Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

10 Consejos para la aplicación de parches de yeso

Maria Gabriela Sotillo Maria Gabriela Sotillo
Loading admin actions …

Al momento de pintar una pared tienes que darle el mantenimiento que se merece, es decir preparar la superficie es una de las mejores formas para que la pintura se cubra con calidad, mientras estés haciendo el trabajo deberás cubrir los huecos con parches en la pared. Para ello es necesario yeso, arcilla, espátulas y demás herramientas, verás lo fácil que resulta arreglarlas. Te daremos los mejores consejos para cubrir los parches de las paredes de tu casa.

1. Uso del relleno

Hoteles de estilo  por Decor Group

La mejor forma para darle un acabado prolijo a las paredes es colocar parches para que puedas sellar las paredes antes de pintar. Al hacerlo harás que la pared tenga un mejor aspecto y la pintura que coloques encima lucirá como nueva y destacará su calidad. Pero si usas un material de empaste verás cómo se adhiere a la superficie fácilmente. Toma el envase del producto y lee sus instrucciones para que compruebes si es un parche que te puede funcionar para esta función. No olvides que las paredes siempre necesitan mantenimiento, sobre todo cuando la pintura se cae y debes mejorarla.

2. Usa un compuesto especial para grandes agujeros

Para llenar agujeros de gran tamaño hay que utilizar una mezcla de parche, deberás comprarla en una tienda especializada para que puedas tapar el daño que el tiempo y el movimiento han causado en tu pared. Como son productos químicos actúan rápidamente y están disponibles en muchas tiendas, en polvo. Al mezclar el agua el químico reacciona y se endurece en poco tiempo, aproximadamente en cinco minutos estará listo pero hay que dejarlo secar. Recuerda aplicar una capa rápidamente, al instante. Al momento de que se llene el agujero, pasa la espátula al ras de la pared para que todo quede unificado. 

​3. Haz la mezcla para el compuesto de parches

Cuando quitamos un clavo de la pared… ¡Viene el problema! Lo mejor es que es muy fácil de tratar, pero la molestia siempre queda, ver el yeso caer es sinónimo de reparación y por supuesto, debemos remendar las paredes. Hay que tapar los agujeros y luego llenar la abolladura. Existen productos especializados para llenar las cavidades sin problemas, puedes comprar arcilla, barro, yeso y cemento, si no conoces mucho sobre el tema contrata a un profesional o consúltale. Las herramientas como las espátulas son de plástico y acero donde el extremo es de madera, esto te permitirá manejarlo muy bien mientras aplicas el producto.

​4. Quita las grietas de la cubierta con aerosol

Normalmente las grietas de tensión aparecen en las paredes muy cerca de las puertas, clósets, ventanas y esquinas. Esto se debe al movimiento constante del recinto porque aunque no nos demos cuenta siempre sucede. No son difíciles de quitar sino que tienden a abrirse nuevamente en poco tiempo, usar spray es una gran opción para quienes desean olvidarse de esto por un tiempo. Recuerda que el aerosol forma una membrana flexible sobre la grieta y esto permitirá que el edificio se mueva sin problemas. Si la grieta está abierta cúbrela con yeso, después deberás aplicar el spray. Por último, pintas la pared.

​5. Llena una fila de agujeros con un golpe

Lo práctico siempre tiene un estilo para hacerse, el propósito es tomar la capa de yeso y llenar una fila de orificios causada por los tornillos, aplicando la mezcla en una espátula y regándola por toda la superficie de un solo tiro. Es mejor hacerlo de esta manera que de forma individual. Una vez seco el yeso, podrás lijar toda la superficie hasta que quede suave. Si los agujeros están alineados el proceso es mucho mejor y más rápido, puedes usar una espátula de seis pulgadas de ancho, te facilitará el trabajo enormemente. También podrías hacerlo con un rodillo, mira a los expertos de PROPAINT LDA cómo lo han hecho.

6. Coloca capas con porciones simétricas

Cuando tenemos zonas llenas de abolladuras lo único que queremos es llenarlos de yeso o arcilla para que no se vea el daño que tiene la pared. Para llenar las abolladuras no lo hagas de parte individual, hazlo más bien en conjunto. Debes unificar grandes áreas: Emplea un relleno todo uso para que luzca perfecto, mezcla una cucharada o dos en varias tazas de agua para que sea más fácil de esparcir la mezcla. Luego, debes raspar para quitar los excedentes y llenar los agujeros. Repite el procedimiento hasta que quede prolijo. Para más ideas te recomendamos leer nuestro libro de ideas: Cómo cortar tus paredes de ladrillo ¡para colocar puertas y ventanas!

7. Utiliza el papel de yeso para cubrir los parches

Al remover ciertos pedazos de pared muchas veces se caen como conchas parte de la pintura, quitar los cuadros, adhesivos y demás elementos hace que los paneles de yeso se caigan, dejando expuesta la pared con un color marrón muy particular. Lo malo es que al quedar de esta manera, debemos cubrir el error al instante para que la pared luzca impecable. Parchear la pared es una de las mejores opciones que tienes, utiliza un sellador a base de aceite o goma de laca donde puedas pegar los paneles de yeso. Olvida los productos a base de agua porque causarás un desastre en la escena. Cuando se seque el sellador, coloca arena limpia para terminar con el parche y que la pared quede prolija.

8. Utiliza los parches adhesivos

Para los agujeros medianos la mejor opción es recubrirlos con parches de malla, son muy fáciles de usar además se adhieren rápidamente a la pared. Están disponibles en pocos tamaños, los puedes conseguir en tiendas especializadas de pintura, ferreterías y demás. Solo tienes que limpiar la superficie de la pared, que quede libre de suciedad y polvo, aplicar el parche sobre el hoyo que quieres ocultar. Luego deberás cubrirlo con dos o tres capas delgadas de yeso para que tenga un buen acabado. Cuando notes lo fácil que es mejorar tu pared querrás aplicar este procedimiento en toda la casa.

9. Puedes darle textura a tus paredes

Para conseguir un efecto único en tus paredes opta por texturizar las paredes o techos para darle un aspecto más rústico a tus espacios. Además, es una excelente manera de ocultar defectos. Por lo general son perfectos para cubrir zonas de menor tamaño. Para ello consigue un parche de piel de naranja que te permita repetir el patrón y tener el mismo efecto en toda la pared. Hay de secado rápido regular, la mejor versión le da el mayor control sobre el patrón de pulverización, este último paso se logra sobre un yeso de cartón y se rocía sobre el parche de la pared. Deja la pieza por varios minutos y deja que se seque. 

​10. Usa luz para darle un mejor acabado

Comedores de estilo  por munarq

Al momento de preparar la pintura para las paredes lo mejor que puedes hacer es colocar una luz brillante que puedas ver y corregir los defectos de la pared y del acabado del yeso. Con una espátula procura unificar los defectos que veas en las paredes para que los llenes y lo lijes una vez más. Esta técnica es muy empleada para corregir ciertos acabados que no lucen como lo esperabas. Aunque parezca un poco fastidioso verás lo fácil que resultará hacerlo, cuando veas cómo están quedando tus paredes no querrás dejarlas sin terminar. El valor agregado que le dará a tus espacios será fantástico.

¿Qué te pareció nuestro libro de ideas? Cuéntanos tu experiencia.
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!