Haz un mini jardín al estilo zen ¡para tu cuarto!

Silvia Regalado Silvia Regalado
Loading admin actions …

El dormitorio es nuestro lugar sagrado para el descanso y la relación. Luego de una agotadora jornada vemos a nuestro cuarto como el propio paraíso. Tenerlo siempre en la armonía y el orden ideal es algo necesario para poder sentirnos a gusto en él. En ese sentido, cada elemento decorativo, mueble o cualquier otro objeto que tengamos debe aportarnos la serenidad y calidez necesaria para sentirnos cómodos y poder descansar a plenitud. Pensando en eso, en homify hemos decidido traerte una opción que no podrás despreciar: un mini jardín al estilo zen ¡para tu cuarto! Una idea que va perfectamente acorde con lo que buscamos en una habitación: tranquilidad. 

Diseña el espacio del mini jardín con paletas de madera

Paisajismo de interiores de estilo  por Dovela Interiorismo
Dovela Interiorismo

Diseño de mini jardín interior.

Dovela Interiorismo

Lo primero que deberás hacer es elegir el lugar adecuado donde colocarás el mini jardín. A partir de la dimensión del espacio que elijas, podrás entonces diseñar el recipiente donde harás tu creación. Puedes darle la forma que desees, bien puede ser redondo o si el espacio te lo permite, rectangular. Utiliza paletas de madera que tengas guardadas para allí y sacas tus dotes de carpintería para armar la más linda vasija. Pero si no tienes paletas de madera y crees que puedes ahorrarte este paso con algún otro matero pequeño, o vasija mucho más linda entonces ¡adelante!

Si quieres saber cómo aprovechar tu habitación al máximo, lee este artículo.

Pon arena blanca

Hogar de estilo  por ZÖLD
ZÖLD

TERRARIO CASA

ZÖLD

Una vez definido el espacio donde colocarás tu mini jardín zen puedes empezar a rellenarlo. Empieza por colocarle una capa de arena blanca. En los jardines zen, la arena blanca representa el agua y también es vista como símbolo de pureza. De igual forma, la arena representa el entorno, todo lo que nos rodea y es el elemento que nos limpia y purifica de las malas energías, como pensamientos o actitudes negativas, dando lugar así a la serenidad. Además de darle un fondo muy hermoso, la arena blanca realza sin lugar a dudas el resto de los elementos que coloques. Es un elemento que indudablemente caracteriza a todos los jardines zen haciéndolo destacar entre los demás, razón por la que nunca deberá faltar.

Colócale piedritas bonitas

Hogar de estilo  por ZetaGlass
ZetaGlass

Terrarios geométricos

ZetaGlass

Luego de colocar la arena blanca y esparcirla bien, colócale algunas piedras pequeñas que consideres ideales tanto en su forma, como en su color y tamaño. Recuerda que al ser un mini jardín, siempre debes mantener las proporciones de cada uno de los elementos que incorpores. Las piedras en particular, también tienen su simbología y son de mucha importancia en los jardines zen, ya que representan los obstáculos a los que nos debemos enfrentar a lo largo de la vida, razón por la que su significado se extiende aún más, llegando a simbolizar también según esta práctica, la experiencia, la fertilidad y la eternidad.

Esta imagen, en la que puedes apreciar muy bien las bonitas piedras, es de Zeta Glass.

No olvides ponerle diferentes tipos de musgo

Una de las plantas ideales para este tipo de jardines, es el musgo. Su forma de crecimiento y su aspecto aterciopelado son perfectas para conservar la humedad, lo que hace que siempre mantengan su verdor. Se adapta sin ningún problema a cualquier recipiente de poca profundidad y a cualquier superficie en general. Coloca diferentes tipos de musgo luego de colocar la capa de arena y las piedritas y verás cómo tu mini jardín lucirá realmente hermoso y en buenas condiciones por más tiempo.

Deja espacio para el bonsai

Estos maravillosos arbolitos no pueden dejar de faltar en un mini jardín zen. Su valor estético y su verdor se funden para exaltar lo artístico de la naturaleza. Los bonsáis son el producto de todo un arte milenario y son considerados como símbolo de la armonía entre el hombre, el alma y la naturaleza. En ese sentido su significado trasciende a un símbolo de paz y sobre todo de equilibrio entre el hombre y su entorno, así que deja espacio para que puedas incorporar uno de estos hermosos arbolitos en tu mini jardín.

Coloca una olla de agua y una flor de loto

Jardines de estilo  por homify
homify

alte Zinkbadewanne

homify

Otro elemento que debes incorporar para ir finalizando la elaboración de tu mini jardín zen es un pequeño estanque. Puedes hacerlo sirviéndote de un pequeño recipiente, si es de vidrio mucho mejor, llénalo de agua y coloca algunas flores de loto para que floten. Un detalle tan simple, no sabes lo mucho que resaltará.

Haz un mini río

Como toque final y ayudándote con el estanque, puedes atreverte a sacar de él una pequeña fuente. Dejar fluir el agua es uno de los sonidos más relajantes que hay y los jardines zen se caracterizan precisamente por eso, por hacer que todos los elementos de la naturaleza estén dispuestos de tal manera que creen la armonía entre sí para transmitir la tranquilidad, paz y serenidad no solo a quien lo realiza sino a quien tenga el agrado de contemplarlo.

Armoniza y decora tu habitación con esta fabulosa idea inspirada en la fascinante cultura asiática. Un mini jardín zen te ayudará a canalizar tus energías, relajarte y disfrutar del descanso en plena armonía. No dudes más y empieza a construir el tuyo desde ahora.

¿Te parece fácil hacerlo? ¡Cuéntanos cómo te fue en la elaboración! 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratuita

¡Encuentra inspiración para tu hogar!