¡Oh no! ¡mi suegra viene a casa!

Silvia Regalado Silvia Regalado
Loading admin actions …

Las visitas inesperadas son todo un dilema, por más grata que sea la compañía o la sorpresa que te quieran dar, resultan muy desconcertantes. Tener que, repentinamente y con disimulo, arreglar tanto tu aspecto (que sin duda en ese momento no será el más apto para recibir visitas), como el de la casa (porque por ley, siempre atinan a llegar en esos momentos en que tampoco está tan bonita que se diga) es algo que requiere de una habilidad admirable. Pero si todo esto ya te parece algo perturbador, imagínate cuando se trate de ¡TU SUEGRA!… sí, terror total. Pero tranquila, sabemos que su presencia puede resultarte algo inquietante, sobre todo, porque te sentirás ante una constante evaluación, sin embargo, no hay nada que en esta vida no tenga solución. Así que presta atención a las siguientes recomendaciones y verás cómo sus visitas, ya no serán un problema.

Asegúrate de que toda la casa esté limpia

Si tienes tiempo de enterarte que por lo menos va en camino, aprovecha algunos minutos para limpiar la casa. Enfócate en las áreas donde sabes que transitará más (aunque si puedes limpiar toda la casa, mejor). El piso, las ventanas, el lavamanos, el inodoro, son los lugares más visibles, así como tampoco debes olvidarte de quitarle el polvo a los muebles. Con un paño y alguno de esos limpiadores que vienen en spray lo resolverás ¡en un dos por tres! y todo tendrá una pulcritud muy parecida a la que se ve en esta foto de Goo Arquitectos.

Saca del cuarto de los cachibaches esos regalos curiosos que te ha dado

No queremos decepcionar a tu visita, así que por más interesantes que hayan sido los regalos que alguna vez te dio, no seas tan evidente en guardarlos en ese cuarto que por cualquier razón, sabes que ella podrá abrir. Si es posible ubícalos en algún lugar notorio como el centro de la sala de manera natural. 

Oculta todo rastro de hábitos insalubres

Si tú o tu marido fuman (que esperemos que no) elimina cualquier rastro de colillas de cigarro y elimina el olor con inciensos o velas aromáticas. Comida chatarra o chucherías que tengas reservadas para esos momentos de antojo ¡no las dejes a la vista! La ropa sucia agrúpala en un espacio no visible, cerca de la lavadora que parezca que se encuentra a punto de lavar. Revisa el cuarto de tus hijos para que su desorden no se vea como algo que se te escapa de las manos (aunque en realidad suceda algunas veces).

Revisa que el inodoro tenga aromatizante y toallas limpias

Nada mejor que un buen aromatizante para sacarte de apuros. Un olor agradable cambia enseguida la percepción del espacio, así que con un toquecito antes de que llegue, le darás un ambiente de frescura total a tu baño. Eso sí, ten presente que debe contar con todo lo necesario como papel higiénico, jabón y toallas, por supuesto que limpias.

Ten preparados té y galletas para ofrecerle

Ya sea que venga antes o después de la hora de almuerzo, puedes ofrecerle mientras transcurre el tiempo para la otra comida, un buen té y unas galletas no tan dulces. Aprende a manejar sus gustos y preferencias, es una buena manera de demostrar que tienes interés por ofrecerle una buena atención.

Demuéstrale que su hijo ama tu comida (pero no tanto como la suya) preparando una buena cena

Aunque creas que se haga eterna la visita, tu amabilidad siempre debe ir por delante. Invítala a comer la cena con ustedes, destacándote con el plato que sabes que (por valoración de tu marido y tus hijos), es el mejor que te queda. Haz cantidad suficiente para que puedan disfrutar de la repetición. Espera las felicitaciones, y de no ser así, confórmate en saber que se lo comió todo y no objetó nada. Esa es una forma silenciosa de felicitar.

Recuerda que lo importante de salir airosa en una situación como ésta, no es esperar lo imposible, que si muchos agradecimientos y cumplidos por parte de tu suegra, sino, descubrir lo hábil que fuiste en solucionar tantas cosas en tan poco tiempo. Felicítate por tan loable mérito.

¿Tu suegra te ha visitado de pronto? ¿Qué hiciste en ese momento? ¡Queremos conocer tus experiencias! 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!