¡Construye cielorrasos bellos de estuco!

Thai Aguilera Thai Aguilera
Loading admin actions …

Los cielorrasos son techos de superficie plana y lisa (también pueden tener lindos diseños) utilizados como revestimiento de distintas habitaciones con el objeto ocultar la parte rustica del techo o entrepiso visible, regularizando la forma del inmueble. Para su construcción se pueden utilizar diversos materiales como la cal, el yeso o el estuco. El estuco es un material bastante resistente que permite lograr acabados realmente hermosos, tanto en interiores como exteriores y que además le aumenta el valor de cualquier propiedad. Es un material que actúa como una barrera de protección que fortalece e impermeabiliza las superficies donde se lo aplica. El mismo es muy duradero, pero delicado a la vez; ya que tiende a mancharse con mayor facilidad que otros materiales y puede agrietarse a causa de condiciones climáticas extremas. Es por eso que en esta oportunidad te hablaré un poco acerca de su origen y cómo tratarlo.

Consejos de reparación

El estuco requiere de poco mantenimiento, pues es un material de larga duración. Sin embargo, el mismo puede presentar grietas y otros problemas derivados del exceso de humedad o la falta de la misma en condiciones climatológicas muy secas. Por eso, es importante hacer revisiones preventivas para que te percates de que no haya grietas y en caso de encontrar alguna se recomienda que la rellenes antes de que el problema empeore. Esto puedes hacerlo tú mismo (a), únicamente en caso de que las fisuras sean poco profundas.  Para reparar las fisuras antes mencionadas, es importante que sepas que no debes utilizar el mismo estuco como relleno ya que el material se contraerá y la grieta indudablemente volverá a aparecer. Entonces, lo mejor es que adquieras un producto especial para reparar superficies de estuco, que tenga la capacidad de expandirse (en cualquier hipermercado podrías encontrarlo). Luego, debes aplicar el relleno en capas hasta que el material llene toda la grieta hasta la superficie; después debes dejarlo secar para poder aplicar una capa de pintura.  Ahora, en caso de grietas más profundas es preferible que contrates a un albañil con experiencia comprobable.

Recomendaciones para pintar el estuco

Pintar superficies de estuco llegar a ser bastante complicado tanto por su textura espesa y fangosa, como porque previo a la pintura es necesario realizar un lavado a presión con una máquina especial. Es por ello que se recomienda que esta actividad la realice un pintor con experiencia quien, además, de seguro contará con la maquinaria necesaria para ello. Después de lavada la superficie, el pintor deberá revisar si existen áreas peladas o manchadas, que necesiten especial atención y una reparación previa (como ya lo dije, este paso podrías hacerlo tú mismo (a) si se trata de fisuras menores). Hecho esto, es posible pasar a la fase de pintura. La pintura ideal para este material debe tener una composición flexible, capaz de estirarse y adaptarse a los cambios de temperatura para que no se agriete. Entre ellas destacan las pinturas elastoméricas y las acrílicas, que además tienen buena resistencia a la suciedad y el moho. Este material requerirá dos o más capas de pintura y el uso de un pincel en las zonas con huequitos o más porosas. Una vez pintado, los resultados de tu estuco serán muy duraderos.

Te puede intersar: Rápido y fácil: Tips para pintar una pared de piedra

Orígenes de este material

El estuco, proveniente del italiano “stucco”, es una pasta de grano fino compuesta de cal, arena de mármol y pigmentos naturales, que se suelen barnizar con ceras o aguarrás. También puede estar compuesto por yeso o escayola, resinas y colas naturales. Este material ha sido utilizado desde la antigüedad como revestimiento de paredes y techos, interiores o exteriores, especialmente conocido durante el Renacimiento. El estuco es muy versátil, puesto que con él se pueden lograr diversos acabados como el modelado y tallado para crear techos ornamentales, el pulido para asimilar la apariencia del mármol y el pintado con fines decorativos. A comienzos del siglo XV en Venecia, se creó un estuco (también llamado lustro veneciano), con una acabado liso y brillante que se asemeja a el mármol pulido y que tiene diferentes tonalidades de color. Este es el estuco con más fama y reconocimiento. En aquella época fue muy utilizado el estuco blanco para decorar los muros de las iglesias, para pintar figuras de ángeles, en acabados artísticos y modelados como esculturas. Este es un revestimiento de gran belleza, calidad y durabilidad, pero más flexible que el yeso y por lo tanto más propenso a agrietarse, por lo que requiere de diversos cuidados y posibles reparaciones.

Posibles procedimientos reparatorios

Como lo mencioné antes, entre los problemas más comunes que pueden afectar el estuco se encuentran las grietas o fisuras. Si la grieta supera los 2,5 centímetros de ancho, el procedimiento consiste en retirar todo el estuco agrietado con un cincel hasta llegar a la viga; después deberás cortar y remover la malla de alambre del área a reparar para luego realizar un tratamiento especial antes de rellenarla.  Las superficies de estuco también pueden presentar problemas de eflorescencia -un polvo blanco que se deposita sobre la superficie, en cuyo caso el albañil repasará el área con un cepillo y alguna solución de ácido diluido, para luego enjuagarla bien con agua. Este proceso es sencillo y con un poco de cuidado podrías hacerlo tú mismo (a), siempre teniendo en cuenta usar protección para los ojos.   Otro de los problemas comunes es el moho sobre la superficie, cuya remoción es bastante sencilla y también puedes tú mismo (a). Para ello deberás cepillar ligeramente el área con cloro de uso doméstico y luego enjuagarla bien con agua.

Te puede interesar: ¡5 Fachadas y 5 Transformaciones sorprendentes!

¿Cómo elegir al profesional indicado?

Si se trata de reparaciones mayores es recomendable que contrate a un albañil con suficiente experiencia previa, ya que esta persona tendrá suficiente conocimientos sobre los materiales adecuados para este tipo de trabajo y además podrá evaluar con mayor precisión el alcance del daño para darte un panorama más claro sobre la situación. Para asegurarte de la pericia del albañil seleccionado se recomienda que solicites referencias a las personas con quienes haya trabajado antes, amigos, vecinos, conocidos, etc. Por lo general, los mejores albañiles están siempre muy ocupados, pero es preferible esperar poco que tener que gastar dos veces en el mismo asunto.  Si se trata de pintar el estuco, busca a un pintor profesional (también con experiencia comprobable). Esta es la mejor manera de garantizar la durabilidad y calidad del trabajo.

Recomendaciones para el mantenimiento

Hogar de estilo  por brush64
brush64

brush64's selection of Goat and horsehair brooms and brushes

brush64

El mantenimiento y preservación del estuco por muchos años es tarea sencilla, pero requiere de mucha constancia. Como ya lo mencioné, debes revisar preventivamente tu estuco cada cierto tiempo para constatar que no esté agrietado. Apenas encuentres alguna grieta es necesario que la repares de inmediato, para que no empeore. Otra medida óptima a considerar es la aplicación de una capa protectora de cera o parafina para mantenerlo aislado de la humedad. En términos de limpieza, la misma es relativamente fácil y debe llevarse a cabo al menos cada dos años, ya que si dejas pasar más tiempo el sucio se adherirá y podría mancharse la superficie. Sólo hace falta rociar agua con un spray y frotar con un paño suave. También se puede usar un jabón de PH neutro, cuidando siempre de secar la superficie inmediatamente.

Te puede interesar: ¡Atrévete a combinar y mezclar estilos!

¿Qué te pareció este artículo? ¡Comparte conmigo tus impresiones!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!