¡Así es como se pone cerámica en las paredes del baño!

Silvia Regalado Silvia Regalado
Loading admin actions …

La instalación de cerámica no es un trabajo que aparente ser fácil, razón por la que siempre preferimos dejársela a un especialista. Sin embargo, basta que nos suceda algún incidente con alguna baldosa y lo resolvamos tan eficientemente que dudemos de nuestra incapacidad sobre el tema. No obstante, creer que nuestra intuición será suficiente para emprender un proyecto mayor, es arriesgarse demasiado. El conocimiento sobre el tema nos dará la seguridad para realizar un trabajo bien acabado. Es por ello que para esta oportunidad te traemos en siete prácticos puntos una guía de cómo revestir la pared de tu baño con cerámica y no fallar en el intento.

Preparación y planificación

Baños de estilo moderno por HİSARİ DESIGN STUDIO
HİSARİ DESIGN STUDIO

MISCELLANEOUS HOME PROJECT

HİSARİ DESIGN STUDIO

Lo primero que debes considerar para revestir la pared de tu baño es la superficie, la cual debe estar completamente limpia, seca y en buenas condiciones, es decir, que no presente ningún problema de humedad, filtración, moho, grietas, entre otros. Una pared que presente alguno de estos signos es señal de deterioro o incluso de pudrición y no soportará el revestimiento con las baldosas. Necesitas una pared sólida y en buenas condiciones. Si tiene desniveles muy notorios deberás emparejar la superficie con mortero y un platacho, herramienta que te servirá para esparcir la preparación y quedar nivelada. 

Te recomendamos que planifiques bien dónde empezar a colocar las baldosas para que los cortes que tengas que hacer queden en los lugares menos visibles. Esta es la clave para un revestimiento profesional, así como el de este imagen de Hisarí Design Studio

¿Cuales son las herramientas y materiales necesarios?

Baños de estilo moderno por XPansion

Para revestir tu pared necesitarás los siguientes materiales:

- Baldosas de cerámica. 

- Adhesivo para baldosas.

- Tacos de madera.

- Listón de madera.

- Lechada para baldosas.

- Mortero.

Así como también las siguientes herramientas:

- Cinta métrica.

- Nivel.

- Cortadora de cerámica.

- Separadores de baldosas.

- Llana dentada.

- Llana lisa Platacho. 

- Martillo Martillo de goma. 

- Clavos, paño y esponja.

Cómo crear filas verticales y horizontales de baldosas hasta el suelo

Una vez tengas decidida la pared donde harás el revestimiento, deberás hacer las mediciones exactas con ayuda del nivel para su correcta ubicación. Ni se te ocurra guiarte por otros objetos como el lavamanos, o el inodoro, es muy probable que no estén tan nivelados como crees. 

Para crear las filas marca con un lápiz o tiza la medición que hiciste. Un consejo antes de empezar, es que para que se adhieran bien las cerámicas necesitan una superficie porosa y algo irregular por lo que te sugerimos que piques la pared con un cincel y un martillo de goma, haciendo pequeñas hendiduras por toda la superficie. 

Cerciórate del tamaño de las baldosas, cuádralas en seco para que las cortes en el tamaño que necesites. Una vez cortadas, fija un listón de madera (bien recto) con los clavos, para que te sirva de borde a lo largo de la pared y también como soporte hasta que el adhesivo se seque. 

Los separadores se colocan después de la primera baldosa y antes de la segunda. Deberás empezar con líneas horizontales desde abajo hasta el techo. Para aplicar el adhesivo puedes hacerlo de dos formas, colocándolo detrás de cada baldosa o en pequeñas áreas de la superficie con ayuda de la llana dentada. Para asegurar la adhesión y quede sin burbujas de aire, da pequeños golpes con un martillo de goma sobre la baldosa. 

Retira el excedente de pegamento con la llana lisa y con el taco de madera asegúrate que queden parejas las baldosas dándole pequeños golpes con el martillo. Una vez pasadas 24 horas para que el pegamento se haya secado bien, puedes aplicar la lechada o preparación para las juntas. Es decir, para tapar las uniones, aplicas la lechada en sentido contrario, de arriba hacia abajo. De esta manera, lograrás una buena cobertura. Puedes repasarlo con un paño o una esponja húmeda.

¿Cómo colocar baldosas en las esquinas?

Para revestir una pared debemos calcular las cerámicas por piezas enteras, ciertamente quedarán espacios donde no cabrá la pieza completa, por lo que deberás cortar la baldosa para que se adapte a la medida. Procura, dejar estos cortes en lugares que no sean tan visibles. Para su correcta colocación, deberás prestarle atención a las juntas para que no pierda el orden ni la secuencia que llevabas con las demás piezas. Traza líneas horizontales y verticales para que puedas guiarte.

¿Cómo colocar baldosas alrededor de obstrucciones?

Una recomendación importante para colocar baldosas en esos espacios incómodos como las esquinas o alrededor de obstrucciones es sellando todas las uniones utilizando silicona con fungicida y aplicándola con una pistola. De esta manera quedará un bonito acabado.

¿Cómo reemplazar un azulejo o una baldosa rota?

Para sustituir una baldosa rota, primero deberás tener el sumo cuidado de retirarla sin dañar las demás ¿cómo? Con un cincel da pequeños golpes hasta desintegrarla en su totalidad. Retira todos los pedazos y procede a retirar de igual forma con el cincel, el pegamento. Una vez quites todos los fragmentos, humedece la superficie para que puedas aplicar el pegamento. Coloca con cuidado la baldosa, considerando que quede al mismo nivel que las demás. De ser necesario, agrega más pegamento para que queden parejas. Por último, aplica la lechada cuando el pegamento esté bien seco.

Cuidados de las baldosas una vez puestas

Baños de estilo  por VNUTRI

Debes dejar pasar 24 horas luego de aplicar la lechada, para que se endurezca completamente. Una vez instaladas las baldosas puedes volver a instalar todos los elementos de tu baño. Para un mejor acabado también es recomendable aplicar un sellador de lechada. De esta forma evitarás la creación del desagradable moho. Aplica este sellador fácilmente con un paño en movimientos circulares. Haz esto dos veces al año, cada seis meses, para un buen mantenimiento.


Una última recomendación que te podemos dar es que, al momento de comprar las cerámicas, no compres la cantidad exacta, sino, un poco más. De esta manera, podrás tener de repuesto ante cualquier inconveniente al momento de colocarlas o en un futuro en caso de deterioro. Así asegurarás tener la misma cerámica en caso de emergencia y evitarás tener que colocar otras distintas, o peor aún, cambiar toda la pared. Recuerda, persona prevenida ¡vale por dos!

¿Listo para comenzar el revestimiento? ¡Manos a la obra! sabemos que siguiendo al pie de la letra estos consejos lo harás genial.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!