Una casa tradicional pero innovadora

Katherine Aguilar Katherine Aguilar
Google+
Loading admin actions …

La casa de hoy es una hermosa casa tradicional por un lado y cuando volteamos por el otro es otra cosa, aunque mantiene su espíritu tradicional por el diseño de sus techos y materiales empleados en fachada tiene un sinfín de aspectos innovadores y tecnológicos que hacen de este sitio un lugar de confort. El concepto principal por parte del estudio ADRIÁN MARTÍNEZ ARQUITECTOS fue integrar el paisaje exterior a los espacios internos, el terreno tiene una pendiente de 8 mt descendiente utilizando esta característica para generar una casa escalonada encontrando en un primer nivel el área social, al bajar la zona de habitaciones y en el tercer nivel, el más esperado donde nos encontramos con el área de juegos y la gran terraza. Descubramos paso a paso esta interesante casa.

Una fachada tradicional

Una de las normas que se debían respetar era tener el 70% de los techos inclinados y con teja de estilo mediterráneo, no se debían utilizar colores claros y tampoco concreto a la vista. Por lo que se debió recurrir a otros colores y materiales como los que vemos en fachada, paredes grises en consonancia con piedra natural y estructuras metálicas que se pintan de rojo dando un toque de color en medio de tanta sobriedad. Un punto innovador dentro del tema ambiental es el aislamiento de la casa al tener dobles muros y en medio Styrofoam, mientras que en los pisos se mezcló con cemento Lighstone, teniendo la misma función.

Zoom de la fachada

Al aproximarnos al acceso encontramos una pipeta de agua con un fondo de piedras, un elemento que refresca y da un aire zen al ambiente. Veamos la mezcla del pórtico de piedra evidenciando y enfatizando la entrada de acceso a la casa en relación con el pórtico metálico pintado de rojo como tema decorativo y contemporáneo. Gracias al aprovechamiento del desnivel y el escalonamiento de la casa no hizo falta generar ningún muro de contención. A lo largo de la casa desde el primer momento contemplaremos el paisaje en todo momento, ya sea desde el exterior como es nuestro caso o dentro de la vivienda. Así que pasemos y conozcámosla de una vez.

Una sala en medio del paisaje

Al entrar a casa e ir a la sala encontramos un espacio acogedor, diáfano y amplio. Sus colores son tonos ocres y marrones con toques de color como las poltronas de fondo con un color rojo que combina en perfecta armonía con la alfombra naranja y su trama circular que contrasta con los muebles totalmente lisos y minimalistas. En este espacio de la casa se optó por grandes ventanales alrededor de sus 3 paredes lo que hace que nos sintamos en medio del paisaje, otro punto innovador, las ventanas a lo largo de toda la casa son de PVC y Duovent con protección contra los rayos ultravioletas.

La Fachada posterior

Y al encontrarnos en la parte posterior de la casa no podemos imaginar que es la misma vivienda que vimos al principio descubriendo que la vivienda tiene 3 niveles y no uno como se observa en el acceso principal, su fachada se conforma con diferentes aberturas y ventanas sin seguir un patrón simétrico. Se manejan cambios de material como en la planta baja donde sus muros se revisten de piedra para hacer menos altas las paredes. Esta zona de la casa se encuentra totalmente integrada con el paisaje y estamos en el área de juegos donde encontraremos hasta una sala de cine. Para poder comunicar el área social del primer nivel con el área de juegos del tercer nivel sin necesidad de pasar por los cuartos se colocó un elevador. Veamos cómo se repite nuevamente el elemento estructural metálico pintado de rojo y ya que hablamos de eso vayamos a ese espacio.

La parrillera dentro de casa

¡Ajá! y resulta que el espacio es nada más y nada menos que la parrillera de la casa, un espacio totalmente iluminado y sin ningún tipo de cerramiento al exterior con una relación visual y física completa, con colores claros, neutros y beige que siempre darán ese toque de elegancia donde quiera que se pose, unido a la materialidad de sus muebles dando ese toque fresco, de campo pero chic. Por lo que vemos la relación interior exterior siempre está presente teniendo siempre un fascinante paisaje, una fuente o cualquier detalle.

La terraza de mis sueños

Y nos despedimos con la vista de la gran terraza que es parte inconfundible del paisaje. Con colores claros en su mobiliario haciendo juego con el piso de piedra y los adoquines que forman el camino para llegar a él. El tamaño de esta terraza y las otras tres es cómodo, pudiendo disfrutar en familia de cada una de ellas. Aunque tenemos una casa de grandes dimensiones los recorridos exteriores fueron diseñados para no generar cansancio sino por el contrario vivir y disfrutar cada paseo, así como se integraron materiales de la región, y como si fuera poco la casa cuenta con tecnología de punta al tener un sistema inteligente controlado por tabletas electrónicas que manejan la iluminación de toda la casa, audio ambiente, circuito cerrado y todo lo relacionado a estos temas. Sin duda, una casa tradicional que respeta las condiciones de la zona pero innovando sin ningún tipo de pudor.

¿Te gustaría una casa como ésta?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!