Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

La casita de los mil secretos

Evaly Contreras Evaly Contreras
Loading admin actions …

Podrías pasar cada día de tu vida frente a esta casa y no adivinar jamás lo que se esconde detrás de esa fachada sencilla y tradicional. Quizás pasaría desapercibida ante tus ojos un millón de veces antes de que la curiosidad te llame a preguntarte lo que hay adentro. Ésta vez, en homify, te llevamos a un tour privado lleno de sorpresas por la casa FS55: La creación de un grupo de jóvenes arquitectos mexicanos que integra lo mejor del rústico estilo local con la más sofisticada modernidad.

Esta casa fue construida originalmente en los años 50 con un diseño bastante anticuado, pero gracias al ingenio del Taller Estilo Arquitectura, hoy brilla con una armonía interior y exterior que es innegable. Una estancia colorida, vibrante y atrevida que te espera detrás de esa puerta… pase usted.

Una fachada engañosa

La casa más lujosa puede tener un exterior humilde, y aquí está la prueba. Los transeúntes no tiene idea de lo que se esconde detrás de esta entrada mediterránea en colores crema muy neutros, combinados con elementos de madera y dos bonitos faroles. Se trata de la fachada orginal, solamente mejorada en términos de pintura y revestimiento, para tratar de conservar ese encanto de otra época que no le cae nada mal.

El elemento sorpresa

¡Sorpresa! Con un diseño inteligente, el interior ha sido diseñado de forma que todo está lleno de luz y color y las habitaciones fluyen entre sí sin divisiones abruptas. La sala está separada del exterior (con una mesa de pool) por unas puertas corredizas de vidrios opacos, para un poco de privacidad. La pared blanca hace un contraste perfecto con el piso casi dorado y los toques de color en el cuadro y las flores. El piso se escogió tanto por su ostentosa apariencia como por su funcionaldad: el material de las baldosas hace que la casa esté fresca en los meses calientes.

Pequeñas pinceladas de elegancia

Si nos ponemos a ver, los arquitectos han dado mucha importancia al piso como elemento estético. Aquí en el pasillo de entrada vemos unas baldosas muy tradicionales en azul y blanco que juegan con las paredes. También hay algunos muebles vintage para más encanto. También el arte tiene un rol esencial con todos los cuadros en las diferentes habitaciones. La altura de los techos da mucha sensación de espacio y confort.

El dormitorio ideal

De nuevo se intentó –y se logró- conservar el encanto de lo clásico pero adaptándolo a la actualidad. Un dormitorio en blanco en el que saltan baldosas turquesa y un cojín verde. La cama tradicional con 4 postes es romántica y acogedora. Es casi como un minimalismo combinado con eclecticismo y modernidad. Vemos patrones que se repiten en otras habitaciones de la casa como los pisos, los cuadros en las paredes y la forma tan natural de jugar con el color.

Piscina para caprichos de lujo

Cuando pensábamos que el dormitorio no podía ser más soñado, resulta que tiene acceso a este hermoso jardín con piscina. Lo que resalta es que iluminación elegante y bien planificada alrededor de una piscina muy seductora. Es increíble cómo lograron distribuir el espacio de modo que thay incluso asientos para tomar el sol junto a la piscina.

Cocina y comedor, como pocos

La cocina está ingeniosamente diseñada como una extensión del comedor, de modo que toda el área residencial funciona como una sola. Apenas una isla separa visualmente la cocina, que con lámparas colgantes y algunas sillas altas tiene un toque bastante chic y juvenil. De nuevo los muros blancos contrastan con los pisos verdes, en una batalla entre el tradicionalismo y el minimalismo.

Baño sofisticado

El baño no es la excepción a la regla de espacios abiertos y continuos. Por supuesto se sigue cuidando al privacidad pero conservando la presencia del exterior, quizás para hacer que el espacio un poco pequeño se vea más amplio. El muro de piedra es el elemento rústico, mientras que el blanco trae el elemento moderno. Se logra muy bien el efecto de modernidad que al mismo tiempo es acogedora.

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!