¿Quién no quisiera tener una casa así en el Junquito?

Katherine Aguilar Katherine Aguilar
Google+
Loading admin actions …

Esta vez tendremos el privilegio de ver una casa que podría encontrarse en el Junquito o en La Conia Tovar, teniendo como inicio los vestigios de una casa tradicional de piedra, ubicada en el norte centro de Portugal que combina el estilo urbano y rural, rodeado de diferentes construcciones, producto de no tener una ordenanza clara tanto arquitectónica como urbanística. Esta vivienda se genera en dos bloques uno de piedra (antiguo) y otro totalmente contemporáneo. Diseño de los arquitectos Filipe Pina y Maria Ines Costa pero que llega a nosotros gracias al arquitecto y fotógrafo João Morgado. Veamos en que consiste esta casa y como manejan la unión de ambos estilos.

Doble fachada y no por sus capas

Sin duda alguna esta fachada es hermosa, la mezcla de ambos estilos unificada y relacionada visualmente gracias a un mismo material, el metal negro ubicado en sus marcos de ventanas y puertas. Una fachada de piedra que alude a la primera casa, a la que se le adhiere un material totalmente moderno que se encuentra a su vez en la nueva ampliación, ésta es producto de una síntesis de la casa de piedra, manteniendo las mismas proporciones y generando vacíos en fachadas como la primera etapa. Veamos como es la relación de ambos volúmenes. 

El vacío como articulación de ambos volúmenes

Cuando hablamos de articulación en arquitectura es un elemento que relaciona dos espacios o dos condiciones, estas condiciones por ejemplo, podría ser el interior o exterior, en nuestro caso, la relación que se produce es entre los dos volúmenes y entre dos materiales, la piedra y el concreto, donde la articulación es el vació entre ellos que se convierte en el acceso de la casa, teniendo de fondo un panel de vidrio que contiene las escaleras, es una gran operación de diseño respetando la materialidad de cada uno de ellos. 

La casa se conforma por dos niveles, la de piedra tiene en su planta baja un garaje y en el primer piso un dormitorio con vestidor, en el centro el gran elemento acristalado que contiene las escaleras y es el conector de ambos volúmenes, el volumen de concreto contiene el área social en completa relación con el patio central de la casa, y en un segundo nivel las habitaciones.

Antes de pasar a la siguiente imagen veamos como los marcos de hierro se proyectan hacia la calle saliendo de fachada y generando un pequeño balcón. 

El acceso

¿Qué les parece? El acceso a la vivienda se produce justamente entre los dos volúmenes, uno nuevo y uno viejo que conviven en perfecta armonía. Donde tenemos recedido un prisma acristalado que contiene las escaleras y es el conector entre ambos elementos. La piedra y el concreto armado conviven junto al vidrio y hierro de una manera sublime. El diseño se refleja hasta en lo más mínimo como es el detalle de la reja puerta que nos da la bienvenida al aproximarnos a la casa, la vegetación es el toque delicado, ya que sería otra cosa si el piso no tuviera algo de verde. El detalle es importantísimo, veamos como los marcos le imprimen carácter a la fachada.

Hacia el vacío

En la casa antigua encontramos las paredes de piedra natural que acompañan el recorrido y al mismo tiempo paredes y techos frisadas, una mezcla elegante de materiales, si dejamos atrás la casa de piedra encontramos de frente el famoso patio central y antes de él las escaleras que conectan las dos casas. Los patios siempre son una buena opción para iluminar los espacios veamos como apreciamos un área iluminada sin necesitar ninguna ventana.  

Entre lo viejo y lo nuevo

Seguimos caminando y giramos a la izquierda, quedándonos de lado el patio central junto a las escaleras que son el corazón de la casa, siendo esenciales para la distribución espacial y unión entre ambos momentos de la vivienda. La relación de materiales se hace evidente al ver el granito de la parte antigua junto al hierro negro, el vidrio y los alambres de acero que soportan la escalera, todos materiales contemporáneos.

Unas escaleras minimalistas

Un detalle de despedida es la escalera y su diseño totalmente minimalista con los elementos indispensables, 3 materiales que generan sutileza y ligerezas de una forma increíble. La madera clara como peldaños, un borde de hierro donde se encajan los primeros, eliminando por completo las vigas o elementos por debajo de la escalera que la sostengan, dando paso a tensores de acero, cumpliendo la función de sostener y de crear una pared virtual en el centro de ella. 

Una mirada al cielo

Y nos despedimos con una imagen alucinante y mirando al cielo, siempre con la vista en alto y apuntando lejos, es justamente lo que hace esta casa, que revitaliza la vivienda de piedra, no dejándola morir y dándole un toque diferente, con la inclusión de un nuevo material en fachada, sin recurrir a cambios estructurales o de diseño sino en materialidad, produciendo un contraste entre lo nuevo y lo viejo. 

¿Te gustaría tener una casa así en el Junquito de Caracas?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!