La casita del techo misterioso

Flavia Pascazi Flavia Pascazi
Loading admin actions …

Aunque a simple vista parezca una casa común y corriente, podría decirse que el diseño de la Casa Nijverdal es la reinvención de los típicos techos a dos aguas. Ubicada en Humedales, una zona agrícola y rural de Portugal, esta vivienda se asienta en las planicies del campo, siendo un volúmen único, de líneas simples y con una volumetría purista. Buscando mantener la tipología clásica de las viviendas del campo, los encargados de la oficina Beltman Arquitectos crearon un diseño innovador y de vanguardia haciendo referencia a sus antepasados. Ciertas vistas de la casa denotan las referencias clásicas, mientras que otras expresan un diseño moderno y minimalista que contrasta y sorprende.

El interior de la vivienda también es una caja de sorpresas, siendo su distribución y diseño de espacios algo totalmente inesperado para una casa de campo. Pero ya basta de hablar, echemos un vistazo al maravilloso e impecable diseño de este proyecto, continúa leyendo para conocer un poco más sobre esta vivienda.

La primera impresión es la que cuenta

La fachada principal de la vivienda, o la que se expone a la mirada de los transeuntes, es una cara simple y moderna. La simetría tanto de sus jardines como de la pared y el techo crean un eje rector que divide la casa en dos. A partir de este eje, se crean dos lados totalmente simétricos, como un espejo, donde las plantas y elementos de iluminación del jardín se ubican equidistantes y en la misma posición a cada lado. En la vivienda, el eje central se transforma en un tragaluz continuo de cristal, algo poco común en las casas de dos aguas. Como podemos notar, la fachada y el techo en su totalidad son una piel única que se pliega y dobla para crear las paredes y el tejado como un solo elemento, revestido por piedras naturales multicolores.

Fachadas contrastantes

Pasamos a otra vista externa: la fachada posterior. El plano del tejado, que parte desde la fachada frontal, culmina sin recubrir la pared del cerramiento trasero, dando paso a grandes ventanales de vidrio que exhiben el interior de la casa. Esta fachada acristalada permite la integración de los espacios externos al interior de la vivienda, aprovechando toda la luz natural posible y el hermoso paisaje del jardín trasero. La privacidad no es problema, ya que la misma casas funciona como protección ante las miradas curiosas, abriéndose hacia el patio privado y una gran terraza elevada, ideal para los días de verano o una noche estrellada.

Formalidad moderna

Las formas y volumetría de esta casa son engañosas. A simple vista, puede parecer una casa con techo a dos aguas común y corriente, pero al entrar en detalle, su construcción y espacialidad son un planteamiento totalmente moderno, rompiendo con los esquemas clásicos de las casas de campo. La fachada-cubierta es una envolvente cuyos quiebres forman los ángulos de la pendiente de los techos, esta piel recubre a su vez un prisma, resaltando de la primera gracias al recubrimiento en tono oscuro. La configuración de los techos permitió la creación de una segunda planta (con balcón incluido), y para evitar complicaciones estructurales y tener más libertad de diseño, los arquitectos optaron por una estructura metálica simple, agregando más modernidad a la construcción.

Interiorismo no tan de campo

Salas / recibidores de estilo moderno por Beltman Architecten
Beltman Architecten

Living/Dining met vide naar slaapverdieping

Beltman Architecten

Una vez que recorrimos todo el exterior de la casa, tenemos cierta idea de que podemos encontrarnos en su interior. Pero, ¡Sorpresa! No se ven por ningún lado acabados rústicos o muebles típicos de una casas de campo. Al contrario, el interior de esta casa sorprende con un interior de tonos claros e inmaculados, siendo las paredes y el techo totalmente blancas y el piso un tono gris pálido de cemento pulido. El concepto abierto fue la determinante para los espacios internos, siendo el mobiliario lo que define y marca cada área. Observamos como el tejado no toca las divisiones internas, siendo el interior de la casa una especie de volumen a parte, donde ciertas paredes internas presentan revestimientos de colores distintos para romper con la monotonía del blanco.

Ángulos y líneas

Salas / recibidores de estilo moderno por Beltman Architecten
Beltman Architecten

Doorzicht naar entreehal

Beltman Architecten

Esta vista nos provee un mejor entendimiento de la espacialidad interna de la casa. Los techos inclinados crean espacios sociales amplios y con gran cantidad de iluminación natural gracias a los segmentos de cerramientos realizados con vidrio. Todo el mobiliario se mantiene simple y ecléctico, combinando sofás modernos con muebles reciclados como el piano blanco que se apoya sobre la pared de color ladrillo. La chimenea y el centro de entretenimiento se ubican en un gran muro blanco, empotrando casi en su totalidad los elementos funcionales y decorativos, creando una gran franja horizontal que rompe con el resto de las paredes.

Diseño a la medida

De nuevo, el color blanco invade cada rincón del amplio espacio de la sala, donde el juego de mobiliario agrega toques de colores cítricos y negros, combinando con el resto de los detalles metálicos y el gran nicho horizontal del centro de entretenimiento, revestido de granito negro absoluto, siendo un diseño único y a la medida de este espacio. Al fondo se observa como el gran ventanal acristalado llena por completo la estancia de luz natural, siendo prácticamente innecesario el uso de iluminación artificial cuando se es de día. La iluminación se ubico de manera lineal tanto en los techos como en las paredes, creando varios puntos focales de luz para jugar con distintas intensidades según se desee.

Un baño muy peculiar

Baños de estilo moderno por Beltman Architecten
Beltman Architecten

Badkamer met glazen dak

Beltman Architecten

De nuevo, el eje central, la gran abertura acristalada tipo cenit en el tejado de la vivienda, vuelve a hacer presencia en otra área de la casa. Esta vez en el baño, el gran tragaluz es un elemento que marca la pauta del diseño de este espacio, siendo la tina un mobiliario hecho a la medida que encaja a la perfección con la abertura. Los revestimientos se mantienen similares al resto de la casa, pisos de cemento pulido y paredes blancas envuelven este cuarto de baño relajante y neutro, contrastando el tope hecho de madera con el resto de la habitación para agregar un poco de calidez.

La combinación de materiales naturales, como las pizarras y lajas, la referencia clásica, y el twist moderno hicieron de esta casa un diseño único. Sin necesidad de invertir una fortuna, una construcción convencional pasó a ser una reinterpretación moderna de un clásico, solo con la ayuda de un poco de imaginación.

Espectacular ¿Verdad?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!