Cómo pintar la fachada de mi casa ¡Super fácil!

Maria Gabriela Sotillo Maria Gabriela Sotillo
Loading admin actions …

Al momento de cambiar el exterior de tu casa es necesario que utilices pinturas adecuadas para que duren la mayor cantidad de tiempo y que sean de calidad para evitar realizar este procedimiento varias veces al año. Hay muchos factores que son ignorados por los propietarios, te sugerimos tener en cuenta reparar las paredes que tengan humedad, quitar la pintura vieja, proteger puertas y ventanas, así como las plantas y demás elementos que puedan verse afectados por la pintura. Asimismo, deberás considerar el tipo de pintura que vas a usar porque si el clima de tu región es muy cambiante y tienes varias estaciones, es probable que la pintura se caiga o malogre. Recuerda que el exterior de la casa es nuestra carta de presentación, piensa muy bien en cuanto al color que vas a emplear para tu fachada, a veces puede ser una decisión difícil de tomar por lo que tienes que considerar lo que quieres lograr con esta actividad. A continuación, tenemos para ti los mejores consejos para que pintes como todo un profesional: 

1. Cosas a considerar al comprar pintura

Cuando sabes que la casa necesita un cariñito debes pensar en las tonalidades que vas a aplicar, puede ser blanco o color pastel pero primero es conveniente conocer muy bien cuál es el clima de tu localidad por que de eso dependerá la durabilidad de la pintura. Ten en cuenta si es de calidad para que perdure por mucho tiempo, porque cuando existe humedad en el ambiente debes aplicar parches anti-humedad como el hidrófugo en pasta para que mejorar la superficie y darle un mejor acabado. También, es importante saber si se genera suciedad en el ambiente, elige una pintura que sea potente para que soporte el clima.

2. Remueve la pintura existente

Para pintar el exterior de tu casa debes preparar la superficie antes como comentábamos anteriormente los problemas de humedad son más comunes de lo que crees, así que te recomendamos retirar la pintura seca con una lija de pared es de 60 a 80, lo cual te permitirá remover las pinturas anteriores. Por otra parte, será necesario lijar las paredes hasta que queden suaves al tacto, una vez culminado este paso puedes cepillar y retirar el excedente. Aplica sellador o fijador como primera capa para que no absorba demasiada pintura y luego deberás esperar (máximo un día o dos) hasta que esté completamente seco.

3. Repara las partes dañadas

Si la pared del exterior de tu propiedad esté dañada te recomendamos aplicar un sellador en las paredes para que quede con un mejor acabado a la superficie, luego empiezas a lijar hasta que quede finamente liso. Al final podrás aplicar la pintura de tu preferencia.  Cuando la pared tenga humedad, elimina esa zona maliciosa y acomódala usando cemento y algunos parches para que no vuelva a suceder esta situación. Hay veces en que el problema viene desde el techo por lo que es muy práctico chequear las áreas aledañas a la residencia y no trabajes doble arreglándola, podrías tener Una preciosa casa con 100 años de secretos.

4. Protege puertas, ventanas y plantas

Realizar trabajos de pintura no es tarea fácil, es recomendable cubrir todas la áreas cercanas dónde estemos trabajando así que es preferible cubrir con plásticos las puertas, ventanas y plantas para evitar que se manchen con la pintura y puedan dañarse. No olvides que la pintura se seca rápido, ten a la mano un paño con agua y jabón que te permita remover las marcas que puedas ver en las puertas y ventanas de la propiedad, pero debes hacerlo pronto porque si no se secarán. Visita una tienda y comprar bastantes bolsas de plástico o láminas de plástico para mudanzas, ¡una vez que termines no los botes pueden servirte a futuro!

5. Sugerimos el uso de cebadores

Salas/Recibidores de estilo rural por Bij Sigrid
Bij Sigrid

​Chalk Paint™ decoratieve verf van Annie Sloan, kleur French Linen

Bij Sigrid

Existen cebadores de pinturas para paredes los cuales te van a permitir que tengas una nueva superficie, también es muy funcional porque usando un cebador la pintura se puede adherir, debido a que hay superficies que les cuesta muchísimo para que la pintura se adhiera. Un cebador es una gran compra porque proporciona una superficie limpia que ayuda a lograr un efecto liso, dándole un acabado profesional a las paredes junto a un efecto de suavidad inigualable. Por lo general se piensa que para reparar una fachada es cuestión de pintar nada más, pero es más que eso, ¡anímate sigue nuestros consejos!

6. Mezcla la arenilla con la pintura

Pintar con arena es una técnica que se emplea para texturizar la pintura y se utiliza para pintar los techos y también las paredes, te recomendamos comprar arena de sílice que luego colocarás para evitar las impurezas de la arena, puedes conseguirla en las ferreterías. Olvida la arena de playa, por más barato que parezca tiene caracoles sucio y tierra. Lo que importa es darle un acabado espectacular a tu casa. Te recomendamos hacer una prueba en un pedazo de pared antes de pintarlo todo. Eso sí, para lograr una buena textura coloca menos arena en el recipiente, logra un acabado prolijo como esta maravillosa casa rústica de los expertos CADORE ARQUITETURA.

7. Pinta las superficies

Las superficies tienden a desgastarse muy rápido, pintarlas no es tarea fácil así que para que te duren más de lo normal, utiliza pinturas a base de aceite que puedan cubrir toda la superficie o una pintura de látex en el color que hayas elegido. Al momento de texturizar tu pared hazlo de forma uniforme, con tranquilidad y sin apuro de arriba hacia abajo con un rodillo o una brocha que te permita abarcar una distancia considerable, como es una fachada necesitarás más de un par de manos para finalizar el proyecto. Pide ayuda a un vecino, amigo o familiar. No lo olvides, se trata de obtener los mejores resultados.

¿Qué te parecen nuestros consejos? ¡Dinos lo que piensas!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!