Casas de estilo  por GRUPO EUROCASA MODULAR

Casas con techo a dos aguas: ideas e inspiración

Valentina Caradonna Valentina Caradonna
Loading admin actions …

Un techo a dos aguas puede tener múltiples significados. Específicamente este diseño de cubierta surge como respuesta práctica ante diversos agentes climático que pueden generar problemas en una estructura. Por ejemplo la nieve o el agua. La forma a dos aguas busca permitir la liberación de este tipo de elementos de la cubierta. El depósito de nieve o agua en un techo puede causar con su peso el colapso de una estructura que no ha sido diseñada para soportar el peso, también puede generar filtraciones y daños en la estructura muy difíciles de reparar.

Otros motivos ya más ligados a la estética son igualmente interesantes de abordar. Sucede que solemos ligar a la imagen de una casa tradicional estas formas de cubierta, es un trazo reconocido por nosotros desde pequeños que bien se ha quedado en la memoria colectiva de lo que es una casa, un hogar. 

Este tipo de techos puede construirse con diversos materiales y diseñar diversas formas que se conjugan logrando composiciones más o menos complejas, bastará darle rienda suelta a la creatividad para trabajar con ingenio un prototipo tan reproducido en las diversas manifestaciones arquitectónicas.

Techo de madera

El material puede definir muchas cosas, especialmente si lo utilizamos para crear estructuras. La madera es un material muy noble y suele ser una gran respuesta para este tipo de arquitectura. Las vigas de madera tienden a comportarse muy bien a la compresión y los detalles que se pueden lograr en un techo a dos aguas son bastante complejos y apreciados.

Techos con estilo clásico

Casas de estilo colonial por Canexel
Canexel

Fachada trasera

Canexel

Una casa como esta tiene un claro estilo clásico, se encuentran mucho en los suburbios americanos y suelen responder a un tipo de arquitectura preferida por un grupo específico. La casa con techos a dos aguas tal y como la recordamos en nuestra memoria desde pequeños.

Un contorno definido

Una visión más moderna de un techo a dos aguas puede ser esta, en donde el contorno del volumen dibuja una forma continua, como una línea que sin levantar el lápiz se perfila en el papel dibujando la fachada de nuestra casa. Todo queda sobre un mismo plano y la forma se simplifica al máximo. Su contorno queda completamente definido y elevado sobre el piso.

La casa de la pradera

La casa de pradera que todos soñamos. Esta es la definición que describe el proyecto de Manuel Monroy. Con simples líneas y grandes ventanales el resultado no solo en su vista externa sino en el espacio interno de esta casa es maravilloso. La luz, la simpleza de la forma es agradable y reconfortante. Podríamos pasar en ella unas hermosas vacaciones lejos de la ajetreada realidad. 

¿Mezclar?

Casas de estilo  por homify
homify

Castione by Sangiovanni

homify

Una mezcla entre moderno y tradicional. No siempre los resultados de este tipo de combinaciones suelen satisfacer a los clientes. Es mejor tratar de mantener un solo estilo y sacar el mayor provecho de él. 

Con madera y mucho estilo

Otra muestra de que lo simple puede llegar a ser muy gratificante es esta pequeña casa. Bastó darle protagonismo al materia que recubre toda la fachada, la madera que perfila a la perfección una simple y reconfortante silueta que se repite miles de veces en el eje longitudinal de esta hermosa casita.

Materiales ideales

Por supuesto nada como el techo a dos aguas acompañado con tejas y muros de piedra, la casa de campo ideal. La nobleza de estos materiales y su combinación es casi perfecta, insuperable y muy adecuada a los climas más exigentes.

Contrafuertes de piedra

Una forma diferente de utilizar materiales tradicionales es apoyar los techos de una serie de contrafuertes de piedra verticales. La fachada ganará mucho en su diseño y el resultado impresionará a varios. Es importante trabar bien los listones de madera a la estructura vertical para garantizar un correcto comportamiento. 

Reinterpretar la forma

Un techo a dos aguas no necesariamente está ligado a una imagen tradicional, bien puede ser re-interpretada su forma logrando grandes resultados como el de esta casa, su particular diseño nos demuestra que no hay límites para la imaginación. 

Una memoria colectiva

Ya sea pro tradición, comodidad o simplemente deseo, los techos a dos aguas siempre estarán presente en la arquitectura como elementos que definen la volumetría de una casa. No importa si estos son estrictamente clásicos o re-inventan nuevas formas, su simplicidad puede llegar a dar resultados maravillosos si son empleados con un criterio lógico.

Estas formas definen estilos y generan apreciaciones que encontramos frecuentemente en la memoria colectiva. 

Si quieres ver otras casas de campo para inspirarte puedes leer nuestro artículo

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!