Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Una casa moderna con techo de paja

Katherine Aguilar Katherine Aguilar
Google+
Loading admin actions …

¿Te imaginas vivir en un churuata moderna? Fusionar técnicas constructivas milenarias con arquitectura moderna es una receta para la belleza, la funcionalidad y el respeto a la sabiduría de nuestros ancestros. Para demostrártelo hoy te enseñamos una casa formada por dos volúmenes que se interceptan formando una planta en L. Diseñada por los arquitectos MÖHRING ARCHITEKTEN, quiénes se centraron en complacer los deseos de los clientes quienes pedían espacios para 6 u 8 personas y conexiones visuales constantes con el paisaje; una casa de encuentros y sueños recordados por los miembros de esta familia…  ¡Veamosla!

Techo de paja con paneles solares

Esta imagen nos muestra los principios de las casas antiguas de Alemania con techo de paja y a dos aguas con sus paredes color ocre, sin embargo, la fachada empieza a ser permeable a las miradas dejando de lado la privacidad que caracterizaba a las antiguas del sector. Otra característica novedosa es la cumbrera y la unión de ambos cuerpos, es allí donde se encuentran las áreas sociales, teniendo en el techo paneles solares de vidrio permitiendo mayor iluminación en esta zona de la casa y generando energía.

Diseño angular

La superficie de la casa es de 145 metros cuadrados, sin embargo, los propietarios querían una casa que atendiera a 6 u 8 personas, por lo que se generan estos dos volúmenes conectados en torno al patio existente, donde las paredes pasan a ser puertas acristaladas con el fin de tener una relación directa con este espacio al aire libre, dejando las habitaciones y baños hacia los extremos en las zonas más calmadas.

Ventanas al cielo

La cocina se destaca con un diseño minimalista, sencillo y delicado con tonos claros de madera y zonas en blanco, este espacio se encuentra relacionado con el comedor de la casa y se encuentra en la intersección de ambos volúmenes, pero es el techo y sus claraboyas en zig zag lo que nos llama la atención, justo en la unión de ambos planos inclinados del techo.

La luz se extiende

Detrás de la puerta derecha podemos observar el tope de la cocina, y nos encontramos en el salón de estar, relacionado directamente con la cocina comedor, este gran espacio también se encuentra bañado de luz cenital a través de la claraboya que se extiende hasta este ámbito de la casa. Con un sofá anaranjado que impregna de color el espacio se encuentra esta sala que se conecta y mantiene visuales continuas con su paisaje circundante.

El comedor de la casa

Al girar 180° dejamos detrás de nosotros la cocina para encontrarnos con el mejor espacio de la casa el comedor, donde promete momentos y reuniones en familia cálidos y bajo el calor de la chimenea de fondo, gracias a los grandes ventanales de lado y lado la luz se hace notar y el techo a dos aguas hace sentir el espacio mucho más amplio. Este espacio cálido también se obtiene por sus materiales, paredes blancas, los elementos en madera y el piso gris pizarra. Veamos que hay detrás de la escalera, abriendo esa puerta.

Un toque de antigüedad

Al dejar atrás el comedor nos topamos con este cuarto sumamente austero con un diseño minimalista y con los elementos indispensables, este espacio es un lugar de regocijo y calma alejado de la zona social y anclado en una de las esquinas de los volúmenes, donde convive el juego de la cama con líneas limpias sin ningún tipo de ornamento junto a un antiguo armario que nos hace sentirnos en casa y regresar a una época cercana.

Un toque rural

Nos despedimos en el baño de la casa con una combinación de lo rústico y contemporáneo, donde el techo evoca una época pasada gracias a su materialidad con vigas y techo de madera pintadas de blanco haciéndolo más delicado, con piezas contemporáneas como el lavamanos y los gabinetes suspendidos en pared y una puerta oscura que hace juego con el piso, por detrás de ella la ducha con una iluminación indirecta y sublime.

Hasta aquí llegamos con esta sencilla pero hermosa casa que nos deja como enseñanza que la luz nunca está demás y que el incorporarla también permite generar energía a través de los paneles solares, siendo el sol nuestro mejor aleado.

¿Te gustaría tener tu casita con techo de paja?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!