración, tendrás en pie tu espacio personal, un oasis privado dentro de tu jardín para disfrutar del sol y la brisa, lo mejor de todo es que fue hecho completamente por ti. Compra unos pasapalos, invita a tus amigos y lúcete con la nueva joya de tu jardín.

Queremos saber tu opinión: ¿Prefieres pérgolas de madera o textiles? 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!