Aprende a cultivar vegetales en un jardín pequeño

Thai Aguilera Thai Aguilera
Loading admin actions …

Actualmente se habla de soberanía alimentaria, de las desventajas de los pesticidas y sus efectos nocivos para nuestra salud. Es por eso que cada vez son más las personas que se están sumando a la iniciativa de cultivar sus propios vegetales en casa. Si tú eres uno (a) de ellos (as) este post está dedicado para ti. No importa si tienes mucho o poco espacio, si vives en una casa con un jardín o si, por el contrario, vives en un apartamento, ¡cultivar tus propios alimentos es posible! Uno de los principales beneficios de cultivar tus propios alimentos es que tienes control pleno sobre el producto final, desde la composición del suelo hasta la exposición química. Lo ideal es que le apuntes a lo natural, a  la utilización de fertilizantes naturales y barreras de insectos. ¡Si quieres aprender más acerca de cómo cultivar tus propios vegetales en casa, te invito a que sigas leyendo con atención!

Define qué espacio tienes disponible

Define y distribuye el espacio disponible, incluso considera desde un inicio la posibilidad de cultivar hierbas aromáticas o plantas de pequeño tamaño en macetas colgantes (jardines verticales) que pueden ubicarse en alguna pared o un árbol (si, así como lo lees. Si tienes un árbol en el medio de tu jardín en vez de cortarlo utilízalo como apoyo para cultivar tus alimentos). También puedes optar por crear repisas, pegadas a la pared, capaces de soportar el peso de tus plantas. Es imprescindible que distribuyas muy bien el espacio antes de comenzar con los cultivos, de lo contrario luego podrías tener inconvenientes. Recuerda que no todas las plantas necesitan el mismo tratamiento, en cuanto a la cantidad de agua, luz que deben recibir o nutrientes.

Prepara el suelo

Jardines de estilo  por sihirlipeyzaj
sihirlipeyzaj

sihirli peyzaj

sihirlipeyzaj

La calidad de los productos depende de los nutrientes que se encuentran en el suelo (tierra). Esto, debido a que las plantas absorben las vitaminas que provienen de los organismos que habitan en el mismo.  Estos organismos nutren la tierra y la vuelven más fértil, de modo que sin ellos tus plantas no podrán crecer sanas y fuertes. Al cultivar cualquier planta, se necesita de una mezcla especial para macetas; aunque tú mismo (a) puedes preparar la tuya incluyendo bosta de ganado y lombrices rojas. Los gusanos tienen una gran capacidad para producir mayores nutrientes para la tierra, además de descomponer ciertas toxinas como el cadmio, plomo y otros metales pesados, ayudando a desintoxicar el suelo. Los gusanos también pueden descomponer las fibras de los desechos del cartón, esto los convierte en una potencial herramienta de reciclaje. ¡No tengas miedo de darle la bienvenida a tu jardín a estos pequeños insectos!

Decide qué vegetales y hierbas aromáticas quieres cultivar

Jardines de estilo moderno por Mundo Garden
Mundo Garden

Huerta Vertical Mundo Garden

Mundo Garden

Al momento de decidir qué vegetales y hierbas aromáticas cultivar en tu pequeño jardín, considera cuáles son los que crecen con mayor facilidad, requieren menos espacio e incluso pueden crecer en macetas. Algunas de las plantas más fáciles de cultivar son: el brócoli, vainitas, granos (diversos, como caraotas negras, blancas, rojas, lentejas, arvejas, entre otras), pimentón, tomate, remolacha, zanahorias, espinacas, acelgas y otras de hojas verdes, el cebollín, ajíes (dulces o picantes), hierbas aromáticas como cilantro, albahaca, entre otros. Son muchas las opciones de alimentos que pueden cultivarse en espacios pequeños y cerrados, sólo hace falta tener ganas de hacerlo, paciencia y constancia. Los resultados son súper gratificantes, creo que no hay una sensación similar a comerte un alimento cultivado por ti mismo (a). ¡Tu familia te lo agradecerá!

Se astuto (a) y crea jardines verticales

Los jardines verticales son una excelente alternativa para aprovechar al máximo el espacio de las paredes y cercas de tu jardín o casa; además requieren de muy poco espacio. Este estilo de jardinería es similar a colgar cuadros en una pared de la sala familiar, son bonitos y no requieren ocupar espacio alguno en el suelo. Estos jardines son ideales para añadir color y textura a cualquier patio donde el espacio es limitado. Para hacer un buen uso de este espacio puedes optar por colocar una reja de madera en la pared, para guindar las plantas; sin embargo, también puedes utilizar macetas únicamente, colgadas de forma ordenada. Esta sin dudas es una opción muy llamativa y delicada, pues permite exhibir la belleza de las plantas, sus colores y aromas para impregnar todo tu hogar. Riega y fertiliza tus plantas como lo harías estando en el suelo, este tipo de jardín es una maravilla y no requiere de algún tratamiento especial.

Utiliza macetas

Las macetas son ideales para cultivar prácticamente cualquier tipo de verdura / vegetal y otros comestibles, especialmente si el espacio disponible en tu jardín es muy limitado. Necesitas un poco de persistencia; de hecho el mercado se realiza híbridos de muchos vegetales y frutas para producir variedades más pequeñas las cuales serán ideales para el cultivo en macetas, un ejemplo puede ser la patilla. Intenta buscar siempre variedades que incluyan las palabras compacto, arbusto, bebe, enano, pequeño, etc. Son muchos los alimentos que pueden cultivarse en macetas, entre ellos destacan la remolacha, zanahorias, pimentones, ajíes, rábanos, tomates, cebollín, cilantro, cebolla, lechuga, entre otros. También te invito a que no descartes la posibilidad de crear germinadores, estos son muy fáciles de hacer y los resultados son maravillosos. Puedes utilizarlos para crear frijoles tipo chino y agregárselos a tus ensaladas.

Cultiva sin semillas

Existen muchos alimentos que consumimos a diario, que podemos hacer crecer de nuevo de forma simple y rápida, sin necesidad de comprar semillas. Un ejemplo de esto son los ajos, cebollas, lechugas, tomates, cebollín, etc. Casi cualquiera de ellos puede crecer en la ventana de tu cocina y si tienes un balcón o un jardín lo tienes más fácil. Lo único que necesitas es plantar las sobras de los mismos, si así de simple. Por ejemplo, la piña. Para hacerla crecer debes cortar la parte superior de la misma (el tallo o corona) incluyendo un par de centímetros de la fruta. Luego debes limpiar la base, quitando las hojas secas y, posteriormente, debes meterla en un vaso con agua, quedando la base de la piña (la que tiene un poco de fruta) dentro del agua. Cambia el agua cuantas veces consideres necesario, especialmente si la ves fea o añádele más si le falta. Luego de un mes, aproximadamente, habrá comenzado a echar raíces. Es allí cuando podrás trasladarla a una maceta con tierra (con humedad media, 4 partes de turba y una de humus, y se deja a la sombra); al poco tiempo comenzará a crecer.

Espero que con estos consejos te decidas a aprovechar al máximo las bendiciones que nos regala la naturaleza. ¡Atrévete a cultivar tus plantas cuan...
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!