Una casa brutalista y contemporánea

Katherine Aguilar Katherine Aguilar
Google+
Loading admin actions …

Hoy viajaremos a Argentina, específicamente a Córdoba para visitar una casa brutalista, dicho término surge entre los años 50 y 70 con el arquitecto Le Corbusier en Francia cuando empezó a generar edificaciones en hormigón al bruto o lo que llamamos obra limpia (concreto), registrando en su piel la huella del encofrado, con un acabado áspero y crudo, así observamos también la presencia de materiales al desnudo como el metal, el acero, el vidrio sin ningún tipo de revestimiento. 

La casa de hoy es respetuosa con la naturaleza al implantarse en un terreno inclinado sin realizar ninguna intervención en la misma, sino alzándose sobre ella a través de 10 columnas, generando vistas continuas de la montaña que pasa por debajo de la casa, sin embargo, el arquitecto Santiago Viale Lescano permite en ciertos puntos particulares que la casa se vincule con el terreno natural. Así que no esperemos más y entremos.

Estructura y envolventes

La piel que recubre toda la casa está hecha en obra limpia, con elementos verticales y perpendiculares a la fachada que generan parasoles, estos durante el verano generan sombras sucesivas sobre la fachada reduciendo la radiación solar en la edificación. Veamos como la casa se eleva sobre la montaña sin tocarla permitiendo tener un estacionamiento debajo de ella.

La Fachada

El terreno se encuentra en una loma que mira sobre un gran valle, orientado noroeste y tendiendo 15 metros de desnivel entre el frente y el fondo de la vivienda. La visual desde la calle es la que percibimos en la imagen, una casa que se alza sobre pilares sin tocar el terreno como los árboles que la rodean, caminemos hacia ella de nuevo y descubramos el lado izquierdo de la vivienda.

Escaleras al cielo

El volumen arquitectónico se resuelve rectangular, suspendido por columnas. Abajo se genera un espacio que es aprovechado como cochera, lavadero y espacio tipo semicubierto. La escalera que aquí vemos es la encargada de guiar los pasos de los invitados hasta la puerta de acceso principal. Esta imagen es etérea, la transparencia que se experimenta de este lado de la casa es evocadora, podemos seguir observando el hermoso paisaje a través de ella. 

El umbral esperado

El acceso a la vivienda es sublime, delicado, formado por capaz, subiendo por unas escaleras empinadas y que se van cerrando a los lados para rematar en esta vista continua y enmarcada del espacio exterior, nos cerramos a la izquierda para no distraer la mirada, y nos abrimos a la derecha para ver el espacio interior. La combinación de materiales es encantadora, piedra, concreto, acero corten, madera y vidrio, una explosión de acabados en un sólo lugar. Crucemos esta puerta de madera.

Ingreso y distribución

Al cruzar la puerta de madera nos encontramos con la sala y el comedor de la casa a la derecha, un espacio austero y sencillo con pisos blancos de microcemento, una composición de elementos verticales en fachada delicados y sutiles. Del lado de la sala se dispusieron las habitaciones aprovechando las vistas, la cocina y baños se colocaron en la fachada opuesta detrás de nosotros sigamos el recorrido.

Fachada posterior y jardín

Esta fachada es mi preferida opuesta a la anterior se abre al jardín teniendo una pared continua de vidrio, hacia la zona social es transparente y mientras nos acercamos a los baños y áreas íntimas de hace traslúcida. La conexión al jardín se realiza de manera aérea, una rampa que flota y unas escaleras que se acercan al terreno. ¿Vieron esa pared iluminada y las pequeñas ventanas en el medio?, descubramos qué espacio de la casa es.

Un vistazo a la cocina

Pues detrás de la pared luminosa tenemos la gran cocina, en donde su diseño la hace diferente y única, con el fin de incrementar la luz en este espacio el mesón de trabajo se levanta del suelo teniendo por debajo de él un vano y encima de los gabinetes también se repite la operación teniendo vidrios laminados traslúcidos, por lo que el mobiliario parece flotar, a su vez tenemos esta fila de ventanas que permiten disfrutar del paisaje.

Conjunción de materiales

En el interior la tensión entre los materiales aporta carácter en los espacios. El hormigón visto se relaciona con el microcemento del piso, las laminas de vidrio en el techo y las columnas de acero. La carpintería interior se combina con puertas de aluminio, un sin fin de elementos que se relacionan y conviven en perfecta armonía.

El dormitorio

Estamos listos para dormir y llegamos al dormitorio donde podemos observar cómo se enmarcan las vistas al mismo tiempo que se protegen por los parasoles de manera perpendicular a fachada y protegiendo del sol. Una casa rústica en sus acabados pero refinada en su concepción y espacialidad.

¿Te gustaría tener una casa brutalista?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!