Feng Shui: 10 ideas para un dormitorio más armonioso

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Feng Shui: 10 ideas para un dormitorio más armonioso

Vanesa Matesanz Vanesa Matesanz
Cornwall Penthouse: Regents Park Cuartos de estilo clásico de Roselind Wilson Design Clásico
Loading admin actions …

De acuerdo con el Feng Shui, el mundo entero está conectado por un flujo de energía. Este flujo no debe ser interrumpido o tener obstáculos. Todo lo contrario: los cuerpos y las cosas deben unirse en esta danza eterna y constante. Los muebles, materiales y colores que decoran un hogar afectan a este flujo de una forma bastante importante. Por lo tanto, la elección de cada elemento de la casa es de vital importancia, de acuerdo a esta filosofía, para que el universo se mueva a nuestro favor.

Como hemos visto en otros libros de las ideas, el Feng Shui se aplica a todos los ambientes del hogar poniendo en cada uno de ellos, un enfoque particular. En el caso del dormitorio, el objetivo es de fomentar un descanso completo y agradable… así que no te lo pierdas.

¿Qué es el Feng Shui?

Feng Shui significa literalmente viento y agua. Esta práctica, cuando se aplica a la decoración, enseña a convertir la energía negativa en energía positiva.

El propósito es que la energía fluya a través de una perfecta integración del Yin y Yang . La base del Feng Shui es la relación entre el hombre y su medio ambiente, así como la integración del mundo natural y artificial. El objetivo del Feng Shui es, en una palabra, la armonía.

Y la habitación en la que te mostramos en la imagen es un verdadero ejemplo de armonía y paz.

La posición de la cama

Cuartos de estilo moderno de KRFT Moderno

Una cosa a tener en cuenta es que la cama nunca debe estar en línea directa a la puerta. La posición de la cama es muy importante, por lo que si se pone delante de la puerta, estaremos bloqueando el flujo de energía. Esta es una regla básica y con unos efectos bastante notorios según el Feng Shui. No te costará mucho trabajo cambiarla de posición si tienes un dormitorio de tipo medio – grande. Si tienes un dormitorio más bien pequeño, será algo más complicado, pero puedes intentar otras opciones.

Consulta a cualquiera de nuestros decoradores y diseñadores de interiores.

Las plantas

Cuartos de estilo clásico de homify Clásico

Decorar la habitación con diferentes tipos de plantas es crucial para la armonía del espacio. Sin embargo, la elección de las plantas no debe hacerse al azar, o solo porque nos gusten más o menos: nunca debes elegir plantas con espinas o con hojas rectas y puntiagudas. Por otro lado, también debemos saber que es beneficioso el colocar las plantas cerca de la ventana. No necesitas muchas, no te obsesiones con hacer de tu dormitorio una especie de Parque Jurásico, sólo aquellas que te aporten una buena energía.

Los armarios

El desorden está absolutamente prohibido si quieres tener una habitación que respete las reglas del Feng Shui. No basta con tener un armario con espacio para almacenar todo. El interior debe estar organizado de manera efectiva y no abarrotado de cosas en un auténtico lío. Lo difícil no es ponerse a ordenar y hacer limpieza, que al fin y al cabo lo conseguimos en un día. Lo realmente complejo es mantener ese orden y concierto en nuestro dormitorio en general y nuestro armario en particular, durante el resto de los días. Se trata de ser constante y consciente de lo que queremos conseguir: paz y armonía en esta zona de nuestra casa. 

La elección de los colores

La elección de colores es esencial. Los elementos mejor considerados por el Feng Shui son la madera, la tierra, el fuego, el metal y el agua. Y es que según esta filosofía es importante establecer continuidad entre el interior y el exterior del espacio, así como elegir un color adecuado para el uso funcional de los diferentes ambientes: un tono alegre que fomente la convivencia al comedor, un tono lleno de energía para la cocina, y en este caso, un tono relajante para la habitación. Los tonos beige o tierra pueden ser una de las mejores elecciones, así como el blanco, un color que nunca falla. 

Los ángulos

Por lo general, los dormitorios suelen ser rectangulares o cuadrados. Y este último es el mejor formato para el Feng Shui. Un montón de ángulos y esquinas acaban bloqueando la armonía estética, por lo que debemos intentar que nuestros muebles o complementos en la habitación, tengas las esquinas redondeadas. Este dormitorio del ejemplo es uno de los más evidentes: con un mobiliario redondeado y cálido, confortable, con tejidos suaves y vaporosos. Uno de los dormitorios más bonitos y relajantes de la lista.

Espejos

Los espejos son muy importantes en el Feng Shui. Unos objetos que tienen un gran peso a nivel de energía y pueden prestar mucha armonía a una habitación tan importante como es el dormitorio. Sin embargo, no se deben colocar en frente de la cama, ya que, con la oscuridad, pueden causar sorpresas… Lo mejor es ponerlo en una zona de la habitación que no esté de frente a la cama, y que además permita hacer más grande visualmente el dormitorio y refleje la luz. La luminosidad y los espejos van de la mano.

Mobiliario elegido

De acuerdo con sus reglas principales, el Feng Shui propone unos muebles hechos con materiales nobles y naturales como la madera, el algodón o el cristal. En el lado opuesto de los materiales poco recomendables según esta filosofía están los plásticos, los enemigos amargos de la energía positiva. Sabemos que no es fácil llevar siempre a cabo esta premisa, porque hablamos de materiales que son mucho más caros. Pero la realidad es que también duran más años, por lo que son una inversión.

Color blanco

El blanco es el tono por excelencia de los dormitorios. Esta idea es compartida por el Feng Shui , que recomienda el color blanco como un multiplicador de la buena energía para el resto del espacio. En la imagen de arriba, vemos un dormitorio completamente blanco, con un minimalismo al más puro estilo del Feng Shui. El blanco no tiene porqué ser un color frío, puede ser tan bonito y acogedor como otro cualquiera, no hay más que ver este ejemplo. Acompáñalo de madera si quieres darle calidez.

Calidez

Y hablando de calidez… De acuerdo con esta práctica oriental, no se deben utilizar colores fríos en la habitación, como el azul, el violeta o el verde. Para un buen sueño y un verdadero descanso, debes estar rodeado de tonalidades relativamente cálidas. Puedes recurrir a un color beige neutro y añadir detalles en colores terrosos, amarillos, naranjas, rojos o marrones. Por supuesto, como decíamos antes, el blanco tiene que hacer acto de presencia por alguna parte. Fíjate en la imagen de este dormitorio, y entenderás.

Puedes leer: Cómo diseñar un salón Feng Shui.

Fachada con iluminación nocturna modelo Chipiona Casas inHaus Casas modernas de Casas inHAUS Moderno

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!