Estos son los efectos de los colores de tu hogar

Thai Aguilera Thai Aguilera
Loading admin actions …

La decoración del hogar es vista, a menudo, como una simple cuestión estética. La gente suele inclinarse a escoger los colores más atractivos o los que luzcan mejor en su hogar. Sin embargo, existen muchas teorías sobre los efectos del color en nuestros espacios, ya sea por su capacidad de aportar un efecto óptico que puede hacer lucir un área más o menos amplia o por su incidencia en las emociones y el bienestar de las personas, mejor conocido como la psicología de los colores. El color, entonces, puede ser considerado como una especie de lenguaje universal, no verbal, que todos conocemos intuitivamente. Pero, ¿realmente conoces o eres consciente de cuáles son los efectos de los colores en tu decoración de interiores? Si te gusta la idea de aprovechar mejor las propiedades de cada color para crear una atmósfera hogareña más saludable, viva, relajante, etc., ¡préstale mucha atención al siguiente listado de colores y conoce sus características!

Rojo

El rojo es un color cálido, también conocido como el color de la pasión. Es un color que aporta energía, por lo que está asociado al movimiento físico y la fuerza psíquica. Este color se adapta mejor a estancias en las que hay movimiento, como el salón, la cocina o el baño; mientras que no es tan recomendable para los dormitorios, pues no estimula el descanso sino que por el contrario aumenta los impulsos cardíacos. Los rojos más brillantes y fuertes se asocian con espacios modernos y vanguardistas, mientras que los más suaves, como el salmón, el coral o el rojo melocotón están destinados a una decoración más rústica y elegante. Es importante mencionar que estas últimas tonalidades bien podrían utilizarse para decorar un dormitorio, a fin de aportarle un efecto inmediato de calidez y tranquilidad, dos características ideales para un dormitorio. Lo importante es contrastarlas bien con colores claros.

Amarillo

El amarillo es un color cálido, alegre y estimulante.  También es un color que beneficia positivamente la concentración, el estudio y la capacidad de recordar información; además ayuda a promover nuevas ideas y la resolución de problemas. Aunque, puede influir en desatar la crítica y la impaciencia. Las tonalidades más claras de amarillo hacen que las habitaciones luzcan más amplias y más iluminadas; además de que son relajantes. Por su parte, los amarillos más oscuros tienen un poder energizante. Muchas personas consideran que este color es ideal para lograr tener largas horas de descanso, además de ser altamente recomendado en la decoración de habitaciones infantiles, por ser un color capaz de despertar alegría y diversión. Este color puede contrastarse muy bien con otras tonalidades, como blancos, tonos tierra, gris, etc.

Morado

El morado (en sus distintas tonalidades) está dentro de las tendencias más populares, y no es para menos. Sus tonalidades más claras transmiten mucha paz y tranquilidad, iluminan el ambiente aportando la justa medida de calidez del rojo y el apacible azul. Mientras que sus tonalidades más oscuras transmiten calma, ayudan con la relajación reflejan sabiduría, sentido de la espiritualidad, alientan el éxito y la creatividad. Este es un color muy sencillo de combinar y puede usarse en casi cualquier estancia de la casa, desde el baño hasta la sala, resultando especialmente adecuado en dormitorios. Por su versatilidad, puede utilizarse en paredes o accesorios como muebles, alfombras, ropa de cama, mesas o repisas, lámparas, etc. Este color puede combinarse creando una mezcla monocromática que alterne tonos más claros y oscuros, del mismo. Por ejemplo, lila con malva o morado oscuro. Asimismo, también puede combinarse con otros colores como blanco, champagne, grises claros, entre otros.

Verde

El color de la esperanza, de la naturaleza, de la calma. Este es sin dudas un maravilloso color que emite muchas emociones positivas y también es capaz de captar la energía solar para transformarla en energía vital. El verde tiene muchos matices y funciona muy bien como un tono complementario. Este color tiene propiedades terapeutas de relajación porque permite que la vista se relaje, disminuyendo así la ansiedad o el estrés. Es recomendable utilizarlo en contraste con otras tonalidades, en vez de pintar todas las paredes del mismo color. Adicionalmente, es ideal para habitaciones, la sala, el baño y para mobiliarios, tales como sofás, lámparas, cortinas, plantas, etc. Este color además estimula el descanso y horas de sueño ininterrumpido.

Marrón

Es un color neutro, presente en la mayoría de los hogares del mundo en diferentes tipos de mobiliarios o pisos.  Este es un color cálido, profundo y acogedor, que brinda seguridad, calma, estabilidad, comodidad y bienestar. Es ideal para acompañarlo con otros colores más vivos, de hecho combina con casi cualquier otra tonalidad. Lo mejor es que es muy elegante y energizante. Decorar en café es una elección muy acertada para crear ambientes naturales, cálidos y en la decoración rústica es absolutamente imprescindible. Este color recuerda el poder de la naturaleza, el olor de la tierra mojada, de un buen café por las mañanas o la dulzura del chocolate. Sin dudas, puede utilizarse en casi cualquier área de la casa, aportando siempre un toque de sofisticación a la decoración.

Azul

El azul es un color primario que ofrece múltiples posibilidades cromáticas, por lo que es capaz de transmitir diferentes sensaciones y de crear variaciones en el ambiente dependiendo de la tonalidad que utilices. Por lo general, este color genera un efecto de paz, tranquilidad, confianza, libertad y frescura, propiciando una sensación de relajación a nivel mental y físico. Este color es ideal para una habitación, una sala de estar y cualquier otra área destinada al descanso; mientras que es para nada recomendable utilizarlo en oficinas o lugares donde se necesite trabajar intensamente. Las gamas más claras y refrescantes, como el azul cielo y otras tonalidades pastel aportan luminosidad a los espacios y generan mayor sensación de amplitud, por lo que son especialmente aconsejables en estancias pequeñas y/o con escasa luz natural. Por su parte, tanto el azul turquesa como el aguamarina crean ambientes frescos y originales; siendo excelentes para relajarse. Los tonos más oscuros e intensos, como el índigo o azul marino, son apropiados para salones, comedores, estudios y dormitorios pero deben ser correctamente contrastados con otros colores, que le aporten energía y vitalidad. Los blancos, cremas, grises y beiges son perfectos para generar contraste y crear estancias elegantes y cuidadas. También puedes jugar con colores vivos como rojo ladrillo, rosas y naranjas. Siempre acompaña tus azules de una buena iluminación.

¿Y tú, qué opinas?, ¿alguno de estos es tu color favorito?, ¿ya has decorado con ellos?, ¿conocías los efectos que causan en ti estos colores? ¡Cué...
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!