Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

6 tips para iluminar tu sala con blanco y madera

Thai Aguilera Thai Aguilera
Loading admin actions …

Una buena iluminación es vital para poder apreciar la decoración de tu hogar. La luz es lo que pone de manifiesto el color de cada elemento, lo que realza las formas de tu mobiliario. Esta tiene el poder de hacer que tu casa sevea brillante y acogedora u oscura y cargada. De hecho, la iluminación juega un papel fundamental para crear un ambiente más amplio, ideal para espacios pequeños como apartamentos tipo estudio o anexos. Adicionalmente, una sala de estar aburrida podría ser el resultado de malas decisiones a la hora de iluminar y pintar. El color blanco es maravilloso para dar un toque de brillo e iluminar tus espacios, por eso es vital en tu decoración. Asimismo, los accesorios y mobiliario de madera son muy versátiles y funcionales. Es por eso que ninguno de los dos puede faltar en tu decoración; con ellos tu sala lucirá más fresca, amplia y con un brillo especial. Si eso es lo que estás buscando te recomiendo que leas con atención los siguientes consejos.

Enfócate en el mobiliario a usar

Salas/Recibidores de estilo  por monica khanna designs
monica khanna designs

Juanapur Farmhouse

monica khanna designs

Junto con los materiales a usar el mobiliario a escoger es de suma importancia a la hora de decorar, porque de ellos dependerá que tu salón luzca más o menos amplio y luminoso. Aunque parezca exagerado, cada detalle cuenta. El mejor mobiliario es aquel que se adapta a tus necesidades, es liviano y de color claro. Los muebles y sillas de madera son ideales para crear ambientes de estilo moderno, minimalista y con un toque clásico, sin perder de vista la luminosidad que se está buscando. Recuerda que tanto las bibliotecas, puertas, sillas, deben hacer un buen contraste y, por sobre todas las cosas, dar una sensación de espacio y comodidad.

Cuida los materiales a usar

La madera y el vidrio son materiales muy útiles a la hora de lograr una decoración más luminosa. Suponte que tienes una sala que parece un poco lúgubre, opaca o angosta. En ella, los materiales a incorporar deben ser capaces de transmitir luz. Por ejemplo, puedes jugar con materiales como la madera de color blanco u otros tonos fríos, también con el vidrio o cristal (este último es mucho más costoso y delicado), con espejos y pintura de buena calidad que genere contraste y vida a tu ambiente. Trata de jugar con tonos mates y otros satinados para crear más brillo.

Evalúa la luz de tu sala

A veces con una buena iluminación podemos lograr que una estancia luzca completamente diferente y mejor. Verifica que tanta luz natural entra en ese recinto, pregúntate: “¿mis ventanas son suficientemente amplias, podría hacer que luzcan más grandes y/o que dejen entrar mejor la luz?”; “¿mis lámparas o sus bombillos son suficientemente potentes para iluminar toda mi sala?”. Verifica cuidadosamente estos punto ensayando nuevas opciones; por ejemplo, compra una lámpara de pie e incorpórala en una esquina o cambia los bombillos por unos de mayor potencia, o agrega unas luces led en los bordes de las columnas del techo de tu sala. Con estos simples cambios podrías lograr grandes resultados.

Evalúa la ausencia de color

Tener una sala más iluminada no implica que todo tenga que ser blanco. Aunque parezca obvio a veces podemos incurrir en una decoración monótona. Como mencioné al inicio es recomendable que utilices muebles blancos o de colores fríos, porque estos pueden combinarse muy fácilmente con diferentes tonalidades más fuertes. Crea un balance en la decoración, por ejemplo incorpora cojines con colores más llamativos o selecciona muebles cuya tela genere contraste y resulte atractiva a la vista. Tu casa debe verse iluminada y amplia, pero también acogedora y viva. Busca un balance que se adapte a tus necesidades y especialmente a tu personalidad, porque eres tú (y tu familia) quien debe sentirse mejor con su decoración.

Juega con las superficies

Haz que tu sala tenga elementos creativos, alegres y chic. Juega con las superficies agregando colores, diseños y materiales diferentes. Por ejemplo, podrías comenzar con las paredes de tu sala (o una en particular). A esta podrías pegarle un papel tapiz con relieve o con un diseño tipo 3D. También podrías forrarla tu misma (o) con tela e incluso si te pones más creativa (o) podrías diseñar un modelo totalmente distinto con papel periódico. Hay muchas opciones DIY que son fáciles y económicas, lo mejor es que son totalmente únicas. También podrías agregar repisas, alguna biblioteca con una forma original, cuadros, vinilos o hacer una pared natural, con plantas de verdad.

Haz énfasis en los elementos más llamativos

Cada sala tiene un área principal, que cuenta con una pared más grande, un muro o un gran ventanal. También, siempre existen elementos que llaman más la atención que otros. Lo recomendable es que los utilices como una poderosa arma para robar las miradas de tus visitantes. Estos elementos llamativos pueden ser una alfombra, unos cuadros, fotos, una escultura, una mesa, una biblioteca, un sofá, una puerta, en fin casi cualquier cosa. Haz énfasis en ellos, haz que estos resalten más que el resto de los elementos de tu sala (en especial si esta es pequeña), así lograras que la misma luzca amplia, iluminada pero con un aspecto muy sofisticado y acogedor. Existen muchas opciones en madera o madera pulida que de seguro podrían combinar muy bien con tu sala, revísalas en homify.

¡Estas pequeñas ideas pueden cambiar por completo tu sala, aplícalas y cuéntame sobre los resultados!
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!