Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Una ampliación chiquita pero cumplidora

Katherine Aguilar Katherine Aguilar
Google+
Loading admin actions …

Como todos sabemos al momento de hacer una remodelación, es muy importante definir dos caminos y ver cual de los dos tomar, uno puede ser trabajar en función al contraste donde lo nuevo se evidencia y separa totalmente de la obra original, para dar a entender un antes y un después fusionados en un mismo lugar u otro camino que consiste en trabajar en función a lo que existe y tratar de mimetizar lo nuevo para que sea parte del conjunto haciendo creer que siempre estuvo allí. 

En el caso de hoy veremos una pequeña remodelación que aunque chiquita cumple con los requerimientos de los clientes, ubicada en Islington al norte de Lóndres, en una villa victoriana se realiza una ampliación que tiene como programa una cocina y lavandero, el estudio de Jonathan Clark Architects con 14 metros de profundidad y menos de 3 metros de ancho realizan esta intervención teniendo como base la mimetización con la casa, veamos en que consiste esta pequeña intervención.

Un pequeño depósito

Esto es lo que teníamos antes de la intervención una caja de madera oscura, empanelado vertical con diferentes macetas con vegetación de diferentes tamaños y colores sin ningún orden aparente o paisajismo en cuestión. Todo esto cambio para tener un paisajismo relacionado con la nueva intervención, veamos como lo hicieron.

Conexión interior – exterior

Esta es nuestra pequeña intervención con una relación franca con el jardín de la casa gracias a puertas plegables que se deslizan por completo para dejar un paso continuo y sin ningún tipo de obstáculos. Observemos como la columna negra se elimina de la esquina y se coloca un poco más atrás para engañar al ojo y no perturbar en una apertura completa ¿Qué les parece?, esos gestos  de diseño hacen la diferencia, pequeños cambios imperceptibles a simple vista. Otro detalle hermoso es como el suelo del nuevo espacio se posa sobre el piso del jardín pero con la sensación de flotar gracias a la pequeña ranura que se genera entre ambos, es lo que llamamos una junta. Lo colores usados son tonos tierra lo cual da un ambiente cálido y familiar.

Mimetizados con la casa

Realizar una intervención a una obra clásica siempre es un desafío, tratar de manejar los mismos principios arquitectónicos y que no se vea como un pegoste desagradable, siempre será un reto arduo, sin embargo, podemos ver en las imágenes como nuestro volumen a ras de piso se incorpora perfectamente a la casa victoriana. ¿Cómo?, gracias a los materiales que mantienen las mismas texturas y la paleta de colores empleada. Veamos como el jardín recobra vida y tiene otro aspecto al ser sometido a un diseño de paisajismo sobrio y cálido. 

Entendamos el espacio

Con esta axonometría estupenda podremos entender el espacio intervenido. Veamos como tenemos una puerta de acceso que nos adentra a un pequeño lavandero para seguir bajando y conectarnos a el área de sótano o subir nuevamente para incorporarnos a la larga cocina que culmina y conecta con el jardín trasero de la vivienda. La idea era incorporar este espacio con el área de acceso que se encuentra al mismo nivel del jardín y con el sótano, lo cual se logra de manera estupenda con el tratamiento de escaleras.

La cocina en su máximo esplendor

Una cocina que a pesar de tener una condición de pasillo resulta acogedora y apacible, veamos como todos los equipos se encuentran anclados en la pared de madera a lo largo del espacio. Claraboyas tanto en el pasillo con en el área de trabajo impregnan el ambiente de luz deshaciendo la idea de encierro o espacio contraído. Se incorpora al espacio el color verde que alude el jardín que encontramos fuera de casa y al cual nos acercamos una vez que dejamos esta área atrás.

Una pared de gabinetes escondidos

A lo largo del pasillo encontramos una gran pared de roble que esconde en su interior un sin fin de gabinetes y puertas que son espacio de almacenamiento y al mismo tiempo sirve de vitrina para elementos decorativos que le dan un toque de personalidad a este espacio. Los elementos a exhibir se encuentran en nichos alargados que fueron revestidos de colores verde y anaranjado junto al fondo de espejo lo cual genera visuales largas y hace percibir el espacio más amplio reflejando el exterior dentro de ellos.

Como vemos no por ser pequeño deja de tener gracia y simpatía, este pequeño rincón de la casa que se convierte en una zona de reuniones y alegría para aquel que la pise.

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!